Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 17 de Agosto de 2019

Otras localidades

Ausbanc denuncia que el BBVA utilizó a una caja quebrada para desacreditarle

Según un escrito presentado en la Audiencia Nacional financió a un empresario con un préstamo a 40 años de casi 700.000 euros a cambio de denunciar a Ausbanc ante la UDEF

La sede del BBVA en Madrid. / ()

El expresidente del BBVA, Francisco González no trabajó solo con el comisario jubilado José Manuel Villarejo para destruir a sus contrincantes. Así al menos lo asegura la Asociación de Usuarios de Banca, Ausbanc, en un escrito presentado en  el pasado 29 de julio en la Audiencia Nacional que investiga el espionaje que llevó a cabo el comisario jubilado José Manuel Villarejo para el BBVA cuando Francisco González presidia la entidad bancaria. Según esta denuncia González utilizó a su vez a un empresario y a una caja de ahorros quebrada para desacreditar a la asociación de la banca acusada a su vez de “extorsionar” presuntamente a la entidad bancaria.

El empresario señalado es Francisco Javier López Pérez que fue condenado por la Audiencia Provincial de Barcelona a indemnizar con 152.000 euros al presidente de la asociación, Luis Pineda, por difamación y daño al honor. La entidad prestamista es UNNIM BANC, una sociedad anónima que en marzo del 2012 fue integrada como entidad en el BBVA al igual que Catalunya Caixa.

López Pérez denunció a Ausbanc ante la UDEF, la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía Nacional el 7 de agosto del año 2015. Es el principal denunciante ante la Policía de los presuntos chantajes de la asociación de banca al BBVA y ejercía como acusación particular de Credit Services. A pesar de que fue condenado por difamación, los agentes de la policía judicial le tomaron declaración y se inició la investigación contra Ausbanc que terminó con Luis Pineda en la cárcel durante casi tres años.

En su declaración ante la UDEF este empresario asegura a la policía que el presidente de Ausbanc le intentó “chantajear” para colaborar con la asociación por un importe de 300.000 euros y que “el haber puesto en conocimiento la actuación de Ausbanc le estaba costando una multa de 600 euros diarios”.

Ausbanc sin embargo asegura que ellos fueron los extorsionados y que el crédito que recibió este empresario por parte del BBVA dos años antes de esta declaración, era un pago a esta campaña de difamación. El crédito que recibió este empresario ascendía a 673.000 euros en un plazo de 40 años y la hipoteca solo garantizaba en caso de impago una anualidad de intereses. Además, añade la denuncia, “su edad desaconsejaba un crédito a ese plazo, no tenía rentas conocidas y tenía un innumerable listado de demandas interpuestas contra él en el ámbito civil”

Según la denuncia de Ausbanc el BBVA utilizó a UNNIM para no ser descubierto como pagadora de un préstamo “imposible” y no dejar rastro. Es decir lo que denuncia la asociación bancaria es que el expresidente del BBVA, Francisco González, utilizó a entidades participadas para sus actividade

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?