Jueves, 13 de Agosto de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

España abandona el estado de alarma después de tres meses y entra en la 'nueva normalidad'

Tras 98 días de estado de alarma, con más de 28.000 muertos por coronavirus y un clima de crispación política derivado de la gestión de la pandemia, España deja atrás el estado de alarma este domingo a las 00:00 horas

Dos personas se abrazan en una residencia bajo estrictas medidas de seguridad.

Dos personas se abrazan en una residencia bajo estrictas medidas de seguridad. / Getty Images

La ‘nueva normalidad’, ese concepto que hace ya dos meses utilizó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para describir el proceso de desescalada en el que iba a entrar España, ya es una realidad. Este domingo 21 de junio a las 00:00 horas decae el estado de alarma, el instrumento constitucional y jurídico que ha permitido controlar la movilidad interprovincial; y con él finaliza también el mando único.

El fin del estado de alarma supone recuperar el derecho que hace tres meses fue limitado como consecuencia directa de la pandemia, la libertad de circulación. A partir de esta noche, los españoles pueden moverse libremente por el territorio cumpliendo con las medidas de seguridad e higiénico-sanitarias que han detallado las comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad.

Han sido 98 días. Tres meses de incertidumbre, de caos sanitario, de quiebra de certezas. El horizonte de posibilidades que tenían los españoles se ha visto cercenado abruptamente por un virus que, en silencio, se coló en nuestras vidas, en nuestros hogares y residencias sin que nadie lo detectara a tiempo.

El coronavirus ha atacado a la línea de flotación de nuestra economía, el turismo. Ha puesto al borde del abismo a miles de sanitarios que tenían que decidir sobre la vida de la gente. En definitiva, este virus ha hecho que lo más primario del ser humano, su capacidad de decir adiós, por ejemplo, se haya visto limitada al máximo. La hora de los abrazos ya llega, pero en un contexto complicadísimo lleno de restricciones, recomendaciones e imágenes distópicas. La ‘nueva normalidad’ es una distopía real plagada de mascarillas y gel hidroalcohólico.

¿DE QUÉ SE HABLABA ANTES DEL CORONAVIRUS?

2020 empezó fuerte. Una oleada de incendios arrasó decenas de miles de hectáreas en Australia, por entonces lo que sucedía fuera importaba casi tanto como lo que sucedía dentro. En enero tuvimos varias sesiones de investidura que culminaron con el primer gobierno de coalición de la historia de la democracia española desde la Segunda República.

La sentencia histórica del Juicio al Procés (con mayúsculas) puso en jaque -otra vez- la convivencia en Catalunya. Las calles se llenaron de piedras y contenedores quemados. Todo con la presión de la ultraderecha que irrumpió en el Congreso con fuerza y empezó a marcar la agenda con el ‘pin parental’. No fue hasta finales de enero cuando se confirmó que había un caso de coronavirus en nuestro país. Entonces todos los focos apuntaron su luz a China.

Después de casi 100 días toda España entra en la ‘nueva normalidad’ y todo sea consecuencia maravillosa del calendario a las 23:44 de este sábado empieza también el verano astronómico y durará 93 días.

Lo básico de la ‘nueva normalidad’ y el fin de la alarma

Cuando el estado de alarma desaparece queda sin efecto el real decreto que lo sustenta. El Gobierno puede seguir limitando la movilidad entre provincias o comunidades -de hecho, es el único que puede hacerlo- en este caso, salvo rebrote, parece que la movilidad va a ser completa. Habrá desplazamientos entre comunidades y entre provincias sin que haya un motivo concreto.

Eso sí, el director del Centro de Coordinación de Emergencia y Alertas Sanitarias, Fernando Simón, ha indicado que “no es recomendable” viajar si no es por algo “necesario”. Con todo, el mismo día 21 de junio estarán abiertas las fronteras con los países de la UE y del Espacio Schengen.

-Está permitido ir a otras comunidades autónomas y a todos los países de la UE y del Espacio Schengen

Esta ‘nueva normalidad’ se diluye en los decretos que ha aprobado cada comunidad autónoma, pero hay algunas cosas básicas que conviene tener en cuenta:

-El uso de mascarillas en lugares públicos es obligatorio para las personas mayores de 6 años siempre que no se pueda respetar la distancia de metro y medio y sin que haya una causa de fuerza mayor que lo justifique. En espacios cerrados y transporte público es obligatorio.

-En los vehículos privados hay que atenerse a lo que dice cada comunidad, pero como norma general se debe llevar mascarilla en caso de viajar con personas no convivientes.

-Es muy importante el lavado frecuente de manos y el mantenimiento de unas condiciones higiénicas suficientes tanto a nivel personal como en establecimientos.

-Se establecen toda una serie de medidas de contención en los sistemas sanitarios de las comunidades autónomas: entre otras cosas, se van a hacer pruebas PCR a todos los casos sospechosos y se hará un control exhaustivo de los contactos de los casos positivos. En este sentido, las autoridades se reservan el derecho a poner en cuarentena a todas las personas y/o poblaciones donde haya un posible rebrote.

¿Qué sabemos de los decretos de las comunidades?

Como decíamos, la ‘nueva normalidad’ se diluye en las regiones. Sánchez ya dijo que a partir de la fase 3, las autoridades de las comunidades son las únicas que gestionan la desescalada. Salvo concretas excepciones como los rebrotes. Esto supone que cada una debe aprobar su propio decreto de ‘nueva normalidad’ y, aunque la mayor parte de medidas se parecen, la situación epidemiológica no es igual en todas las comunidades.

MADRID

Las claves de la capital son:

-El Gobierno autonómico establece una primera fase del 21 de junio al 5 de julio y una segunda a partir del 6 de julio.

-Se apela a la responsabilidad de los madrileños con el uso de la mascarilla, la distancia interpersonal o el cumplimiento de medidas higiénicas.

-El aforo en espacios cerrados será por norma general del 60% y a partir del 6 de julio, del 75%.

-En zonas abiertas, principalmente terrazas, la ocupación será del 80% y en la segunda fase, del 100% manteniendo la distancia social.

-Las escuelas infantiles abrirán a partir del 1 de julio y se priorizará a los alumnos cuyos padres trabajen fuera de casa.

-Las piscinas recreativas y municipales, junto con los albergues mantendrán por el momento un aforo máximo del 50%.

-El transporte público ofrecerá el 100% de su oferta en hora punta.

GALICIA

Galicia fue la primera comunidad que se abrió a la ‘nueva normalidad’ tras los buenos datos que estaba experimentando. A nivel general, se establece en el 75 por ciento el límite de los aforos. Será el máximo para lugares de culto, comercio, mercadillos, academias, bares, cafeterías, restaurantes, piscinas, zonas comunes de hoteles, museos, cines, auditorios, congresos o reuniones profesionales. Los espacios comunes de centros comerciales y los albergues turísticos tendrán un máximo de un 50 por ciento y las terrazas de un 80.

Quedan reabiertos los parques infantiles al aire y las pistas deportivas. Eso sí, los centros de ocio infantil permanecerán cerrados, mientras que el público en actividades deportivas estará limitado a 1.000 personas si es en exterior y a 300 si es en interior. La Xunta deja a los Concellos la regulación de las playas en lo referido a tiempos de permanencia, ocupación y circulación de bañistas.

Las discotecas podrán reabrir las terrazas siempre que su ocupación no supere el 75 por ciento y los clientes permanezcan sentados. A partir del 1 de julio, si todo va bien, también podrían abrir discotecas y locales de ocio nocturno.

En los velatorios estará permitido un máximo de 60 personas en exterior y de 30 en el interior. Además, las comitivas fúnebres estarán limitadas a 75 personas. En los lugares de culto, que estarán a un máximo del 75 por ciento, no podrá usarse agua bendita y tampoco puede haber coros.

Todo tipo de locales, establecimientos y negocios deberán extremar las medidas de limpieza y desinfección, y tendrán que facilitar el pago con tarjeta. Los clientes deberán permanecer el tiempo estrictamente necesario y podrán acceder a dispensadores de gel hidroalcohólico.

A partir del 1 de julio, si la evolución es positiva, podrán reabrir establecimientos de ocio infantil, pubs y discotecas, podrán celebrarse fiestas infantiles, verbenas populares y atracciones de feria.

EUSKADI

Euskadi dejó la fase 3 el 18 de junio, momento en el que, de manera solemne, los presidentes de País Vasco y Cantabria se reencontraron en la frontera que habitualmente traspasan miles de vascos y cántabros.

La mascarilla seguirá siendo obligatoria donde ya lo era, aunque se rebaja la distancia de seguridad de 2 a 1,5 metros, tal y como recoge la orden del departamento de Salud que regula esta nueva fase.

Se reabren los parques infantiles y los espacios deportivos al aire libre, precintados al inicio de pandemia. En ambos casos, deberá garantizarse un espacio de 4 metros cuadrados para cada persona.

Se eliminan los aforos para comercios, bares, restaurantes y sociedades gastronómicas. También para hoteles y alojamientos turísticos cuyas actividades de animación no podrán juntar a más de 25 personas.

La nueva normativa abre la puerta a que el público vuelva entre otros a los estadios, con limitaciones. Así, se permitirá la celebración de eventos y competiciones deportivas con un aforo máximo del 60% y un tope de 300 asistentes en espacios cerrados y de 1.000 al aire libre. En el caso de las competiciones oficiales de fútbol y baloncesto, el Consejo Superior de Deportes tendrá la última palabra.

Asimismo, se podrán celebrar corridas de toros, en los mismos términos y siempre que cuenten con butacas preasignadas.

En el caso de los partidos de fútbol y de baloncesto continúan desarrollándose sin público porque la competencia para permitirlo es del Consejo Superior de Deportes, ha explicado Tapia.

Las discotecas y el resto de los locales de ocio nocturno podrán retomar su actividad también con el 60% de su aforo y sin pistas de baile. Los cines, teatros, circos, pero también bibliotecas, archivos y salas de exposiciones deberán respetar un aforo máximo del 60% de su capacidad.

Los velatorios podrán contar con un aforo de 65 personas en espacios abiertos y de 30 en cerrados y los lugares de culto no podrán superar el 75% de su capacidad.

ANDALUCÍA

El gobierno andaluz ha aprobado 400 medidas entre las que cabe destacar las relacionadas con los aforos máximos permitidos. A partir del domingo estará permitido:

-Acudir a bares y restaurantes donde el gobierno permitirá un aforo máximo del 75 % en el interior de los establecimientos y del 100 % en las terrazas, manteniendo la seguridad de un metro y medio y con una concentración máxima de 25 personas por mesa.

-En los hoteles y apartamentos turísticos podrán ocuparse las zonas comunes, como salas de reuniones y comedores hasta el 50 %.

-Acudir a conciertos al aire libre que tendrán una capacidad máxima de 1.500 personas en el exterior.

-En cines, teatros y auditorios se aumenta la capacidad de aforo al 65 %.

-Los funerales podrán concentrar a 60 personas si son al aire libre y a 30 en espacios cerrados, si bien a los cortejos fúnebres podrán asistir 75 personas.

CATALUNYA

El gobierno de Quim Torra decidió adelantar la ‘nueva normalidad’ dos días antes. Así, se establecen como medidas generales el uso de mascarilla, lavado de manos y distancia interpersonal de 1,5 metros y se hace una llamada a la responsabilidad individual.

Respecto a aforos, hasta el 25 de junio se establece una restricción del 50% en locales cerrados y del 75% en abiertos. Tras esta fecha los porcentajes cambian con una distancia entre personas de al menos 2,5 metros.

VALENCIA

La Comunitat mantiene sustancialmente las medidas de lo que denominaron fase 3 avanzada. Se mantiene con carácter general el aforo del 75% y se fijan las medidas específicas por sectores: actos religiosos (velatorios, ceremonias nupciales, entre otros), medidas relativas al desarrollo de la actividad educativa, medidas relativas a actividades de tiempo libre y parques infantiles, medidas aplicables a los establecimientos de hostelería, a las actividades culturales (bibliotecas, archivos, museos, cines, teatros, instalaciones taurinas, instalaciones deportivas, acontecimientos deportivos, congresos, instituciones feriales, piscinas, transporte público y actividades náuticas.

Las bodas podrán tener un aforo del 75%, los velatorios tendrán un máximo de 25 personas, aunque en las comitivas de entierro la cifra se duplica, y las ceremonias religiosas también amplían su número máximo de personas hasta el 74% del aforo del lugar de culto.

Las medidas educativas permiten la reapertura de las escuelas infantiles públicas y privadas de 0 a 3 años. También se obliga en primaria y secundaria a que los profesores realicen tutorías presenciales a las familias y se permiten actividades presenciales, en grupos reducidos, para el alumnado que se presenta a las pruebas de acceso a la universidad. En el ámbito universitario, la Generalitat permitirá retomar las prácticas externas, aunque no las autorizará en empresas que hayan aplicado un ERTE o un ERE a su plantilla.

Los tres meses de nuestras vidas

A partir del 14 de marzo todo cambió. Vimos como se cerraban las fronteras, las calles se vaciaron y se sustituyeron por miedo. Todos los días un grupo de personas salía en la televisión a anunciar las peores noticias, al final solo quedó uno con el pelo ensortijado y problemas en la voz que también nos dio las mejores noticias.

Vimos los ataúdes, escuchamos los aplausos, observamos los problemas de otros en Europa. Después doblegamos la curva y empezaron las flexibilizaciones. Los niños volvieron a correr, luego los adultos. Más tarde los paseos se convirtieron en rutina. La desescalada avanzó y el problema sanitario quedó a un lado para dar lugar a la política y el enfrentamiento. Hemos visto el drama en las residencias y el drama sobre su gestión. En algún momento surgió un nuevo derecho social, el Ingreso Mínimo, la “quinta pata” del Estado del Bienestar.

Hemos sido testigos de las peleas en Europa con esos halcones de la deuda reacios a dar rienda suelta a decenas de miles de millones que refundan el buque europeo. Todavía discuten. Ahora España abre y lo hace optimista, pero cauta. Sanidad ha reconocido que ha habido 34 rebrotes, 9 de ellos siguen activos. Las noticias que llegan de fuera no son halagüeñas: hay brotes muy explosivos en Alemania, en Pekín y en Reino Unido. Latinoamérica, continente hermano, todavía lucha contra el coronavirus y no parece ganar la batalla.

España sale y abre los brazos a los turistas. 47 millones de españoles tratan de reconstruir un país muy dañado por los embates de un virus que ha venido a recordarnos que hay que proteger la biodiversidad. Solo un ecosistema sostenible puede impedir que hablemos de ‘nuevas normalidades’ y ‘estados de alarma’. Nuestro país deja atrás meses de conmoción, pero permanece ojo avizor a lo que suceda más pronto que tarde.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?