Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 24 de Febrero de 2020

Otras localidades

Sucesos insólitos

Muere una joven belga de 17 años por un shock tóxico causado por un tampón

El primer diagnóstico concluyó que se trataba de una gastroenteritis, pero su estado empeoró en pocos días

Foto de Maelle publicada por su madre a través de Facebook.

Foto de Maelle publicada por su madre a través de Facebook. / Facebook

Maelle de 17 años murió el pasado 9 de enero en Charleroi, Bélgica, después de un síndrome de shock tóxico causado por un tampón periódico. Los médicos inicialmente pensaron que se trataba de una gastroenteritis común, ya que los síntomas coincidían con esta enfermedad leve: fiebre, náuseas y vómitos. Cuando hicieron el diagnóstico correcto era demasiado tarde. Informa 'París Match'

Todo comenzó tres días antes de su fallecimiento. La noche del 6 de enero adoleció de una fuerte fiebre, náuseas y vómitos, explicó la madre de la joven. Cuando acudió al médico, el diagnóstico fue aparentemente tranquilizador: padecía una gripe gastrointestinal. Podría curarse con reposo, hidratación y algo de tiempo. 

Sin embargo, el estado de salud de Maelle empeoró al día siguiente. A los síntomas de vómitos y náuseas se añadieron transtornos visuales y presión arterial baja. "Llamamos a la ambulancia y los paramédicos hicieron el mismo diagnóstico, gastroenteritis, en el hospital lo mismo", dice la madre. Casi 24 horas después, la joven sufría una deshidratación severa y fue trasladada a los cuidados intensivos de otro hospital distinto. 

Fue ahí cuando le detectaron el shock tóxico y, según la propia madre, "ya era demasiado tarde". Laurence, la madre de Maelle, afirma que la "prevención" es imprescindible para salvar vidas por eso ha aprovechado para alertar contra esta enfermedad a través de una publicación en Facebook. También ha informado de que ha iniciado una campaña de donaciones para prevenir este tipo de tragedias que pueden derivar en la muerte prematura de personas. 

Dos tipos de bacterias en los tampones

La mayoría de las marcas de tampones hablan sobre un shock tóxico producido por dos tipos de bacterias, el Staphylococcus aureus y el Streptococcus pyogenes. Algunas de sus cepas son tan fuertes que pueden provocar una sepsis (infección en la sangre) en caso de que las toxinas que desprenden atraviesen las membranas mucosas o el útero. 

No todas las infecciones por estos patógenos provocan un síndrome del shock tóxico. Los primeros casos descritos afectan a mujeres que utilizan tampones durante sus periodos menstruales, pero tampoco se sabe por qué esto deriva en un shock tóxico. En principio, la capacidad de absorción de estos productos y su colocación en el interior de la vagina permite una concentración de oxígeno que puede producir estas toxinas. No se aconseja mantener un mismo tampón durante más de ocho horas seguidas, de la misma manera que hay que adecuar el nivel de absorción a la cantidad de flujo menstrual. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?