Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 27 de Enero de 2020

Otras localidades

Ola de calor: ¿hasta cuándo?

La ola de calor se instala hasta los primeros días de julio. Esta noche ha sido tropical en muchos sitios de interior

Aemet avisa: vendrán "días duros" de calor con termómetros por encima de los 40 grados en el Valle del Ebro

El riesgo importante puede pasar a extremo el viernes en Navarra, La Rioja y Aragón

Temperatura del suelo medida desde el satélite Sentinel 3el martes a las 10:38 UTC. /

Después de varios días hablando de la ola de calor, ha llegado el día. Este miércoles se instalan las altísimas temperaturas en buena parte del interior de la Península y se quedan hasta los primeros días de julio. Y ya tenemos los primeros datos que señalan que los avisos de los meteorólogos van en serio; lo de estos días no es solo calor de verano, son temperaturas anómalas para estas fechas, recién iniciado el estío.

Las temperaturas máximas serán noticia en las próximas horas, con récords para un mes de junio que los meteorólogos dan por seguros en zonas como La Rioja, por ejemplo. Pero otro medidor de esta ola de calor está en las temperaturas mínimas. La noche ha sido tropical en muchas capitales de provincia españolas, lo que ha complicado el descanso a muchos. A medianoche, en Toledo tenían 29 grados, temperatura que superaba Tomelloso (Ciudad Real), donde sufrían los 29,3 grados. Los 29,6 grados se alcanzaban a medianoche en Alcalá de Henares (Madrid); y con casi 28 grados han tenido que dormir en Logroño (La Rioja).

Las primeras horas del día no han sido mejores. Las temperaturas máximas las han sufrido en las Islas Balerares, con 32 grados antes de las 9 horas en Andratx. 31 grados sufrían a esa hora en Arenys de Mar (Barcelona) y 30 grados había en las capitales catalana y mallorquina, y en localidades leridanas como Artesa de Segre y Os de Balaguer. Cerca de 30 grados había a las 9 de la mañana en Huesca, temperaturas que también se rozaban en localidades navarras como Olite y las Bardenas Reales.

El portavoz de la Aemet, Fernando García, señala que vendrán "días duros" de calor; la previsión se mantiene al menos hasta el lunes y se superarán los 40 grados "de forma más generalizada y persistente" en el valle del Ebro y toda la zona que lo rodea, es decir en Navarra, Aragón, La Rioja, este de Burgos, Lérida y Tarragona. De hecho, aunque aún es "pronto", desde Aemet ven bastante probabilidad de que los avisos naranjas, de riesgo importante, para Navarra, Logroño, Zaragoza y otras provincias del noreste peninsular se conviertan en avisos rojos, lo que significa riesgo extremo, ya que se superarán el viernes los 42ºC en la zona.

¿Por qué hace más calor en Zaragoza que en Sevilla?

Fernando García explica que el motivo por el que hará más calor en el Valle del Ebro que en el sur, que tradicionalmente es más cálido en verano, es que el eje de la dorsal anticiclónica está situado sobre Francia, más cerca del Ebro que de Andalucía. Además, el aire procedente de África se va recalentando en su recorrido por la Península, y tras subir el sistema Ibérico baja a continuación con más carga de calor. Es decir, que está más cálido en Aragón que en Andalucía, donde aún no ha acumulado tanto calor.

Miércoles: 23 provincias en alerta

Aemet ha avisado este miércoles a 23 provincias por altas temperaturas. El riesgo es importante (alerta naranja) por temperaturas máximas al País vasco, Navarra y Zaragoza (Aragón). La alerta amarilla está activa además en el resto de Aragón, buena parte de Cataluña, las Islas Baleares, La Rioja, Burgos, Soria, Guadalajara, Madrid, Toledo, Cuenca, Ciudad Real, Albacete, Jaén y Granada.

Para el jueves la situación se complica aún más, y los avisos se extienden del noreste al sur, aunque se libra la costa mediterránea. En total, 32 provincias están en alerta por temperaturas extremas. El viernes la alerta se extiende a 33 provincias. Esta ola de calor durará hasta los primeros días del mes de julio, por lo que este fin de semana seguirán las temperaturas muy altas y se prolongarán durante la semana que viene.

La culpable de esta anómala situación es una masa de aire tropical continental que llega desde África y además de mucho calor trae polvo en suspensión. Las zonas más afectadas por esta ola de calor, la primera del verano, serán el valle del Ebro y las cuencas altas del Tajo, Guadiana y Guadalquivir.

Olas de calor y calentamiento global

Gerardo Benito, investigador del CSIC, ha explicado en la Cadena SER que "un episodio aislado" como es esta ola de calor "no se puede atribuir directamente al cambio climático". Sí advierte este experto de que "la tendencia al calentamiento del planeta aumenta la posibilidad de que existan este tipo de olas de calor" que, asegura, en las últimas décadas se han complicado. 

Desde el CSIC se avisa de que si a estos calores extremos le sumamos la contaminación en las ciudades nos encontramos con una menor ventilación del aire en las áreas urbanas. Además, a la contaminación se suma que la invasión del aire cálido que llega de África trae polvo en suspensión del Sáhara, lo que puede generar problemas para las personas alérgicas o con enfermedades respiratorias. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?