Lunes, 23 de Noviembre de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

"Al coronavirus le gusta esto": la fiesta de la música que ha indignado a toda Francia

Cientos de personas se han reunido este fin de semana en la capital francesa cuando no se permiten reuniones de más de diez personas

Algunas zonas de la ciudad registraron aglomeraciones.

Algunas zonas de la ciudad registraron aglomeraciones. / Twitter

Hace ya varias semanas, concretamente a finales de mayo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) situaba el epicentro de la pandemia de COVID-19 en Sudamérica. Desde entonces, algunos países como Brasil, Perú y Chile se han colado entre las naciones con mayor número tanto de contagios como de fallecidos por el nuevo brote del coronavirus en todo el mundo. Y, mientras tanto, Europa sigue su particular viaje hacia la nueva normalidad.

Después de registrar un notable descenso tanto de contagios como de fallecidos, algunas de las naciones más infectadas por la COVID-19 en Europa han vuelto a las calles. Desde España, que daba por finalizado este domingo su estado de alarma hasta Francia, que continúa su desconfinamiento gradual tras registrar 160.000 casos y 29.640 muertos en todo el país. Un nuevo escenario que ha permitido a los franceses y francesas volver a las calles para celebrar la Fiesta de la Música.

"Podemos celebrar la música manteniendo nuestra distancia y siendo cuidadosos"

Este domingo, las principales ciudades del país celebraban la Fiesta de la Música más atípica de los últimos años. A pesar de que las concentraciones de más de diez personas están prohibidas en todo el país, ayuntamientos como el de París autorizaron el evento musical llamando a la responsabilidad de los vecinos y vecinas de la localidad, tal y como explicaba el ministro de cultura Franck Riester: "Llamo a todos los que están a punto de viajar para que sean cuidadosos y responsables. Podemos celebrar la música manteniendo nuestra distancia y siendo cuidadosos". 

Sin embargo, a la hora de la verdad, parte de la sociedad francesa se olvidó la crisis del coronavirus y se apiñó en varias zonas de la capital para celebrar la fiesta de la música. Principalmente en los muelles del canal de Saint Martin, donde medios como Le Monde denuncian que el coronavirus parecía un recuerdo lejano durante un concierto del colectivo Apero électronique. A pesar de que las autoridades francesas llamaron a la responsabilidad, los alrededores del canal estaban abarrotados por cientos de personas que bailaban al son de un DJ. También en la rue de Paradis, donde no se respetaba la distancia social.

"Esto no es lo que implicaba el desconfinamiento progresivo"

Unas aglomeraciones que causaron indignación en redes sociales, donde miles de personas criticaron a quienes se saltaron las reglas para poder disfrutar de la fiesta. Mientras que algunos hablaron sobre la llegada de la segunda ola de contagios, otros aseguraron que se trataba de una irresponsabilidad: "Un festival de música justo después de una grave crisis sanitaria es una idea genial". Unas voces entre las que destaca la del médico jefe de Pitié-Salpêtrière, quien criticaba: "Esto no es en absoluto lo que implicaba el desconfinamiento progresivo. Entiendo de la música es liberadora pero, ¿no podríamos evitarla este año?".

Sin embargo, los medios locales también apuntan a que hubo varias zonas de la ciudad en las que se respetaron las medidas de seguridad. Principalmente en la explanada del Instituto del Mundo Árabe (IMA), donde cientos de personas se acercaron a cantar en un karaoke. Todos ellos distribuidos en mesas de diez personas espaciadas a tres metros de distancia. 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?