Miércoles, 03 de Junio de 2020

Otras localidades

Coronavirus de Wuhan

"No me siento demasiado bien": detienen a un 'influencer' tras bromear sobre el coronavirus en pleno vuelo

El joven dio a entender que era uno de los afectados por el virus que ya ha matado a más de 500 personas

Potok, tras ser expulsado del vuelo.

Potok, tras ser expulsado del vuelo. / Twitter

El coronavirus de Wuhan ha infectado a más de 28.000 personas en todo el mundo y acabado con la vida de 565 personas. Unas cifras que han llevado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a declarar la emergencia sanitaria internacional, incidiendo principalmente en el potencial de expansión del virus, especialmente en países poco desarrollados que "pueden no ser capaces" de tomar las medidas adecuadas: "El virus ha escalado sin precedentes y ha tenido una respuesta sin precedentes".

Desde entonces, cada vez son más las compañías que han decidido tomar una serie de medidas para evitar cualquier posible contagio. Entre ellas, la aerolínea canadiense WestJet, quien ha tenido que activar el protocolo de enfermedades infecciosas después de que un hombre diera a entender que había sido afectado por el virus.

"Acabo de regresar de un vuelo desde Wuhan y no me encuentro demasiado bien"

Hace apenas unos días, concretamente el pasado lunes, el influencer de 28 años James Potok alertó al resto de pasajeros y pasajeras que viajaban en el vuelo que conectaba Ontario con Jamaica de que estaba enfermo: "Acabo de regresar de un vuelo desde Wuhan y no me encuentro demasiado bien". Todo ello a gritos, lo que llevó a la tripulación del avión a implementar el protocolo de enfermedades infecciosas.

Apenas unos segundos más tarde, la tripulación cubrió a Potok con guantes y una mascarilla para evitar cualquier posible contagio. Pero no solo eso. Con el objetivo de prevenir cualquier contagio, el avión regreso a Canadá tras dos horas de vuelo. Una vez allí, y después de comprobar que no tenía ningún síntoma, Potok aseguró que se trataba de una broma.

"No lo volvería a hacer"

Una broma que le salió bastante cara, ya que fue detenido por la policía. Tras pedir perdón y reconocer que no fue una buena idea, Potok fue liberado y entrevistado por varios medios de comunicación. En declaraciones a la CBC, el joven de 28 años ha reconocido que tan solo quería grabar un vídeo viral para compartirlo posteriormente en Instagram. Todo ello debido a que, en el pasado, ganó cierta reputación después de anunciar en pleno vuelo que el rapero americano Lil Wayne había sacado un nuevo disco.

El avión tuvo que dar la vuelta. / FlightRadar

Sin embargo, en esta ocasión, el experimento no salió como esperaba. Potok provocó que el avión tuviera que volver hasta Canadá, algo que no entraba en sus planes. El próximo mes de marzo, el instagrammer tendrá que enfrentase a un tribunal que determinará su condena: "Estoy preocupado porque puedo acabar en la cárcel por esta broma. Si tuviera la oportunidad de volver a hacerla, no la haría".

A pesar de ello, el instagrammer está compartiendo los vídeos de aquellas personas que aplauden su actitud. Bajo su punto de vista, incluso la mala fama es positiva para dar a conocer sus nuevos proyectos.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?