Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 15 de Septiembre de 2019

Otras localidades

El gazapo histórico que se ha colado en el último capítulo de 'Peaky Blinders'

Tras el vaso de 'Juego de Tronos', llega el calzoncillo de Calvin Klein

Los Peaky Blinders vuelven por todo lo alto. /

Desde que los responsables de Juego de Tronos se dejaran un vaso de café en la fiesta de Invernalia, y unas botellas de plástico en el último capítulo de la serie, cada vez son más las personas que están ojo avizor en cada serie en busca de cualquier fallo. Gracias a ello, varios usuarios han encontrado un gazapo de carácter histórico en británica Peaky Blinders.

Durante el tercer capítulo de la quinta temporada, el último estrenado hasta la fecha, los seguidores de la serie han descubierto que el protagonista de la serie, Thomas Shelby, llevaba unos calzoncillos de la marca Calvin Klein en pleno 1929. Sin embargo, esto debería ser imposible, ya que la firma estadounidense no nacería hasta 1968.

El calzoncillo adelantado a su época

Para poder dar con el gazapo hay que trasladarse hasta la escena de sexo entre Tommy y Lizzie. Tras enfadarse en el primer capítulo de la quinta temporada, los personajes interpretados por Cillian Murphy y Natasha O'Keeffe resolvieron sus disputas previas con un encuentro sexual que se ha hecho viral. Pero no por su contenido erótico, sino por el gazapo anteriormente citado.

Cuando Lizzy trata de desnudar a su marido, esta deja parcialmente descubierta su ropa interior. Es entonces cuando se atisba durante apenas un segundo la marca Calvin Klein. A pesar de que la serie suele ser muy rigurosa en lo que al vestuario se refiere, desde los abrigos hasta las gorras planas, en esta ocasión no se dieron cuenta de que se les había colado un calzoncillo moderno.

Desde 1929 hasta 1968

Tal y como han recordado varios seguidores de la serie tras identificar el gazapo, la popular compañía textil no sería fundada en Nueva York (Estados Unidos) hasta 1968.  Por lo tanto, Tommy Shelby nunca pudo llevar los calzoncillos que porta frente a la cámara durante el último capítulo de la serie. Un gazapo menor para una serie que se encuentra en su mejor momento.

Según recoge el medio especializado Deadline, Peaky Blinders firmó un 22,8% de share y alcanzó picos de hasta cuatro millones de espectadores en su estreno en BBC One. Récord absoluto para una serie que, hasta la fecha, tan solo había podido llegar hasta los 2,4 millones de televidentes en su capítulo más visto: el primero de todos ellos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?