Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 10 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | ÚLTIMA HORA CORONAVIRUS | ÚLTIMA HORA La última hora del COVID-19, minuto a minuto
Abuso menores

Dieciocho años de cárcel por abusar de la hija pequeña de su pareja: "Me sentía como una puta"

El Supremo confirma la condena de un hombre que abusó durante cuatro años de la hija pequeña de su pareja

Amenazaba a la niña para que no hablase: fue descubierto por la madre de la víctima un día que se dejó los guantes en casa

El Tribunal Supremo ha dictado sentencia firme sobre el caso

El Tribunal Supremo ha dictado sentencia firme sobre el caso / EFE

El Tribunal Supremo ha confirmado una condena de 18 años y 3 meses de cárcel para un pederasta que durante años abusó de la hija pequeña de su pareja en Madrid. El acusado, que amenazaba a la víctima para que no contase nada, fue descubierto por la madre de la niña cuando volvió un día del trabajo antes de tiempo: la niña relato en el proceso que "me sentía como una puta y él me lo repetía, no sirves para nada".

Los hechos, según la sentencia, ocurrieron en Madrid entre 2013 y 2017 y los abusos empezaron cuando la niña no había cumplido todavía los diez años de edad. El acusado era pareja de su madre y vivían juntos en el mismo piso de la capital y aprovechaba el "cariño que le profesaba al verle como un padre" para abusar de ella cuando la mujer se iba al trabajo. Violaciones a las que la niña se sometía por miedo: "Yo prometía no contarlo, porque tenía mucho miedo", contó ella misma.

El acusado no sólo abusaba de la niña: también le mostraba vídeos porno e incluso llegó a sacarle algunas fotografías durante las violaciones y después decía que si ella contaba algo él iría a la cárcel y ellas se quedarían "en la calle". Fue descubierto por su pareja cuando un día ella volvió a casa antes de lo previsto para recoger unos guantes que había olvidado.

Ahora ha sido el Tribunal Supremo el que ha decidido confirmar la condena que le impuso en segunda instancia el Tribunal Superior de Justicia de Madrid: 18 años y 3 meses de cárcel por delitos de abusos sexuales, elaboración de pornografía infantil y lesiones en el ámbito familiar. La resolución también le obliga a atender programas de educación sexual y a indemnizar a la víctima con 80.000 euros.

"Me sentía como una puta"

El Tribunal Supremo, con el magistrado Andrés Martínez Arrieta, confirma su condena y avala el relato "profuso" de la niña apoyado por las fotos, las declaraciones de los psicológos y también de su madre frente a una declaración exculpatoria del pederasta que se limitó a decir que todo era una denuncia falsa porque él había anunciado que se iba de casa. Las distintas sentencias del caso recogen cómo la niña explicó durante la investigación que "me sentía como una puta y él me lo repetía, no sirves para nada".

La sentencia también refleja como las secuelas de los abusos han derivado en varios intentos de suicidio por parte de la niña desde entonces, así como que ella misma se "cortaba" con un cuchillo después de cada violación y que "rezaba" durante los ataques. Una de las doctoras que declaró en el juicio enterró la alegación de denuncia falsa del pederasta: "Estamos en las antípodas del ánimo espurio".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?