Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 23 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Prisión provisional para la pareja de la cirujana asesinada en Madrid tras confesar el crimen

La Policía le detuvo este martes en el barrio de Carabanchel tras varios días ilocalizable

Fachada de la vivienda del barrio de Tetuán donde fue hallado el cadaver de la mujer asesinada. /

El Juzgado de Violencia nº 7 de Madrid ha decretado este miércoles la prisión provisional comunicada y sin fianza para el hombre, de 43 años, que asesinó a su pareja, una cirujana de Madrid, según él mismo ha confesado ante el juez.

La Policía Nacional le detuvo este martes Carabanchel por el asesinato cometido el pasado viernes 19 de agosto en su casa en el barrio de Tetuán. Estaba desparecido desde el día del crimen. Fue identificado en el número 40 de la calle Marcelino Camacho, en el distrito de Carabanchel, en plena vía pública.

En el momento de su detención, el hombre confesó el crimen a los agentes aunque no lo ratificó en sede policial. Durante el arresto, presentó una actitud "muy tranquila", portaba una bolsa de plástico con varios enseres, entre ellos su móvil y el de la víctima, ambos dispositivos apagados. Los agentes creen que había estado deambulando por Madrid desde el día del crimen. 

Las fuerzas de seguridad le buscaban después de que un amigo suyo alertase a la Policía, asustado tras recibir en el móvil fotografías de la víctima y después de que le pidiera ayuda para deshacerse del cuerpo. Ese mismo día, avisó a los agentes y les facilitó la dirección de la vivienda de la víctima, que tenía un hijo menor de edad.

María Pilar C.P., de 49 años,apareció en su vivienda atada a una silla, con golpes y heridas de arma blanca. La víctima figuraba desde noviembre pasado en la base de datos de VioGen, el sistema de seguimiento integral de los casos de violencia machista en el que se evalúa el riesgo de las mujeres. De hecho, esta cirujana ya había sido afredida en 2018. Entonces una patrulla de la policía intervino en un agresión de un hombre a una mujer en la calle, pero la víctima no quiso declarar y denunciar la agresión.

Además el asesino confeso había sido denunciado el mismo día del crimen por su exmujer en un una comisaría de Alicante por enviar amenazas a través de WhatsApp. María Pilar, natural de la localidad palentina de Paredes de Nava, trabajaba en el Departamento de Cirugía general y del aparato digestivo del Hospital de la Princesa de Madrid y era colaboradora clínica forense en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?