Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 31 de Marzo de 2020

Otras localidades

Telefonía móvil multimedia

La estafa tras el teléfono plegable de Pablo Escobar: demuestran que es un Samsung con pegatinas

El youtuber Marques Brownlee revela el misterio

El youtuber revela la realidad tras el teléfono plegable de Pablo Escobar. / YouTube

 Hace ya varios años, concretamente en octubre de 2016, la web The Geek Hammer demostraba que los teléfonos móviles de la firma Zetta, entre los que se encontraba el famoso iPhone extremeño, eran en realidad móviles de la marca china Xiaomi que compraban a bajo coste y a los que le añadían una pegatina para ocultar la procedencia del móvil

Varios años más tarde, la historia se repite con la familia de Pablo Escobar. El pasado mes de diciembre, el hermano del narcotraficante colombiano lanzaba un teléfono móvil plegable e irrompible que llegaba al mercado con el objetivo de "acabar" con Apple. Un teléfono que se parecía sospechosamente al Royole Flexplai, considerado por muchos como el primer teléfono plegable del mercado. 

Un Galaxy Fold por 400 dólares

Apenas unas semanas más tarde, la compañía lanzaba el Escobar Fold II. Un nuevo teléfono plegable, muy similar al Samsung Galaxy Fold, que llegaba al mercado el pasado mes de febrero por apenas 400 dólares. Ahora, y tras la polémica generada en torno a este teléfono móvil, el youtuber estadounidense Marques Brownlee ha  demostrado que el nuevo plegable de la familia Escobar era tan parecido al Galaxy Fold porque realmente es un teléfono móvil de Samsung con pegatinas doradas.

¿Y por qué venden un móvil valorado en más de 2.000 euros por apenas 400? Hasta la fecha, varias han sido las compañías que han personalizado un teléfono móvil de terceras compañías para venderlos en el mercado por un precio superior. Sin embargo, ninguna de ellas había decidido vender un teléfono tan exclusivo como el Galaxy Fold a un precio tan reducido.

La estafa tras el Escobar Fold 2

¿Cómo es posible? Marques Brownlee fue una de esas personas que compró la primera versión del teléfono móvil el pasado mes de diciembre. Sin embargo, y a pesar de haber pagado por él, nunca llegó a recibirlo. A pesar de ello, y tras el lanzamiento del segundo teléfono móvil de la compañía, Brownlee volvió a dejarse 400 dólares para hacerse con una unidad para analizarla en su canal. Dado que no le enviaban el teléfono, el youtuber se quejó a través de las redes sociales, lo que le sirvió para que, esta vez sí, recibiera el móvil.

Apenas unos segundos después de tenerlo entre manos, el youtuber descubrió que se trataba de un Samsung Galaxy Fold modificado. Tras analizar el teléfono, Brownlee ha explicado que los pedidos de estos teléfonos móviles tan solo llegan a aquellos influencers que se comprometen a hablar sobre el dispositivo en redes sociales y sus canales de YouTube. Mientras tanto, y siempre según Brownlee, el resto de personas no recibirán nunca su terminal.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?