Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 21 de Julio de 2019

Otras localidades

Muere a los 73 años el ex fiscal jefe de la Audiencia Nacional Eduardo Fungairiño, clave en la lucha contra ETA

Entre los sumarios en los que intervino destacan los del atentado de Hipercor en Barcelona; el asesinato del comandante Ynestrillas; el atentado frustrado contra el presidente del Tribunal Supremo Antonio Hernández Gil; el ocurrido en la calle Príncipe de Vergara, o el de la plaza de República Dominicana.

Eduardo Fungairiño en una foto de archivo /

Eduardo Fungairiño Bringas (Santander, 1946), fue fiscal jefe de la Audiencia Nacional durante 26 años, el tiempo más activo de ETA. Entonces comenzó a fraguarse su carácter irreductible y combativo. Ajeno al mundo de los ordenadores, su incalculable memoria se hacía indispensable para conocer cada uno de los crímenes que había cometido la organización y, lo que es más insólito, recordar el detalle de quién lo había hecho.

Su papel contra ETA fue fundamental, tanto que la organización intentó asesinarle en varias ocasiones, aunque algunos críticos subrayaron su afán por condicionar la política antiterrorista de los sucesivos ejecutivos.

Fungairiño defendió la fiscalía de la Audiencia Nacional con mano de hierro y consiguió crear una fidelidad a su alrededor que le acompañó en las decisiones más controvertidas de este general de fiscales, como cuando dijo que no había delito en el caso del accidente del avión militar español, Yakolev 42. También fue criticado al sostener que los crímenes cometidos por las dictaduras argentina y chilena en los años 70, no constituían terrorismo.

En el terreno del terrorismo, Fungairiño, asistía a los juicios más complicados y tensos de los cabecillas de ETA como los casos de Henri Parot, José Javier Arizcuren Ruíz, conocido como Kantauri, Francisco Múgica Garmendia, alias Pakito; Santiago Arróspide, Santi Potros, Ignacio Etxebarria, Mortadelo, o contra Idoia Lopez Riaño, más conocida como la Tigresa, logrando de los tribunales condenas millonarias en número de años.

En 1997 fue nombrado fiscal jefe de la Audiencia Nacional mediante una polémica decisión del entonces fiscal general Jesús Cardenal, que por primera vez en la historia propuso al Gobierno el nombramiento de un fiscal de sala contra el criterio unánime, expresado en tres ocasiones sucesivas, del Consejo Fiscal. De hecho, la negativa o la incapacidad para llevar a cabo esa misma propuesta, tras destituir al anterior fiscal jefe, José Aranda, le había costado el cargo al anterior fiscal general, Juan Ortiz Úrculo. Una de las razones de aquella oposición del Consejo Fiscal al nombramiento de Fungairiño fue que éste acababa de ser expedientado, y sería, en efecto sancionado, junto a otros fiscales de la Audiencia Nacional, por faltar al deber de imparcialidad al ocultar al juez el resultado de una investigación que exculpaba a un sospechoso de haber participado en el atentado sufrido años atrás por el entonces jefe de la oposición José María Aznar.

Tras una serie de desavenencias relativas al incumplimiento de diversas instrucciones del fiscal general, el 2 de febrero de 2006 cesa como fiscal de la Audiencia Nacional, dejando entrever diferencias insalvables con el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, quien decidió destituir a Fungairiño por razones profesionales, principalmente por la posición de Fungairiño respecto a la negociación con la organización terrorista ETA en 2006. Fungairiño había aceptado dimitir por razones personales. Desde entonces pasó a la fiscalía del Tribunal Supremo, donde ejerció su labor hasta su jubilación en Mayo de 2018.

Fungairiño sufrió un accidente de tráfico cuando tenia 19 años que le obligó a vivir en silla de ruedas. Su tenacidad e independencia, a pesar de los inconvenientes de su invalidez, le permitireron convertirse en uno de los referentes de la acción conjunta contra el terrorismo.

El fiscal Eduardo Fungairiño ha fallecido después de una larga enfermedad pulmonar que se ha visto agravada en los últimos meses. Sin embargo, desde que se jubilio hace un año, el fiscal había vuelto a demostrar su rechazo a la vida contemplativa y se había dedicado a ayudar a una ONG en matería de inmigración.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?