Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 17 de Julio de 2019

Otras localidades

Una supercélula tormentosa, 34.000 rayos y de 32 a 19 grados en una hora: una tarde de locura meteorológica

El lunes por la tarde Navarra sufrió una de las tormentas más graves que se recuerdan en los últimos años; fue la zona más afectada por las adversas condiciones meteorológicas, pero no fue única en España que vivió una tarde de lunes intensa

Mar Gómez, meteoróloga y doctora en Físicas de eltiempo.es explica qué pasó en los cielos del norte peninsular

Dos coches en el cauce del río Cidacos en tafalla (Navarra). / ()

La tarde del lunes 8 de julio de 2019 no va a ser fácil de olvidar en la localidad navarra de Tafalla. ¿Qué pasó en la zona para causar las graves inundaciones que anegaron las calles de la ciudad y causaron la muerte de una persona al ser arrastrado el vehículo en el que circulaba por la corriente? Mar Gómez, meteoróloga y doctora en Físicas de eltiempo.es, explica a la Cadena SER que sobre la zona se formó "una supercélula tormentosa que provocó la descarga de precipitaciones intensas en tan solo minutos". La cantidad de lluvia descargada fue tan grande que el cauce del río, en este caso el Cidacos, se ve sobrepasado y se desborda, cuenta Mar Gómez.

Navarra sufre unas inundaciones históricas. / ATLAS

El lunes por la tarde las tormentas más intensas se produjeron en la región de Navarra, La Rioja y este de Castilla y León, en la provincia de Soria, y también en el Sistema Ibérico. Las tormentas fueron a menos a lo largo de la mañana del martes y quedaron restringidas a zonas de Cataluña, Pirineos y norte de Aragón, siendo fuertes y con línea de tormentas y granizo en la provincia de Barcelona.

Casi 34.000 rayos y bajones térmicos

Estas tormentas estuvieron acompañadas en muchas zonas con rayos, casi 34.000 cayeron en España, según la meteoróloga, que cuenta por qué al paso de estas tormentas se dieron notables bajones de temperaturas tan extremos como el que vivió Zamora, donde el lunes por la tarde "pasaron de 32 grados a 19 grados en cuestión de una hora"

Piedra caída el lunes en Enciso (La Rioja). / CADENA SER

Mar Gómez relata a la SER que "las tormentas se forman como resultado de la convección, es decir, el sol calienta la tierra, el aire cálido que hay junto al suelo se calienta y asciende. Si en capas más altas hay aire más frío este se condensa y da lugar a nubes de desarrollo vertical llamadas cumulonimbos, donde se forma el granizo y las descargas eléctricas".

En estas tormentas, explica Mar, suelen producirse "rachas de viento intensas que pueden dar lugar a descensos de temperatura, pero además, el aire cálido de la superficie y más frío de capas superiores se mezcla, descendiendo este último a la superficie y enfriando el ambiente".

A esto hay que sumar que la precipitación también refresca el ambiente: "Cuando se evapora en un área local el calor se mueve desde la superficie hacia las nubes y hacia arriba. El agua que cae está fría, por lo que al entrar en contacto con lo que hay en tierra, los enfría, por simple equilibrio térmico y además el agua puede tomar calor suficiente con para volver a evaporarse, volviendo a tomar calor. El efecto combinado de ambos efectos es una bajada de la temperatura del entorno".

Algunos ejemplos de la bajada térmica que se registró el lunes por la tarde: 

  • Madrid Aeropuerto: A las 21 horas aún hacía bastante calor, unos 29 grados, a las 22 horas unos 27 grados y tras la tormenta, a las 23 horas, los termómetros ya habían bajado hasta los 22 grados.
  • Olite, Navarra, una de las zonas más afectadas por las tormentas: a las 17 horas había 24 grados y a las 18 horas ya había descendido la temperatura hasta los 17 grados.
  • Zamora: el lunes por la tarde pasaron de 32 a 19 grados en cuestión de una hora. 
  • Zaragoza: a las 20 horas había 26 grados y dos horas después, a las 22 horas, había 18 grados.
Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?