Jueves, 24 de Septiembre de 2020

Otras localidades

Diada

Diada 2020: entre las concentraciones con distanciamiento social y altercados de los CDR

Las concentraciones autorizadas han respetado los aforos y la distancia de seguridad, mientras que los manifestantes de los comités han provocado incidentes

FOTOGALERÍA | Las concentraciones de la Diada marcadas por la distancia. / Marta Casado Pla (ACN)

Catalunya celebra este viernes 11 de septiembre una Diada marcada por la pandemia del coronavirus, que ha limitado todos los actos y movilizaciones que venían siendo habituales en los últimos años principalmente por las reivindicaciones del independentismo. La Diada de este año llega en un contexto de alerta por los posibles rebrotes de COVID-19, por el que siguen vigentes medidas de seguridad como el uso obligatorio de la mascarilla y la prohibición de las reuniones de más de 10 personas, y se produce tres días antes de comenzar el curso escolar, una de las fechas marcadas en rojo en el calendario desde hace meses por la excepcionalidad de la pandemia.

En esta situación, las grandes manifestaciones que se han producido cada 11 de septiembre en Catalunya desde el inicio del proceso independentista en 2012 han quedado reducidas y la cita principal de este año son las concentraciones descentralizadas que han convocado la ANC, Òmnium y la Associació de Municipis per la Independència (AMI). Con la imposibilidad de hacer una movilización masiva, las entidades soberanistas han optado este año por hacer 107 concentraciones repartidas en todo el territorio catalán, que han comenzado a partir de las 17.00 horas, y con un aforo limitado para garantizar las medidas sanitarias: solo pueden acceder las personas que se hayan inscrito, y son concentraciones estáticas en las que los participantes están separados por dos metros de distancia y llevan mascarilla obligatoria.

En la ciudad de Barcelona hay hasta ocho puntos de concentración: Meridiana-Fabra i Puig; rambla del Carmelo; paseo de Sant Joan-Travesera de Gracia; paseo de Gracia-Aragón; plaza Cataluña; plaza Universidad; plaza de Países Catalanes, y la plaza Letamendi. El acto central ha comenzado a las 17:30 en la plaza Letamendi, donde han intervenido los dirigentes de las entidades.

El presidente de Òmnium, Marcel Mauri, ha reivindicado la unidad del independentismo y ha asegurado que "nuestro peor enemigo somos nosotros mismos". "La fuerza de este país es su gente y eso no va de unos contra otros, sino de tejer juntos un futuro compartido", ha asegurado. Asimismo, la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie y el presidente de la AMI, Josep Maria Cervera han recordado el 1 de octubre de 2017 y han hecho un llamamiento a los ciudadanos que no han podido asistir a ninguno de los actos, para que salieran a los balcones con 'estelades' o con música reivindicativa, con tal de celebrar una Diada atípica.

Altercados de CDR

Por su parte, los Comités de Defensa de la República (CDR) han convocado concentraciones alternativas no autorizadas por los Mossos d' Esquadra para celebrar la Diada en todos los territorios catalanes. Durante el recorrido por Via Laietana y Ronda de Sant Pere, los manifestantes han quemado un muñeco con la cara del rey Felipe VI al grito de "1 de octubre, lo volveremos a hacer" y una bandera de España.

Así, detrás del muñeco han colocado cajas con símbolos de instituciones, como el de la Policía Nacional, la Guardia Civil o el Congreso y de empresas y bancos del Ibex-35 e Inditex. Tras simular un juicio contra 'el régimen del 78', conducido por Roger Español, el manifestante que perdió un ojo durante los altercados del 1-O, han prendido fuego a esas cajas.

Al dirigirse hacia el Paseo de Gràcia, los activistas han desplazado los contenedores de los jardines y han intentado incendiarlos, aunque los vecinos del barrio lo han sofocado echando agua desde los balcones para evitar las llamas. Acto seguido, la marcha se ha disuelto sobre las 21:30 horas, al dispersarse los manifestantes sin más incidentes.

Los CDR queman un muñeco con la cara del rey Felipe VI. / GettyImages (GettyImages)

Una bandera de España en la ofrenda floral

Una persona ha irrumpido este viernes en las ofrendas florales al monumento a Rafael Casanova en Barcelona, con motivo de la Diada del 11 de septiembre, y ha depositado una bandera española sobre las coronas de flores. Al finalizar las ofrendas oficiales, en las que han participado comitivas de instituciones, partidos y entidades de Cataluña, el hombre se ha acercado al monumento y ha depositado una bandera española sobre las coronas de flores. Un hombre con la camiseta de la selección catalana lo ha increpado y le ha arrebatado la bandera. Agentes de los Mossos d'Esquadra se lo han llevado fuera del lugar, mientras otra mujer retiraba la otra bandera española.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha pedido este jueves al Gobierno central que organice un "acto solemne" en el que el presidente, Pedro Sánchez, y el jefe del Estado --el Rey Felipe VI-- se disculpen públicamente por el fusilamiento del expresidente de la Generalitat Lluís Companys. / EUROPA PRESS

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?