Jueves, 29 de Octubre de 2020

Otras localidades

Los nuevos ERTE tendrán un 100% de bonificación en caso de rebrote

Las claves de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo hasta el 31 de enero

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz; los secretarios generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo; el presidente de CEOE, Antonio Garamendi, y el presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva.

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz; los secretarios generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo; el presidente de CEOE, Antonio Garamendi, y el presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva. / MINISERIO DE TRABAJO (Europa Press)

Después de semanas de negociaciones, que han culminado en la mañana de este mismo martes con el acuerdo en el seno de la dirección de CEOE para aceptar la última propuesta del Gobierno, el Consejo de Ministros aprueba las nuevas condiciones de los ERTE que estarán en vigor desde el 1 de octubre hasta el 31 de enero. Estas son las principales claves:

ERTE sectoriales

El Real Decreto-Ley crea nuevos tipos de ERTE que cubren buena parte de las situaciones en las que se pueden encontrar las empresas. El heredero del ERTE más importante en los últimos meses, el ERTE por fuerza mayor, es el que alcanza a sectores especialmente afectados por la pandemia. Estos sectores se detallan en una lista pactada entre el Gobierno y la patronal con más de 40 actividades, que pueden entrar directamente en estos ERTE. Son, entre otros, agencias de viajes, aerolíneas, hoteles, artes escénicas, parques temáticos, taxis… y otros más concretos, como el sector aeroespacial, la fabricación de alfombras o la fabricación de instrumentos musicales.

Las empresas de estos sectores, y las de otros sectores que puedan acreditar que dependen de estas directamente (porque forman parte de su cadena de valor) o indirectamente, podrán beneficiarse de exenciones en las cotizaciones a la Seguridad Social del 85% durante los meses de octubre a enero, si son empresas pequeñas, o del 75% si tienen más de 50 trabajadores. Estos Expedientes de Regulación Temporal de Empleo mantendrán estas ventajas incluso si se convierten en ERTEs ordinarios.

ERTE por cierre o limitaciones

Los ERTE de rebrote, vigentes en la anterior prórroga, dan paso a otros dos tipos de ERTE más afinados y con más ventajas para las empresas. Por un lado están los ERTE de impedimento: si alguna empresa tiene algún centro de trabajo que no puede desarrollar su actividad por las medidas dictadas para contener al virus, podrá aplicarse este ERTE que le da un 100% de exoneración a las cotizaciones sociales de sus empleados mientras dure el impedimento si es una empresa de menos de 50 trabajadores, y del 90% si es una empresa grande.

El otro ERTE que sustituye al de rebrote es el de limitación, y es para cuando algún centro de trabajo ve su actividad no parada pero sí restringida (por ejemplo, en aforo u horario) por las medidas de control de la pandemia. Mientras dure la limitación, las exenciones a las que podrán acceder las empresas pequeñas son del 100%, del 90% del 85% y del 80% a medida que avanzan los meses (octubre, noviembre, diciembre y enero) y las empresas grandes igual, unas exenciones que se van reduciendo con el tiempo, pero algo menores: del 90%, 80%, 75% y 70%, respectivamente.

Ventajas para los trabajadores

La negociación de las últimas semanas también ha propiciado nuevas condiciones favorables para los trabajadores en ERTE. Para empezar, muchos de los trabajadores en ERTE se aproximan ya al séptimo mes de cobro de prestaciones; y según la ley de 2012, al llegar a ese momento la cuantía por la prestación por desempleo cae del 70% de la base reguladora (el sueldo anterior, por entendernos) al 50%. El Real Decreto-Ley anula esa norma para estos empleados y especifica que la cuantía no caiga, que se mantenga en el 70% para los trabajadores que estén en ERTE.

Otra ventaja es la que recibe el nombre de “contador a cero”. Para todos los trabajadores que hayan estado en ERTE hasta el 30 de septiembre, el tiempo que hayan pasado cobrando prestación no contará nunca como gastado de su paro acumulado, es un contador a cero total. Para los trabajadores que estén en ERTE a partir de octubre, el contador a cero tiene una limitación: el final del año que viene. Es decir, si un trabajador en ERTE acaba finalmente en el paro, el tiempo de prestación que haya consumido desde octubre en ese ERTE no contará como gastado si su despido se produce antes del 31 de diciembre de 2021. Si se produce después, sí que contará como consumido y su prestación, por lo tanto, se acortará.

Y una de las principales ventajas para los trabajadores, y que ha costado que la patronal aceptase: el mantenimiento del empleo. Las empresas que se beneficien de los ERTE dispuestos en este Real Decreto Ley tendrán que mantener el empleo hasta seis meses después de haber levantado el ERTE, o si no tendrán que devolver las ayudas concedidas.

Además, los trabajadores en ERTE tendrán derecho prioritario a la formación, y se establecerán acciones formativas específicas para este colectivo, y hay ampliación de las coberturas de los trabajadores fijos discontinuos, y una mejora de las de los trabajadores a tiempo parcial.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?