Viernes, 18 de Septiembre de 2020

Otras localidades

HOY POR HOY DESDE TORREMOLINOS HOY POR HOY DESDE TORREMOLINOS La SER recorre España: 'Hoy por Hoy' con Àngels Barceló desde Torremolinos (Málaga)
Violencia machista

'The New York Times' publica el obituario de Ana Orantes 23 años después de su asesinato

El obituario recuerda que el entonces vicepresidente Franciso Álvarez Cascos calificó el crimen como "un caso aislado obra de un excéntrico"

Ana Orantes, durante su denuncia de ser víctima de violencia machista en Canal Sur en 1997.

Ana Orantes, durante su denuncia de ser víctima de violencia machista en Canal Sur en 1997. / Canal Sur

'The New York Times' publica este jueves el obituario de Ana Orantes 23 años después de su asesinato. El periódico estadounidense tiene una sección de obituarios que en su día no publicó. Por eso hora, 23 años después, rinde homenaje a su figura. Ana Orantes y sus siete hijos sufrieron durante años la violencia y los malos tratos de su marido y padre. Unas palizas y maltrato psicológico que explicó en un programa de Canal Sur en 1997. 13 días después de salir en televisión, su marido la asesinó. Lo vio uno de sus hijos cuando volvía del colegio. 

"La mujer granadina cuyo horrendo asesinato (hace 23 años) trajo el cambio a España. Durante cuatro décadas soportó las palizas de su marido, quien la ató a una silla y la quemó viva con gasolina tras denunciar su caso en televisión", explica 'The New York Times'.

El corresponsal del rotativo en Madrid, Raphael Minder, recuerda que el entonces vicepresidente Francisco Álvarez Cascos calificó el crimen como "un caso aislado obra de un excéntrico".

El cambio desde Ana Orantes 

El asesinato de Ana Orantes condujo a la aprobación de profundas reformas legales como la Ley contra la violencia de género. Reformas que han sido cuestionadas unas 200 veces en los tribunales, recuerda el periódico, aunque nunca con tanto ahínco como desde la irrupción de Vox en la política nacional.

Destaca el rotativo que, al mismo tiempo, Orantes, ha ido ganando más reconocimiento. Fue una de las 12 defensoras de los derechos de las mujeres elegidas para ilustrar un calendario 2020 distribuido a todas las escuelas de Andalucía. Y el año pasado algunas ciudades, como Sevilla, Granada y Madrid, cambiaron el nombre de las calles y otros espacios públicos en su honor, afirma. 

"Orantes nació el 6 de febrero de 1937 en Granada. Su padre trabajaba en la construcción y su madre trabajaba en una tienda de dulces. Ana no asistió a la escuela; trabajó como costurera cuando era niña para ayudar a mantener a su familia", se puede leer en este obituario. 

'The New York Times' explica que España comenzó a recopilar datos sobre violencia doméstica solo en 2003 y alerta de la lacra: "Continúa luchando con un número alarmante de homicidios por violencia de género, con más de 1.000 mujeres muertas desde 2003".

El infierno de Ana Orantes

Continúa esbozando el periódico el calvario sufrido por Ana Orantes y sus hijos. Él le prohibió ver a la familia e iba a escondidas a visitar a su madre. "Cuando su madre le preguntó acerca de sus moretones, ella le dijo que se había lastimado accidentalmente después de desmayarse. "No tenía a dónde ir", dijo. "Solo tenía que aguantar una paliza tras otra, solo aguantar", explica el rotativo.

En el obituario también podemos leer: "Una de sus hijas, que tenía 10 años en ese momento, dijo que su padre había tocado inapropiadamente sus muslos debajo de la mesa mientras cenaban. Cuando Orantes se lo echó en cara a su esposo, acusó a su hija de inventar la historia y luego golpeó a su esposa, advirtiéndole que no presentara una queja. Después de eso, "mi hija se asustó y nunca me dijo nada más", dijo Orantes". 

"Una paliza que podía haberme matado"

En otro episodio, Orantes había llevado a su hijo de 8 años a un médico en una emergencia médica. Cuando llegó a casa, encontró la casa cerrada y su esposo esperándola, rodeada de sus otros hijos. Cuando ella explicó dónde había estado, "él me dio una paliza que podría haberme matado", dijo. La acusó de ir "a dormir con todos los chicos del vecindario" en lugar de visitar al médico.

El periódico explica que al final de la aparición televisiva, la presentadora la animó a denunciar. Orantes respondió: "Lo único que me pesa es no haber hecho esto antes". Explicó que había acudido a la Policía más de una docena de veces para denunciar las palizas. Pero no había leyes vigentes para ayudarla.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?