Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 31 de Mayo de 2020

Otras localidades

Inmigrantes africanos

El naufragio con más cadáveres recuperados en las rutas hacia España

Localizados 64 cadáveres de un cayuco en el que viajaban al menos 150 personas

Todos, entre ellos 13 mujeres, han sido enterrados durante la madrugada a las afueras de la ciudad mauritana

Se trata de la peor tragedia, en cuanto a cuerpos localizados, desde el primer naufragio en las rutas hacia España

El naufragio de Issa Sidibe. 12 de noviembre de 2004. Desaparecieron 11 personas , 29 rescatados con vida , entre ellos Issa. / JUAN MEDINA (REUTERS)

Los 64 cadáveres, entre ellos los de al menos 13 mujeres, recuperados en las últimas horas en las costas del norte de Mauritania suponen un nuevo récord en la macabra estadística de muertes de migrantes que intentan llegar a las costas españolas. Desde que se produjo el primer naufragio de una patera del que se tenga constancia en nuestro país, el 1 de noviembre de 1988 en la playa de Los Lances en Tarifa, nunca como en esta última tragedia se habían recuperado tantos cuerpos.

Durante la noche de este miércoles al jueves han sido localizados en la zona conocida como Galb Edjmel (traducido al castellano como el corazón del camello) e inmediatamente han recibido sepultura por los servicios municipales de Nuadibú, en una operación que se ha prolongado hasta las 4 de la madrudaga según han confirmado a la SER fuentes del ayuntamiento de esa ciudad mauritana.

Otras fuentes militares mauritanas precisan que ahora se va intentar repatriar a los supervivientes, 85, que están en las dependencias de distintas comisarías de Nuadibú donde la policía interrogándolos para intentar esclarecer en qué circunstancias se produjo el accidente del cayuco, que en principio viajaba con al menos 150 personas, que según los propios supervivientes habían partido desde Gambia, eran casi todos nacionales de ese país, y cayeron al mar tras chocar con una baja cerca de la costa de la península de arena que tiene en su cara oeste la zona de La Agüera, en territorio del Sáhara Occidental, que da al Océano Atlántico y en su lado este se encuentra la ciudad mauritana de Nuadibú, centro neurálgico de la industria pesquera de ese país y segunda ciudad en número de habitantes.

“Todos son gambianos”

Según estas fuentes municipales de Nuadibú ha sido el propio consistorio el encargado de hacer todos los trámites para enterrar a este grupo de náufragos, y han procedido a su sepultura a las afueras de la ciudad. “La idea inicial de los operarios era hacer fosa en común, porque para nosotros los musulmanes los muertos en el mar son mártires y podemos enterrarlos incluso con la ropa que llevan puestas, pero como son todos gambianos y allí hay muchos católicos y no sabemos de qué religión eran, si cristianos o musulmanes, se ha decidido ponerlos a cada uno en una tumba” precisa a la SER uno de los trabajadores del consistorio de Nuadibú.

Esta localidad mauritana se hizo célebre en los medios de comunicación españoles desde que a finales de 2005, pero sobre todo a partir de 2006 se sucedieron muchas tragedias de cayucos que tratando de llegar a Canarias naufragaban cerca de esta zona del país africano. Allí se encuentra desde mayo de 2006 un destacamento del servicio marítimo de la Guardia Civil que cuenta con varias patrulleras y un helicóptero para controlar precisamente la salida de barcazas en esta ruta atlántica hacia Canarias, y además España le ha cedido al gobierno mauritano varias patrulleras para aumentar su capacidad de control de sus costas.

Para encontrar una tragedia con un número muy elevado de cadáveres recuperados en las rutas migratorias marítimas hacia España habría que remontarse a octubre de 2003, cuando fueron apareciendo progresivamente 37 y localizados cinco supervivientes localizados tras naufragar una patera frente a Rota (Cádiz) una barca en la que viajaban unos 50 inmigrantes marroquíes.

En cuanto a víctimas totales, aquellas que suman a los desaparecidos de los que nunca se encontró rastro alguno, si que se han documentado distintos naufragios con más muertos, el peor, sin duda, en estos 31 años de ceremonia macabra de muertes en pateras y cayucos, fue el registrado en octubre de 2007 en la zona de Casamance, en sur de Senegal, cuando el único superviviente de una barcaza dio la voz de alarma de la desaparición de 160 jóvenes de Kolda, una región agrícola senegalesa.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?