Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 17 de Febrero de 2020

Otras localidades

Seguridad vial

Cómo circular correctamente en el interior de una rotonda

Guía definitiva para no tener ningún problema en el interior de una rotonda

Así es como debes circular por una rotonda.

Así es como debes circular por una rotonda. / Getty Images

Las rotondas forman parte de la vida de cada conductor y conductora. Sin embargo, y a pesar de que pasemos por una de ellas día sí y día también, todavía dudamos sobre cómo hay que comportarse en el interior de la misma. ¿Quién tiene preferencia cuando hemos entrado en la rotonda? ¿Qué carril me corresponde cuando si voy a tomar la segunda salida?

Para que no tengas ninguna duda a la hora de circular por una glorieta, te ofrecemos una serie de normas que pueden ser de gran utilidad. La primera de ellas, referente a la preferencia, determina que la prioridad es siempre para todos aquellos vehículos que estén en su interior. De esta manera, todos aquellos vehículos que traten de acceder a la rotonda deberán ceder el paso a los que ya están dentro para evitar cualquier accidente.

Cómo circular en el interior de una rotonda

Otra de las normas más importantes es que nunca tomes una salida de la rotonda desde el carril interior, tal y como demuestra la Guardia Civil a través de un gráfico. Es preferible seguir dando vueltas en la rotonda hasta poder cambiar de carril antes que salir de forma abrupta de la misma. Respeta tu carril en todo momento y evitarás cualquier accidente.

Si vas a tomar la primera salida, procura situarte en el carril de la derecha. En caso de que no sea posible, da una vuelta completa a la rotonda y cambia de carril para salir como es debido. Si por el contrario vas a tomar cualquier otra salida, colócate en el carril izquierdo y ve incorporándote al que mejor te venga para tus necesidades de forma paulatina.

Cuándo hay que poner el intermitente en el interior de una rotonda

¿Y cuándo hay que poner el intermitente? En caso de que vayas a tomar la primera salida, procura poner el intermitente antes de incorporarte en la glorieta. Una vez hayas accedido al interior de la rotonda, desde la DGT recuerdan que tan solo tendremos que utilizar el intermitente para efectuar cambios de carril: "Cuando circule por el interior, no lleve el intermitente izquierdo para indicar que va a continuar girando".

Por esa misma razón, utiliza el intermitente únicamente para cambiar de carril y para anunciar la salida. De esta manera, avisarás al resto de vehículos sobre tus intenciones y evitarás cualquier accidente. De todas maneras, y a pesar de que seas de los que siguen cada una de estas reglas a rajatabla, es recomendable que prestes atención al resto de vehículos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?