Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 16 de Septiembre de 2019

Otras localidades

El PSOE vuelve a sembrar dudas sobre el futuro regulatorio de la industria del automóvil

Industria manda dos textos diferentes sobre la prohibición de vender vehículos contaminantes

El PSOE vuelve a sembrar dudas sobre el futuro regulatorio de la industria del automóvil / ()

El Ministerio de Industria ha enviado dos textos diferentes sobre la prohibición de vender vehículos contaminantes que han vuelto a dejar en el aire cuál será la posición final del Ejecutivo de Pedro Sánchez si llega a formar gobierno.

En el primer texto, se decía literalmente: "Prohibiremos a partir de 2040 la venta en España de turismos y vehículos comerciales ligeros con emisiones directas de dióxido de carbono, excluidos los matriculados como vehículos históricos, siempre que se destinen a usos no comerciales".

Sin embargo, a última hora de la tarde, remitía una segunda redacción en la que no se aclara una fecha final de prohibición, sino que se dice: "En desarrollo de la estrategia de descarbonización a 2050, adoptaremos las medidas necesarias, de acuerdo con la normativa europea, para que los turismos y vehículos comerciales ligeros nuevos, excluidos los matriculados como vehículos históricos, no destinados a usos comerciales, reduzcan paulatinamente sus emisiones, de modo que no más tarde del año 2040 sean vehículos con emisiones de 0gCO2/km. A tal efecto, se trabajará con el sector y se pondrán en marcha medidas que faciliten la penetración de estos vehículos, que incluirán medidas de apoyo a la I+D+i".

Un texto, dos interpretaciones

El nuevo texto permite interpretar que a partir de 2040 no sería posible la circulación de vehículos contaminantes, es decir, que la prohibición de venta se adelantaría hasta 5 años, teniendo en cuenta que la vida útil del 50% del parque automovilístico español supera el quinquenio. Sin embargo, fuentes del sector del automóvil quieren leer en el nuevo texto una relajación de las exigencias. Fuentes del sector aseguran que "la eliminación de la palabra 'prohibición' es positiva aunque igualmente dura" y añaden: "En lugar establecer una prohibición, establece un objetivo, en línea con lo que marca la normativa europea, así que da más seguridad jurídica para los fabricantes y, además, habla de trabajar con el sector".

Noemí Navas, la portavoz de la patronal de fabricantes de coches, ANFAC, asegura: "Creemos que es una rectificación muy oportuna de este plan porque la mención a la prohibición de venta de vehículos había generado una preocupación muy alta en el sector y la vuelta a la senda del pacto con la automoción, genera un entorno de trabajo más estable y en línea con los objetivos de la Unión Europea", afirma.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?