Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 26 de Agosto de 2019

Otras localidades

Bolsonaro sugiere "hacer caca día sí, día no" para salvar el planeta

El presidente de Brasil respondió de esta manera a las preguntas de una periodista sobre el cambio climático

"Hacer caca un día sí, un día no". Esta es la receta del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro para combatir el cambio climático y preservar el medioambiente. El mandatario ultraderechista ha respondido así a una periodista que le preguntaba cómo conciliar "el crecimiento económico y la preservación del medioambiente", teniendo en cuenta el desafío de alimentar a toda la población mundial. 

"Basta con comer un poco menos. Me estas hablando de contaminación ambiental. Basta con hacer caca un día de cada dos, eso sería mejor para todo el mundo", ironizó, a la salida del palacio presidencial. De esta manera, el líder sudamericano reafirma su planteamiento 'negacionista' del cambio climático y la reducción de los esfuerzos de Brasil para combatirlo. 

Por otra parte, en relación a la superpoblación mundial, ha dicho: "Hay que tener un método anticonceptivo. Planificación familiar. Las personas que tienen más cultura tienen menos hijos. Yo soy la excepción que confirma la regla ya que tengo cinco. Pero, por regla general, no es así ya que hay 70 millones de personas que nacen en el mundo al año", según ha recogido el diario 'O Globo'.

En este sentido, el presidente de Brasil ha destacado el hecho de que en el mundo de hoy vivan aproximadamente 7.600 millones de habitantes. Además se ha referido a las cifras que, según ha detallado, ha recibido del Ministerio de Defensa en las que se muestra el equivalente a los nacidos hace 18 años, para decir que Brasil gana algo más de dos millones de habitantes por año.

"La gente tiene que comer. ¿Cómo hay que estimular el agronegocio? Es la parte de la economía que mejor funciona en Brasil. Competimos con Australia o Estados Unidos, por lo que hay que colaborar en este sector", ha insistido.

Un ejecutivo extremista

Las declaraciones de Bolsonaro se unen a las exabruptas palabras que pronunció la ministra de Familia hace varias semanas en las que afirmó que "las violaciones ocurren porque las niñas no llevan bragas" y la solución era enviarles ropa interior. 

Junto con las loas a la dictadura, el ejecutivo de Jair Bolsonaro se reafirma como un gobierno virado a la extrema derecha. Hace dos días tachó de "héroe nacional" a un coronel que encabezó una unidad responsable de torturas durante la dictadura militar en el país sudamericano (1964-1985).


Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?