Jueves, 13 de Agosto de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

"Tan pronto como la pandemia remite, la ciencia ha dejado de ser una prioridad"

Javier García, catedrático de Química Inorgánica y presidente de la Academia Joven de España (AJE), reflexiona sobre el comportamiento de la sociedad tras los peores momentos de la pandemia

El catedrático de Química Inorgánica y presidente de la Academia Joven de España, Javier García Martínez, reflexiona sobre el papel que la ciencia está desempeñando durante la crisis sanitaria, económica y social causada por la COVID-19.

El catedrático de Química Inorgánica y presidente de la Academia Joven de España, Javier García Martínez, reflexiona sobre el papel que la ciencia está desempeñando durante la crisis sanitaria, económica y social causada por la COVID-19. / EFE

Dos cualidades definen su trabajo, la excelencia y el compromiso; pero el catedrático Javier García, presidente de la Academia Joven de España (AJE), deja un halo de pesimismo al reflexionar sobre la crisis: "Nada de lo que ha ocurrido va a producir un cambio profundo y duradero. Tan pronto como la pandemia remite, la ciencia ha dejado de ser una prioridad".

Lo dice alguien que ha alcanzado la excelencia académica e investigadora: es catedrático de Química Inorgánica de la Universidad de Alicante, titular de la Cátedra de Ciencia y Sociedad de la Fundación Rafael del Pino, patrono de la Fundación Gadea por la Ciencia, presidente de la Academia Joven de España (AJE), presidente electo de la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada y empresario.

García aparcó parcialmente todas esas tareas cuando estalló la crisis para arremangarse y formar un equipo multidisciplinar con ingenieros, informáticos y médicos para diseñar, consiguiendo fabricar en un tiempo récord un respirador artificial que han llevado a varios hospitales españoles y de América Latina.

"Un virus minúsculo nos ha recordado lo frágiles que somos", explica Javier García, para quien la crisis ha destapado "sacrificio y generosidad" y ha puesto de relieve la necesidad de contar con un sistema sanitario y científico "fuertes", porque de algo sí está convencido: "en los próximos años nos vamos a enfrentar a nuevas amenazas" y sólo investigando las causas se podrán enfrentar y solucionar los problemas.

Los científicos, ha recordado, llevan años advirtiendo de los riesgos que suponen el cambio climático, la pérdida de biodiversidad, el aumento de la contaminación o la degradación de los océanos, "pero seguimos ignorando las recomendaciones de los expertos y las señales, cada vez más claras, que nos da la naturaleza".

"Las disputas domésticas es las que vivimos distraídos, y no solo en nuestro país, han ocasionado que, una vez más, una gran amenaza nos haya pillado fuera de juego", según el investigador, que ha incidido en la importancia de que los ciudadanos exijan que se hagan realidad todas las promesas sobre el fortalecimiento de los sistemas de salud y ciencia.

"Los sanitarios que han atendido a nuestros familiares enfermos y los científicos que están trabajando sin descanso para encontrar una cura han sido los grandes héroes de este tiempo, pero muy pocas personas se quieren convertir en héroes; por eso necesitamos mejorar las condiciones laborales de nuestros sanitarios y de nuestros científicos".

Se abre ahora, a su juicio, un momento "único" para decidir "el tipo de país que queremos construir". Se trata, ha dicho "de una oportunidad histórica para que España salga fortalecida y mejor preparada para hacer frente a los grandes retos de nuestro tiempo", y ha apuntado a la sanidad y a la ciencia como los "grandes muros de contención" contra las amenazas que se ciernen sobre la Humanidad.

Y el conocimiento y el pensamiento crítico serán también las mejores herramientas para combatir teorías negacionistas, conspiraciones, bulos o fanatismos. "Nuestro pensamiento crítico es nuestra mejor arma contra la mentira, especialmente cuando ésta ha sido cocinada con los ingredientes que más nos gustan: nuestros propios sesgos y prejuicios".

"Ninguna tecnología o regulación puede reemplazar el pensamiento crítico a la hora de identificar y rechazar las noticias falsas; el fenómeno no es nuevo, pero la tecnología y las redes sociales lo han potenciado enormemente", según el catedrático, que ha alertado de que de la mano de esas noticias falsas y "mentiras fabricadas" llega siempre el fanatismo.

Las incertidumbres sobre el futuro aumentan la predisposición de las personas a aceptar soluciones fáciles a problemas complejos y su adhesión a líderes "sin escrúpulos" que repiten lo que lo que los ciudadanos quieren oír, pero Javier García lo tiene claro: "la ciencia es el mejor antídoto contra el fanatismo".

El presidente de la Academia Joven de España ha defendido y valorado la calidad y la excelencia de la ciencia española y ha incidido en que los jóvenes, que sufren la parte más "precaria" del sistema, deben ser la prioridad.

Auspiciada por el Gobierno, la AJE nació para promocionar la innovación y la investigación como motores del desarrollo y para tratar de derribar las barreras que encuentran los jóvenes o las mujeres, y con ella España se sumó a una lista de 40 países que cuentan con una institución similar.

No esquiva una pregunta sobre los políticos: "Los políticos están más pendientes del regateo corto y del rédito político; están distraídos en el juego cotidiano de alimentar o sobrellevar la polémica del momento".

Habrá nuevas amenazas; "no sabemos cuándo, pero sabemos que pasará", según Javier García, quien ha concluido que "cuando hemos tenido que luchar contra una enfermedad, han sido los sanitarios y los científicos quienes, con trabajo y rigor, no con palabrería y pareceres, nos están dando las soluciones que necesitamos para combatir al enemigo común".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?