Lunes, 06 de Julio de 2020

Otras localidades

Cambio climático

La razón por la que el cambio climático está tiñendo de color verde la nieve de la Antártida

La nieve se está volviendo verde brillante en algunas regiones y se puede ver desde el espacio

La nieve ha comenzado a teñirse de color verde. / Universidad de Cambridge

Un grupo de investigadores de la Universidad de Cambridge ha dado a conocer, a través de un artículo publicado en la revista de divulgación científica Nature Communications, que la nieve de la Antártida está cambiando su característico color blanco por uno verde brillante en muchas de sus zonas. Todo ello como consecuencia de distintos pigmentos brillantes procedentes de las algas, que están tiñendo la superficie de alguna regiones del continente.

Después de realizar un mapa a gran escala de algas microscópicas en la región, y analizar sus movimientos, los investigadores e investigadoras han llegado a la conclusión de que la floración de las algas se está extendiendo a medida que las temperaturas están aumentando como resultado del cambio climático. Un escenario que, por lo tanto, ayuda a que cada vez más regiones luzcan este color verdoso tan característico. 

El tono verdoso de la Antártida se puede ver incluso desde el espacio

En declaraciones a la CNN, los responsables de la investigación han explicado que las temperaturas más cálidas pueden crear entornos más "habitables" para este tipo de algas, que necesitan de nieve húmeda para crecer. A pesar de que hablamos de algas microscópicas, cuando los organismos crecen simultáneamente consiguen teñir de verde cualquier superficie. Tanto es así que, según explican los responsables de la investigación, este fenómeno se puede apreciar incluso desde el espacio. 

A pesar de que el deshielo de la nieve facilitaría el crecimiento de este tipo de algas, el investigador Andrew Gray reconoce que la distribución de estos organismos también está vinculada a la población de aves. Según ha dado a conocer el autor principal de la investigación en declaraciones a la CNN, los excrementos de estos animales actúan como fertilizante para acelerar el crecimiento de las algas. En definitiva, y para que las algas sigan extendiéndose por toda la región, es fundamental que la nieve se mantenga húmeda y la colaboración de las distintas aves

Un nuevo ecosistema

Por todo ello, y dado que la Antártida es la región que más está acusando el cambio climático durante los últimos años, los investigadores creen que la floración de estas algas podría invitar a otras especies invasivas a llegar al continente para alimentarse. De hecho, en el artículo explican que ya han comenzado a formar enlaces cercanos con esporas de hongos y bacterias, facilitando así la creación de un nuevo ecosistema: "Es una comunidad".

Por otro lado, los investigadores también han detectado cambios tanto en el liquen verde como en el musgo, aunque crecen mucho más lento en comparación con las algas. Por lo tanto, y en caso de que las algas sigan creciendo a este ritmo, la Antártida, tal y como la conocemos, cambiará para siempre. Dejará de mostrar su color blanco tan característico y lo cambiará por uno verde brillante que podrá verse incluso desde el espacio. 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?