Sociedad
Robos

Si ves esta marca en tu puerta, llama a la policía: así es la técnica del "hilo invisible"

La Policía Nacional alerta, a través de las redes sociales, sobre una técnica diseñada exclusivamente para robar viviendas

Si has encontrado estas marcas en la puerta, llama a la policía. / Getty Images

Madrid

Mientras que la mayoría de familias aprovechan el mes de agosto para abandonar sus hogares en busca de un más que merecido descanso, los cacos aprovechan el periodo estival para adentrarse en sus casas y hacerse con el mayor botín posible. Por esa misma razón, cualquier recomendación se considera poca para mantener tu vivienda a salvo de cualquier robo en el que es considerado como el mes favorito para los ladrones.

Más información

Desde la Guardia Civil recomiendan, a través de su página web, instalar una puerta blindada (o al menos una con dos puntos de cierre) para garantizar la seguridad del hogar. También que prestemos atención a la misma una vez instalada, ya que puede contar con diversas marcas que nos desvelarán si un ladrón está intentando acceder a la vivienda.

La técnica del "hilo invisible"

La Policía Nacional ha informado, a través su cuenta de Twitter, de la detención de un ladrón de viviendas en Huesca que actuaba mediante la técnica del "hilo invisible". Una técnica, similar a otras como la de insertar trocitos de plástico en las rendijas de las puertas o dejar bolitas de papel en la cerradura, que tiene como objetivo analizar los movimientos del inquilino.

En esta ocasión, el ladrón pega un hilo de silicona prácticamente invisible entre la puerta y el marco de la misma. Si vuelve y el hilo está suelto o roto, el caco sabrá que la vivienda está ocupada, por lo que no entrará a robar. Sin embargo, en caso de que el hilo se mantenga intacto después de varios días, el ladrón sabrá que nadie ha pasado por casa durante los últimos días. Si te has encontrado con esta marca, ponte en contacto con la policía.

Otras técnicas para analizar los movimientos del inquilino

Pero esta no es la única técnica para analizar los movimientos del inquilino. Según explica la Guardia Civil, los ladrones también suelen colocar pequeñas bolas de papel dentro del ojo amplio de la cerradura. Si el inquilino abre la puerta con llave, las bolas caen por el ojo de la cerradura, por lo que los ladrones sabrán que alguien ha entrado en casa. En caso de que las bolas sigan en su sitio, los ladrones tendrán vía libre para acceder a la vivienda.

Por otro lado, los cacos también suelen insertar trocitos de plástico en las rendijas de las puertas. Si el inquilino entra al hogar, la pestaña caerá al suelo, por lo que el ladrón sabrá que alguien ha accedido a la vivienda. Si al cabo de varios días la pestaña sigue en su sitio, llegará a la conclusión de que no hay nadie en la vivienda.

David Justo

David Justo

(Astrabudua, 1991) Periodista especializado en tecnología y buscador de historias virales e inverosímiles...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00