Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 17 de Octubre de 2019

Otras localidades

PLENO EN EL PARLAMENT PLENO EN EL PARLAMENT Quim Torra comparece en el Parlament para evaluar la situación en Cataluña

España es el tercer país de la UE con más trabajadores pobres

En la Jornada Mundial de Trabajo Decente, la OIT solicita al próximo gobierno que se ocupe de la recuperación social,que consideran que ha quedado relegada por la recuperación de los indicadores macroeconómicos

El director de la Oficina en España de la OIT , Joaquín Nieto, en la presentación del informe del Trabajo Decente en el Mundo. / ()

Este lunes se conmemora la Jornada Mundial de Trabajo Decente. Una conmemoración que se basa en la idea de que no puede haber paz verdadera donde no existe justicia social. Según datos de la Organización Internacional del Trabajo, en el mundo, 2000 millones de personas están en una situación de informalidad y un 55% de los trabajadores mundiales no tienen ningún tipo de protección social.

En Europa, un 9,5% de los trabajadores son pobres: es decir, cobran menos del 60% del sueldo mediano.

En España, esa cifra se eleva hasta el 13%, es decir, casi unos 2,5 millones de trabajadores ingresa menos de 8400 euros anuales, lo que nos sitúa como el tercer país de la Unión Europea con más trabajadores pobres, solo por detrás de Grecia y Rumanía.

Además, según los datos de la última Encuesta de Población Activa, de los 19.323.451 trabajadores en activo, casi 3 millones de personas tienen empleo a tiempo parcial y 4,9 millones de empleados tienen contrato temporal. Y según un informe de CCOO, al cierre de 2018 solo se mantenían el 63% de los contratos indefinidos firmados en 2018 y el 50% de los firmados en 2017. Los expertos apuntan, precisamente, a la temporalidad y el trabajo parcial como los dos grandes lastres.

Hemos querido comprobar si el panorama laboral es tan crudo como lo pintan los estudios, y después de hablar con varios empleadores, podríamos decir que incluso más. En la hostelería estos trabajos son especialmente precarios. Estos dos ejemplos dan cuenta de ello.

Además de la hostelería, otro de los nichos de mercado donde más precariedad se encuentra, se da en el trabajo doméstico, ya sea con contratos como trabajadora -es una profesión eminentemente feminizada- externa o interna.

Más allá de los sueldos -claro indicador por sí mismo de la precariedad- las vacaciones, el número de horas trabajadas o la cobertura social son algunas de las condiciones de las que algunos empleadores se aprovechan más.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?