Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 16 de Julio de 2019

Otras localidades

Diez años de cárcel por violar a una mujer engañada con una falsa oferta de trabajo

La víctima acudió a la cita pensando que iba a cuidar durante unas horas de los hijos del condenado

El acusado perpetró la violación en un descampado de Madrid

Foto de archivo de la Audiencia Provincial de Madrid /

 

Un hombre ha sido condenado a diez años de cárcel por violar a una mujer con la que había contactado con una falsa oferta de trabajo para cuidar niños. El acusado, al que se atribuye un delito de violación, llevó a su víctima a un descampado de Madrid y amenazó con hacer daño a su hijo pequeño para que se sometiera.

Los hechos, según la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid a la que ha tenido acceso la Cadena SER, ocurrieron en agosto de 2017: el acusado contactó con la víctima a través de un anuncio en internet en el que se ofrecía para trabajar de niñera o camarera, asegurando él que buscaba una niñera para cuidar de sus hijos durante una noche. Una vez subidos en el coche llevó a la víctima a un descampado y perpetró la agresión sexual, amenazando a la mujer con hacer daño a su hijo pequeño si no se sometía.

Según relató la víctima, el acusado le dijo que "si la familia de su mujer se enteraba de esto, le iban a matar" y que "le ofreció dinero por su silencio". Ella contó lo sucedido a un agente de la Policía Nacional nada más ser llevada de vuelta a su casa.

Ahora ha sido la Audiencia Provincial de Madrid, con la magistrada Isabel María Huesa como ponente, la que ha decidido imponerle una condena de diez años de cárcel por un delito de violación con agravantes, otros diez más de libertad vigilada, una orden de alejamiento además de una indemnización de 20.000 euros para la víctima. La sentencia, según fuentes del caso, todavía no es firme.

No tenía hijos

La resolución avala por completo la versión de la víctima apoyándose en la declaración de los agentes de Policía y Guardia Civil, forenses y testigos que han intervenido en el caso, además de en las pruebas de ADN que apuntan directamente al acusado. La versión exculpatoria del condenado, que ni siquiera tenía hijos a los que cuidar, es "carente de verosimilitud" frente a la declaración "persistente y suficientemente amplia y detallada en los aspectos nucleares" de la víctima.

Las dos magistradas y el magistrado de la sección primera tampoco otorgar relevancia a los testigos aportados por la defensa: familiares y amigos del acusado. Su madre, según la sentencia, compareció en el juicio para afirmar que el condenado "es como un niño grande, no tiene maldad", a lo que contesta la sentencia: "Es irrelevante si el acusado tiene un carácter más o menos tranquilo o si se muestra o no dócil o cariñoso, lo que no obsta a que pueda cometer, como lo ha hecho, un delito de violación".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?