Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 25 de Febrero de 2020

Otras localidades

El rechazo de 'The New Yorker' a García Márquez poco antes de ganar el Nobel

Una biblioteca y museo de la Universidad de Texas expone una carta de la revista en la que explica los motivos por los que no publicarán uno de los textos del escritor. Nos ha hecho recordar otras historias de fracasos antes del éxito

Parte de la carta de rechazo de 'The New Yorker' a García Márquez

Parte de la carta de rechazo de 'The New Yorker' a García Márquez / TWITTER

Éxito y fracaso son dos conceptos relativos que se dan la mano a lo largo de la vida. Detrás de cada triunfo hay siempre un largo historial de intentos que no prosperaron y que, en muchos casos, provocaron que se intentara en otra ocasión con más empeño y tino. Los artistas -de cualquier disciplina- y empresarios son los profesionales que mejor ejemplifican esta idea porque con ellos la palabra éxito y fracaso adquiere siempre gran repercusión.

Gabriel García Márquez comenzó a tener notoriedad mundial a finales de los años 60 tras publicar Cien años de soledad. La década de los 70 la pasó volcado en uno de sus grandes proyectos, la revista Alternativa, que marcó un hito en la historia del periodismo de oposición en Colombia hasta su cierre en 1980. Por entonces, Gabo ya era un escritor conocido y reconocido pero los (pequeños) fracasos seguían formando parte de su vida, como de la de cualquiera. En 1981, mandó uno de sus textos a The New Yorker pero la revista norteamericana rechazó su publicación, como demuestra una carta que se puede contemplar estos días en The Harry Ransom Center, una biblioteca y museo de la Universidad de Texas, en Austin.

Uno de los editores de The New Yorker, Roger Angell, explica en la carta los motivos por los que no publicarían el texto: "Creo que Carmen Balcells le ha informado que, a regañadientes, hemos decidido no publicar su nueva historia, El rastro de su sangre en la nieve. La historia se caracteriza por la brillantez habitual de su escritura, pero a nuestro modo de pensar, su resolución no lleva al lector a aceptar su atrevido y bello concepto. Esta ha sido una decisión difícil para nosotros y le mando nuestras disculpas". Tan solo unos meses después, en 1982, Gabo ganó el premio Nobel de Literatura.

Meryl Streep, "no suficientemente guapa" para King Kong

Tres premios Óscar, nueve Globos de Oro, un par de BAFTA... la actriz Meryl Streep acumula premios desde hace décadas pero los comienzos tampoco fueron fáciles. Hace unos años recordaba en una entrevista en la BBC cuando acudió a la audición de King Kong en un edificio desde el que se podía contemplar todo Manhattan. Después de la prueba, la actriz oyó como el productor Dino de Laurentiis dijo "che brutta!" ("¡Qué fea!"). Streep, que entendía perfectamente italiano, quiso dejarle claro que había entendido lo que acababa de decir y le contestó también en ese idioma: "Lo siento mucho, sé que no soy lo suficientemente guapa como para estar en King Kong".

El papel al final fue para Jessica Lange y la gran oportunidad para Meryl Streep tuvo que esperar un par de años más, cuando estrenó en televisión la miniserie Holocausto.

El paso de Rosalía por Tú sí que vales: "Has desafinado bastante"

Nadie discute el éxito de Rosalía pero hasta llegar aquí, la carrera de la catalana también se encontró con alguna piedra en el camino de la que sacó grandes aprendizajes. Con 15 años participó en el programa Tú sí que vales y llegó a semifinales pero allí se encontró con un jurado más exigente. Ángel Llàcer le dijo que había "desafinado bastante" y la cantante se quejaba de la dificultad de cantar y bailar a la vez sin experiencia. A raíz de su expulsión en el programa, Rosalía se preparó durante años para llegar a donde está ahora. Ahora canta y baila mejor que antes y, además, puede hacer las dos cosas al mismo tiempo sin problema.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?