Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 15 de Octubre de 2019

Otras localidades

La quiebra de Thomas Cook: problemas y soluciones en cada región afectada

Las medidas anunciadas por el Gobierno para paliar la crisis turística no ha sido recibida de la misma forma por todos los afectados: cada región tiene distintas reclamaciones en función de sus características

Canarias encara con gran incertidumbre su temporada alta, a punto de comenzar

Este invierno dejarán de venir unos 700.000 turistas extranjeros a España por el cierre de Thomas Cook /

El turoperador británico Thomas Cook vendía packs vacacionales de sol y playa durante todo el año. España era uno de sus destinos predilectos y su quiebra deja un vacío importante, principalmente en Canarias y en Baleares, pero también en toda el Levante peninsular y algunos puntos de Andalucía como la Costa del Sol, Huelva y Cádiz.

Algunos vieron venir la quiebra y se anticiparon al desastre pero incluso ellos no pueden estimar qué ocurrirá si los turistas británicos, alemantes y escandinavos, deciden optar por otros destinos. El Gobierno calcula que este invierno vendrán a España unos 700.000 turistas menos (300.000 en Baleares y 400.000 en Canarias) y que esta quiebra podría afectar a un millar empresas o autónomos, de las cuales 600 son hoteles.

Miles de puestos de trabajo penden de un hilo y la ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto, anunció el pasado jueves un plan de choque de 300 millones para atender la crisis. Trece medidas que solo contemplaban apagar el fuego en Canarias y Baleares y que han creado un verdadero incendio entre el resto de regiones también afectadas, que piden un trato "igual y equitativo" al Gobierno Central. Ni siquiera Canarias está satisfecho con esa plan de apoyo porque considera que no tiene en cuenta las características espefícicas del tipo de turismo de sus islas respecto a las Baleares. La quiebra de Thomas Cook es un único problema pero afecta de diferente manera en cada territorio. Analizamos las consecuencias y posibles soluciones en las distintas regiones:

Canarias, la gran afectada

El 90% del total de turistas que llegaron a España en 2018 con las aerolíneas de Thomas Cook aterrizaron en Canarias y Baleares. La desaparición repentina de esos vuelos hace que la oferta aérea se reduzca notablemente en el archipiélago. Para incentivar la llegada de otras compañías, el Gobierno reducirá en un 38% la tarifa total de aterrizaje y despegue en los aeropuertos de Baleares y Canarias. "Vemos que se ha hecho un esfuerzo apreciable pero, desde nuestro criterio, insuficiente", señala Nicolás Villalobos, vicepresidente patronal hotelera Las Palmas y director general de BeCordial hoteles, que esperaba que esa bonificación llegase al 50%.

Para cubrir parte del vacío que deja Thomas Cook en los aeropuertos canarios, el gobierno del archipiélago ya ha confirmado 168.000 plazas adicionales en aviones de la aerolínea Jet2 y 12.600 con la compañía Wizzair, ambas para la temporada de octubre-marzo. Además, Promotur Turismo de Canarias está intensificado contactos y gestiones con todas las aerolíneas, por lo que espera ir recuperando poco a poco la conectividad perdida. "La rama escandinava de Thomas Cook todavía está viva y Canarias depende mucho del cliente escandinavo, así estamos con la incertidumbre por ver si consigue sobrevivir o cae también", reconoce Villalobos. Varias empresas nórdicas esperan también al acecho, por si pueden tomar el relevo. 

Aviones de Thomas Cook en el aeropuerto de Son Sant Joan, en Palma. / EUROPA PRESS

La reducción de tasas aeroportuarias no es la única medida con la que los hoteleros canarios se sienten decepcionados. Creen que ese plan está pensado únicamente "en clave balear" que, al acabar ahora su temporada alta, tiene otros problemas diferentes al archipiélago canario, que se prepara para la afluencia de turistas de cada invierno. "La mayoría de las medidas facilitan el acceso a financiación blanda a los hoteleros. Es muy relevante en el caso de Baleares, porque ha quebrado el turoperador y les ha dejado pendientes de pagar toda la facturación de julio y agosto. El hotelero ahora tiene un problema, sin el cobro de esas facturas cómo atiende el pago de seguros sociales, IVA, salarios, proveedores… Pero esto nos afecta muy poco a Canarias, que es un destino de invierno. Nuestro problema es que dejamos de tener negocio. Los mallorquines iban a cerrar ahora, dejan de tener actividad hasta el verano que viene pero nosotros empezamos ahora", destaca Villalobos, también director general de BeCordial Hotels. Él fue previsor y, ante la crisis financiera que arrastraba Thomas Cook desde hace años, decidió reducir la presencia de la turoperadora británica en la cadena hotelera. De contratar con ellos más de 50% de sus habitaciones pasó a representar menos del 10%, por lo que esta crisis le afectará tímidamente. Otros hoteles no correrán la misma suerte. El hotel Fuerteventura Princess ha sido el primero en anunciar su cierre temporal y, con toda probabilidad, no será el único. HOSTELTUR augura el cierre de unos 500 hoteles en toda España tras el debacle provocado por Thomas Cook.

Entre las medidas anunciadas por el Gobierno, hay otra que está pensada más para Baleares que para Canarias: las bonificaciones del 50% en las cotizaciones de la Seguridad Social en los contratos fijos discontinuos en los meses de octubre y diciembre. "Aquí, en Canarias, muy poca gente ha tirado de esta figura. Como estamos todo el año abiertos, normalmente se tiene un mínimo de plantilla indefinida y para las temporadas fuertes se tira de temporales, hay muy pocos fijos discontinuos", explica Nicolás Villalobos, que considera que situación en Canarias es "sumamente crítica" y no solo para por la venta de habitaciones: "Son los taxis que hacían el transfer, los autocares, las lavanderías de limpieza, la cervecera que producía la cerveza que se bebían estos señores, el restaurante de playa, el de montaña… se estima una pérdida del 40% de empleos directos y del 70% puestos de trabajo indirectos relacionados con turismo". Este martes, la presidenta del Consejo Mundial del Viaje y el Turismo (WTTC) anunció que una empresa norteamericana, cuyo nombre no reveló, está interesada en contratar a miles de empleados de países como Gran Bretaña y España afectados por la caída de Thomas Cook.

QUÉ PIDE CANARIAS: "Estamos demandando mucha más contundencia en el apoyo de la conectividad a Canarias. Estamos a dos horas más de vuelo que Mallorca o la Costa del Sol. Ahora que cierra el Mediterráneo es cuando nos tocaba a nosotros trabajar. Nos tienen que acercar al resto de Europa".

Baleares, miedo a la temporada de 2020

Turistas abandonando un hotel de Thomas Cook en Palma / JAIME REINA (GETTY IMAGES)

A Baleares le ha estallado la quiebra de Thomas Cook al final de su temporada alta. Los paquetes ya estaban vendidos a los clientes pero su dinero no ha llegado a los hoteles, que se han quedado sin cobrar tras la bancarrota. El Gobierno ha puesto en marcha una línea de préstamos de hasta 200 millones de euros para ofrecer apoyo financiero a las pymes, empresas y autónomos afectados pero, como todo préstamo, debe ser devuelto aunque sea en condiciones ventajosas. Aquellos hoteles que pensaban aprovechar el invierno para hacer reforma, a lo mejor ahora se lo piensan.

La presidenta de la FEHM, María Frontera, alertaba sobre los establecimientos que se han visto abocados a adelantar su cierre y no se muestra muy positiva de cara al futuro: cree que la caída del turoperador "conllevará un descenso de la actividad en los meses de invierno, que puede tener un efecto arrastre en la temporada media y alta de 2020 si no reaccionamos con celeridad".

Han recibido las medidas del gobierno con agrado pero tienen claro que "la desaparición de Thomas Cook va a suponer un antes y un después, obligando a todos, empresas y administración, a establecer nuevas estrategias y a poner en marcha mecanismos para recuperarnos de los efectos de la quiebra". Es decir, el turismo balear también se tiene que poner las pilas y "buscar nuevos nichos de mercado, adaptar la oferta turística y la comercialización, avanzar en la digitalización y en la transformación del producto y los procesos, a trabajar de manera coordinada todos los que formamos parte de la cadena de valor turístico y las distintas administraciones".

QUÉ PIDE BALEARES: que tanto las empresas dedicadas al turismo como la administración busquen nuevas estrategias y nichos de mercado.

La Costa Blanca, con miedo a que los turistas elijan otros destinos

"Atónitos y perplejos". Así se quedaron los empresarios hoteleros alicantinos el pasado jueves cuando se enteraron del plan del Gobierno para ayudar a los afectados por la crisis de Thomas Cook: "Esas medidas ignoran y discriminan el turismo de la Costa Blanca, el segundo mercado en importancia en turismo británico de invierno, después de Canarias", sentencia Nuria Montes, secretaria general de la Asociación Empresarial Hotelera de Benidorm y la Costa Blanca (HOSBEC). No entiende por qué, a pesar de que más del 50% de sus turistas de invierno son británicos y de tener el doble el volumen de operaciones turísticas que Baleares en esta época, no están igualmente incluidos en ese plan.

En esta región temen que, al haber aeropuertos españoles con mejores condiciones de competitividad frente al aeropuerto de Alicante, parte de sus clientes se vayan ahora a Canarias o Baleares. Además, creen que la crisis motivada por el brexit también puede perjudicar sus previsiones de crecimiento de cara a 2020. "No podemos consentir que el vacío de Thomas Cook en Canarias y Baleares se cubra con compañías que operan en la Costa Blanca. Imagina que un turoperador, por estas medidas de fomento, decide desviar turistas de la Costa Blanca hacia Canarias. Es desnudar un santo para vestir otro".

QUÉ PIDE LA COMUNIDAD VALENCIANA: "Que las nuevas compañías y turoperadores británicos que puedan cubrir el hueco de Thomas Cook tengan las mismas condiciones operen en el aeropuerto español que operen".

Los mostradores de facturación de Thomas Cook en el aeropuerto de Gatwitk, de Londres, vacíos / TOLGA AKMEN (GETTY IMAGES)

Andalucía, 4 millones de pérdidas

Andalucía está en una situación muy similar a la costa alicantina. La Costa del Sol es el tercer destino español elegido por los británicos para viajar en invierno, también por delante de Baleares, y tampoco hay medidas de apoyo contempladas para paliar el vacío de Thomas Cook.

Se estima que las pérdidas en todo Andalucía alcancen los 4 millones de euros. Además de la Costa del Sol, los británicos también compraban paquetes vacacionales para algunos puntos de Huelva, Cádiz y Almería, la más afectada por la quiebra porque allí también aterrizaban vuelos de la compañía de Thomas Cook. "No se puede tener en cuenta solo a Canarias y a Baleares a la hora de apoyar con medidas de bajadas de tasas aeroportuarias a los vuelos que solo vuelen allí porque eso nos hace flaco favor al resto que estamos intentando romper la estacionalidad. Si yo tengo aviones me los voy a llevar allí y dejo desfavorecidos a otros posibles destinos", critica Luis Callejón, presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (AEHCOS). Está totalmente a favor de las medidas aprobadas por el Gobierno, pero pide que se hagan extensible "para todos los destinos de sol y playa".

QUÉ PIDE ANDALUCÍA: “Con que se nos incluya en esas 13 medidas que ahora sólo van destinadas a Canarias y Baleares, podemos ir salvando la temporada y el invierno”.

Cataluña, esperanzada

Thomas Cook llevaba a Cataluña a más de 80.000 turistas cada año. Salou, Cambrils, La Pineda y Lloret de Mar son las zonas del litoral catalán que más afluencia de turismo británico reciben cada verano. Las deudas que ha dejado allí Thomas Cook ascienden rondan los 15 y los 25 millones de euros, según estimación de la Confederación Empresarial de Hostelería y Restauración (ConfeCat).

Las medidas de flexibilidad fiscal que se van a adoptar en Baleares ayudarían de forma significativa a Cataluña. El presidente de la ConfeCat, Santiago García-Nieto, espera que el Gobierno rectifique y les incluya en ese plan porque si no se actúa "con rigor y contundencia", toda la industria turística catalana se verá afectada a largo plazo.

QUÉ PIDE CATALUÑA: Como los hoteleros andaluces y alicantinos, los catalanes confían en que se corrijan próximamente esas "deficiencias de criterio" en ese plan del Gobierno y que todas las zonas afectadas por la situación queden amparadas por la totalidad de medidas propuestas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?