Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 26 de Enero de 2020

Otras localidades

Se descubre un planeta gigante de formación desconocida

Un investigación realizada por científicos del CSIC y del Centro de Astrobiología ha descubierto un inusual planeta gigante gaseoso en torno a una estrella "pequeña", la enana roja GJ 3512

Su formación no puede ser explicada con las teorías actuales y se sospecha que el planeta pudo haberse formado a partir de la fragmentación de un disco inestable alrededor de la estrella cuando aún era joven.

Exoplaneta gigante detectado en orbitando alrededor de una estrella pequeña, algo nunca detectado hasta ahora. /

Un equipo de astrónomos del consorcio CARMENES, liderados por Juan Carlos Morales, investigador del Instituto de Estudios Espaciales de Cataluña, ha descubierto un planeta gigante gaseoso orbitando alrededor de una estrella enana roja situada a unos 30 años luz de la Tierra.

Y este descubrimiento es importante, porque las teorías actuales de formación planetaria no contemplan la presencia de gigantes gaseosos alrededor de estrellas pequeñas,como ésta que se llama GJ 3512.

 “La estrella mostró muy pronto un comportamiento bastante extraño y los datos indicaban la presencia de un compañero masivo, una característica anómala para una enana roja”, explica Morales.

Cambio de modelo

 Las estrellas “grandes”, como el Sol, tienen planetas gigantes gaseosos, como Júpiter, porque tienen discos protoplanetarios grandes. Por lo general, las estrellas pequeñas, como GJ 3512, tienen discos protoplanetarios pequeños “que dan como resultado planetas pequeños como Urano o la Tierra”, explica también José Antonio Caballero, investigador del Centro de Astrobiología y coautor del estudio.

¿Cómo puede una estrella pequeña llegar a tener al menos un planeta gigante? . El descubrimiento de este planeta gigante de la estrella GJ 3512 ha roto todos los esquemas existentes de formación de planetas y, a partir de ahora, los astrónomos tendrán que encontrar una nueva explicación.

Resultado inesperado 

Según el estudio que publica la revista Science, la solución podría estar en un posible escenario alternativo de formación de planetas denominado modelo de inestabilidad del disco. Según este modelo, los planetas gigantes gaseosos podrían formarse directamente a partir de la autoacumulación gravitacional de gas y polvo del disco, sin necesidad de un núcleo sólido que actúe como “semilla” del proceso.

El consorcio CARMENES continúa observando la estrella para confirmar la existencia de un segundo objeto, posiblemente un planeta similar a Neptuno, con un período orbital más largo. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?