Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 29 de Marzo de 2020

Otras localidades

Infancia

PortAventura Dreams y la lección de vida de unos padres cuyo hijo acaba de superar un cáncer

El hospital Infantil Universitario Niño Jesús de Madrid, el Sant Joan de Déu y el Vall d'Hebron seleccionan a familias con hijos con enfermedades graves para que disfruten de una semana en el parque temático de forma gratuita

Familias seleccionadas por comités médicos de hospitales infantiles de referencia disfrutarán de forma gratuita de una semana en PortAventura Dreams. / PortAventura Dreams

Zarza de Granadilla es un pueblo cacereño de 1.823 habitantes, entre ellos Mario, un niño de 11 años que ha pasado los últimos diez meses en el área de Oncología del Hospital Niño Jesús de Madrid. Ha superado un sarcoma de Ewing, un tipo de cáncer óseo. Tiene una hermana de cinco años. Unos padres, Marta y Vicente, que han estado a caballo entre su casa y la capital. Y más cosas: “Mucha vitalidad. Él dice que ha perdido un año y ahora está tope. Quiere hacerlo todo. Intenta recuperar el tiempo perdido”, explica la madre con emoción.

Tras el tratamiento quedan los controles cada dos meses

“Los niños lo pasan muy mal durante la enfermedad y esto es una dosis de vitamina muy importante”, dice el padre. “Tenemos mucha ilusión de estar los cuatro juntos”, explica la Marta, convencida de que el humor es una de las herramientas importantes para afrontar el proceso de la enfermedad. El año pasado no se veía como un niño normal. “Mario es un campeón, ha tenido sus días malos, pero su actitud ha sido positiva”, cuentan.

Hace 7 años la familia ya visitó PortAventura. Mario apenas lo recuerda. El destino les ha traído de vuelta.

FOTOGALERÍA | Así es el complejo que ya disfrutan las familias

Los espacios están adaptados y sin barreras arquitectónicas. Pueden comer en el restaurante del complejo o en casa

“La vida hay que vivirla día a día. Lo que tenemos hoy es lo que tenemos. Mañana, lo que venga. Aprendes a disfrutar de las pequeñas cosas. Nos preocupamos por tonterías y simplezas. Lo importante es estar sano”, dicen los padres casi al unísono.

"La enfermedad del niño es una patología familiar"

Los padres de Mario supieron en agosto que pasarían una semana en PortAventura Dreams. Es una de las seis familias que han inaugurado este complejo. Los comités médicos de los hospitales Niño Jesús, Sant Joan de Déu y Vall d'Hebron seleccionan a las familias con criterios médicos y psicosociales. “La enfermedad de un niño supone una patología familiar”, insiste hasta la extenuación el gerente del Niño Jesús, César Gómez. Cada semana las dolencias son de la misma rama: oncología, psiquiatría y otras. Siempre enfermedades graves que aparecen en el listado del Ministerio de Sanidad. De esta forma, las familias pueden compartir experiencias comunes. Una suerte de terapia vital necesaria.

“Lo que más les cuesta entender a las familias es que sea gratis. Lo decimos pero no se lo acaban de creer”, explica el gerente del Niño Jesús. Cada hospital tiene su propio comité médico integrado por los profesionales del área y elige a un tercio del total de familias. 200 visitarán el complejo, según las previsiones.

"Esto es algo que el dinero no puede comprar"

“La experiencia tiene que ser inolvidable. Es algo que el dinero no puede comprar, no está a la venta. No puedes comprar una estancia en el PortAventura Dreams. Lamentablemente si vienes es porque te ha tocado algo muy grave. Es una forma de compensar y de devolver a la sociedad todo lo que nosotros somos: la alegría e ilusión con la que vienen los niños aquí”, explica Choni Fernández, directora de Responsabilidad Corporativa de Portaventura World.

La implicación de la Fundación Portaventura en planes sociales por la infancia no son nuevos y esta iniciativa supone el culmen de todo ese trabajo. “El ocio y distraerte puede ser un catalizador para animarte y continuar con el tratamiento”, explica la directora.

“¿Cómo utilizas Portaventura como un elemento catalizador? A veces conductual y otras motivacional. Los médicos nos comentaban: ‘¿sabes lo que cuesta incentivar a un niño para que siga con el tratamiento de quimio que no quiere levantarse de la cama?’”, sostiene Choni Fernández.

Llegar hasta aquí se ha conseguido tras un proceso con un objetivo claro: hacer la vida más fácil a los niños. Y del camino han sacado provechosas conclusiones. “Es como una evolución. Empezamos trayendo a las familias un fin de semana a los hoteles, pero no acababa de encajar porque la familia se encontraba desubicada, porque tiene unas necesidades diferentes a otros clientes. Si el parque es cansado para nosotros, ¡imagínate para esas familias! Algunos tienen que limpiar ropa más a menudo de lo que parece, necesidades de alimentación. Vimos que la idea no acaba de encajar”, afirma.

Un estudio para comprobar la incidencia del ocio

A partir de enero y durante seis meses, el hospital Vall d’Hebron llevará a cabo un estudio para conocer de qué forma incide el tiempo de ocio y de diversión en el paciente y su familia. “El doctor Quiroga, jefe de psiquiatría del Vall d'Hebron, llevaba tiempo pensando que el ocio era una herramienta para cambiar actitudes. Y lo que nos han dicho siempre. En la vida no solo es lo que te pasa sino cómo te tomas lo que te pasa. Va a liderar un estudio para comprobar cómo incide el ocio y la diversión en el paciente y su entorno. Lo que nosotros intentamos con esto es cambiar actitudes, levantar positivismo a través de la unidad familiar”, cuenta Choni Fernandez que afirma que los hermanos sanos son los grandes olvidados de esta ecuación.

“Esto no es una sorpresa, te ha tocado un viaje, que también está muy bien, pero no es eso. El proyecto trabaja con la resilencia antes de venir”, concluye.

PortAventura Dreams, en cifras

Las familias tienen entrada gratis a los tres parques, pase premium para no hacer colas, los mejores asientos en los espectáculos, van con una chapa identificativa y los empleados ya saben todo. También para emergencias.

El complejo ocupa 8.850 m2, cuenta con seis viviendas de 135 m2, espacio de juegos, campo de fútbol y jardines que rodean todo el entorno, así como un restaurante donde se ofrece servicio de comidas a las familias alojadas y una sala polivalente donde los voluntarios de Fundació PortAventura organizarán el calendario de actividades y talleres.

Las familias disfrutarán de una estancia de seis días totalmente gratuita. Además de los hospitales, Cruz Roja también forma parte del proyecto así como El Corte Inglés, Fundación Barça, Fundación Cruyff, Fundación ‘la Caixa’, Fundación LaLiga; Fundación Probitas, LG, Mango y Mediapro. El objetivo es que, en un futuro, se amplíe la red de colaboradores.

En este proyecto hecho ya realidad los detalles son importantes. “Intentamos que sea algo personalizado. Si al niño le gusta el fútbol, le podemos conseguir un balón firmado por un futbolista. Si le gusta el tenis, tenemos cedidas unas raquetas de Rafa Nadal”, explica con ilusión la directora de Responsabilidad Corporativa de Portaventura World.

Así es el espacio de PortAventura Dreams. / PortAventura Dreams

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?