Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 21 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Cs niega que la petición de imputar a Aguirre por corrupción afecte al pacto de gobierno en Madrid

La vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo ha dicho que Ciudadanos se ha quedado "absolutamente desnudo" al "sostener la corrupción del PP"

La expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, junto a Isabel Díaz Ayuso, candidata a presidir el gobierno de la comunidad. /

A pocos días para la votación de investidura en la Comunidad de Madrid, el pacto a tres de Ciudadanos, Vox y PP se enfrenta a su primera crisis después de que la Fiscalía Anticorrupción haya pedido investigar a los exdirigentes populares Esperanza Aguirre, Cristina Cifuentes e Ignacio González por su posible implicación en la trama Púnica. De esta manera, Isabel Díaz Ayuso, la heredera natural del PP madrileño, podría ver truncada su candidatura si Ciudadanos decide dar un paso atrás.

El viernes, ninguno de los tres representantes de las derechas en la Comunidad se pronunció sobre la investigación por la financiación ilegal del PP en Madrid a Aguirre, Cifuentes y González. Solo Edmundo Bal, portavoz adjunto de C’s en el Congreso, ha dicho que si el PP no se regenera “habrá un problema” pues la lucha contra la corrupción “siempre ha sido” un eje fundamental del partido. De momento, el pacto sigue intacto.

Críticas ante el silencio

Desde el gobierno, la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, ha señalado que Ciudadanos ha quedado “absolutamente desnudo” al “sostener la corrupción del PP”. Los de Pablo Casado llevan en el gobierno regional de Madrid 24 años, tiempo en el que se han gestado casos como Lezo, Gurtel y Púnica que han llevado ante la justicia a cuatro de seis presidentes regionales.

Por su parte, otros partidos de izquierda han defendido la necesidad de que Madrid cambie de modelo de gobierno. Iñigo Errejón, diputado de Más Madrid, pidió través de Twitter “hacer limpieza” en la Comunidad y “no darle una prorroga a la corrupción”. Mientras las tres derechas hacen lo posible para acelerar los trámites parlamentarios y salvar la investidura de Díaz Ayuso.

Sobre esto, Eduardo Rubiño, también de Más Madrid, ha dicho que “Aguado es el único ser humano que cree que es posible que después de 13 años, Díaz Ayuso no supiera nada del lodazal de corrupción en el que se hallaba envuelta” para señalar además que la “limpieza” es incompatible con mantener al PP en el poder.

Un gobierno sustentado por la ultraderecha y la corrupción

El secretario general del PSOE madrileño, José Manuel Franco, afirmó en la cadena SER que “Ciudadanos debería repensar si a los madrileños les conviene este gobierno amparado y sustentado por la ultraderecha y por los herederos de la corrupción en la Comunidad de Madrid”. Además, voces de Unidas Podemos Madrid en Pie, apuntan a que Ayuso quiere quitarse de encima la investidura para tapar la aparente corrupción sistémica de su partido. Los presupuestos de 2020 tendrán que ser aprobados con el beneplácito de la ultraderecha y la batalla judicial del PP.

Ciudadanos abrió la puerta a pactar con Vox mediante un acuerdo verbal en el que aceptaba varios puntos de la formación de extrema derecha. Aguado entendió que las propuestas, por su generalidad, eran asumibles por los naranjas. Está por ver si la fragilidad de este consenso a tres bandas estalla por incumplir el punto fundamental de la regeneración que Ciudadanos ha reiterado desde su creación.

Las ranas de aguirre

"A mi por corrupción es por lo que no me van a imputar, esté usted muy tranquila (...) he nombrado a más de quinientos altos cargos, dos me han salido rana". Son las palabras de Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid entre los años 2003 y 2012, cuando fue preguntada por la imputación de Francisco Granados e Ignacio González en la trama Púnica. Investigación que estudia la presunta financiación ilegal del PP madrileño. Ahora, la Fiscalía Anticorrupción tiene claro que es "necesario e imprescindible" escuchar a la expresidenta madrileña pues ella asistió a numerosas reuniones con empresarios donantes del partido y empresas que organizaban los actos de campaña del PP.

En las 29 páginas que Ciudadanos dedica a la "regeneración democrática e institucional", dentro de su programa de gobierno, hay un punto fundamental que propone la prohibición de donaciones a partidos políticos que provengan de fundaciones u otras entidades ligadas a los partidos. El PP lleva 24 años gobernando en la Comunidad de Madrid con numerosos altos cargos imputados por corrupción, ahora los de Aguado y Rivera tendrán que lidiar con un socio cuyos exrepresentantes están investigados por presuntamente participar en la financiación ilegal de su partido.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?