Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 31 de Mayo de 2020

Otras localidades

Pablo Iglesias apuntó a un complot de Interior para dañarle en el robo del teléfono de su secretaria

El hoy vicepresidente del Gobierno y líder de Podemos compareció como testigo en la Audiencia Nacional, sostuvo que el robo fue un "encargo profesional", y los datos fueron utilizados en medios de comunicación en momentos clave para hacer "mucho daño" al partido

En el teléfono había "muchas imágenes íntimas e información sobre mucha gente de Podemos" cuya difusión ha sido "prohibida" por el juez, quien trasladó a la exsecretaria de Iglesias, Dina Bousselham, que establecería "un manto de protección" sobre las fotografías

El vicepresidente del Gobierno de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados

El vicepresidente del Gobierno de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados / Óscar Cañas (Europa Press)

El actual vicepresidente tercero del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, compareció como testigo el pasado 27 de marzo ante el juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, como consecuencia de la pieza separada del caso Villarejo, en la que investigan el robo del teléfono móvil de quien fuera su secretaria, Dina Bousselham, y la posterior utilización de los datos contenidos en el dispositivo para desprestigiarle. Iglesias asintió al juez cuando éste le preguntó si tenía la percepción de que la operación excedía el ámbito de competencias del comisario Villarejo, y tras ella podrían encontrarse altas instancias del Ministerio del Interior, dirigido entonces por Jorge Fernández Díaz.

El juez Manuel García Castellón desveló a Iglesias que en las distintas investigaciones desarrolladas por el juzgado dentro de la operación Tándem, aparecen "indicaciones muy serias" del Ministerio del Interior, relativas a las actividades de Villarejo. Iglesias ahondó en la teoría del complot para perjudicar a Podemos al afirmar que "dedujo" que el robo del teléfono móvil fue un "encargo profesional".

Pablo Iglesias reconoció ante el juez que sintió "miedo" cuando supo por el presidente del Grupo Zeta, Antonio Asensio, que estaban circulando los datos del teléfono de su secretaria. Dijo que Asensio se portó "como un caballero" al entregarle la tarjeta de memoria del dispositivo y prometerle que ninguno de sus medios iba a publicar nada al respecto en diciembre de 2015. Pero durante la primera mitad de 2016, OKDiario publicó en exclusiva diversas informaciones como el informe PISA contra Podemos, la existencia de una falsa cuenta en el paraíso fiscal de Granadillas y conversaciones privadas del propio Iglesias e imágenes íntimas que solo podían salir del teléfono de Bousselham. Unas publicaciones que coincidieron con momentos clave para la formación política, como el posible acuerdo de gobierno con el PSOE en 2016, o cuando el CIS colocaba a Podemos en segundo lugar en la carrera a las elecciones. Para Iglesias no fue casual y les hizo "mucho daño".

El fiscal Anticorrupción evidenció en el interrogatorio que en el teléfono de su asistenta, había muchas imágenes íntimas e información sobre "mucha gente de Podemos" y preguntó a Iglesias si lo sabía. El líder de Podemos dijo que vio muchísima información, pero que no pudo acceder a un gran número de archivos

Que se hiciera público el contenido del dispositivo con el alzamiento del secreto del sumario preocupó a Dina Bousselham, pero el juez García Castellón la tranquilizó. Afirmó que iba a establecer un "manto de protección" sobre las imágenes, prohibiría su difusión y que incluso ordenaría su destrucción si ella accedía, para que no tuvieran acceso las partes del procedimiento. Y Dina Bousselham dio su consentimiento

Bousselham creyó en principio que el robo de su teléfono móvil nada tuvo que ver con la política o una persecución a Podemos, pero más tarde ató cabos con las publicaciones del contenido. El robo tuvo lugar en el "Ikea de Alcorcón" en noviembre de 2015.

Bousselham lamentó que la difusión de sus datos personales ha dañado su carrera política, al atribuirle además una relación íntima con Pablo Iglesias que jamás existió.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?