Jueves, 29 de Octubre de 2020

Otras localidades

PLENO EN EL CONGRESO PLENO EN EL CONGRESO El Congreso avala prorrogar el estado de alarma hasta mayo de 2021 con la abstención del PP y el no de Vox
Guardia Civil

Sancionado un guardia civil por poner una cámara oculta en el baño de una amiga

El Tribunal Militar Central confirma una suspensión de 15 meses después de que fuera condenado por un juzgado de Murcia

Por la vía penal fue condenado a 8 meses de cárcel por colocar la cámara

Guardia Civil Cámara Oculta

Getty Images

Un guardia civil ha sido sancionado con quince meses de suspensión después de haber sido condenado por colocar una cámara oculta en el baño de una amiga para grabar a su víctima desnuda. El Tribunal Militar Central ha confirmado la sanción impuesta por el Director General de la Guardia Civil, que también implica que no podrá volver a trabajar en Murcia durante los próximos dos años.

El agente, según la sentencia a la que ha tenido acceso la Cadena SER, estaba destinado en ese momento en el puesto murciano de El Palmar y aceptó una condena de ocho meses de cárcel por un delito contra la intimidad: colocó una cámara oculta en el baño de una amiga "con intención de grabar a la víctima cuando se quitara la ropa para ducharse". 

Una condena por la vía penal que ahora también se ha traducido en una sanción administrativa que acaba de confirmar el Tribunal Militar Central: quince meses de suspensión de empleo por una falta muy grave de "cometer un delito doloso condenado por sentencia firme que cause grave daño a los ciudadanos", además de la prohibición de pedir destino en Murcia durante dos años.

"Defraudación, inseguridad y dolor"

La resolución, que ha tenido como ponente a Jerónimo Domínguez y que todavía es recurrible ante el Tribunal Supremo, recuerda que "es exigible a los miembros de la Guardia Civil, en atención a la delicada misión que les está encomendada y a la cuota de poder coactivo del Estado que les incumbe, un "plus" de moralidad y una ejemplaridad en su actuación social" que justifica estas sanciones. 

En este caso concreto, el Tribunal analiza que el agente "vulneró un derecho fundamental de una persona con la que le unía una amistad íntima desde muchos años antes y produjo en ella una sensación de defraudación, inseguridad y dolor", asegurando que es una "prueba evidente de la existencia de un grave daño moral a los ciudadanos" y recordando que "la comisión por un Guardia Civil de delitos como el que nos ocupa supone un baldón para el crédito, la imagen y el prestigio del Cuerpo al que pertenece".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?