Internacional

Guía para no perderte nada en las elecciones de EEUU

Resolvemos las principales dudas sobre los comicios en EEUU entre Donald Trump y Joe Biden: a qué hora empieza el recuento, qué estados decidirán la contienda, por qué hay que llegar a 270 votos electorales, qué pasa si termina la noche y no hay un vencedor...

El presidente de EEUU, Donald Trump, con un paraguas a su llegada a un acto electoral en Michigan / CARLOS BARRIA (Reuters)

Madrid

Se acabó la espera. Estados Unidos afronta este martes una de las elecciones presidenciales más cruciales de la historia reciente del país. EEUU acude a las urnas en pleno auge de la segunda ola del coronavirus, que deja en los últimos días cifras cercanas a los 100.000 nuevos casos por jornada, lo que está generando una participación masiva a través del voto por correo y el voto anticipado. 

Con las encuestas señalando a un gran favorito en la batalla entre Donald Trump y Joe Biden por la presidencia y con el recuerdo todavía del histórico fracaso de los sondeos de 2016 (daban como favorita a Hillary Clinton y acabó perdiendo) EEUU apura las últimas horas de la campaña electoral de unas nuevas elecciones en las que todo puede pasar. Estas son algunas de las claves a tener en cuenta para no perderte un detalle de lo que ocurra este 3 de noviembre: 

¿Qué se decide durante la noche del 3 de noviembre?

En primer lugar, la presidencia de EEUU. Cerca de 200 millones de personas están llamados a las urnas este 3 de noviembre para escoger al nuevo presidente de Estados Unidos. Pero no será lo único que esté en juego este martes.

Más información

Los comicios de este 3 de noviembre servirán también para renovar las dos cámaras legislativas del país. El Congreso de EEUU está dividido en Senado y Cámara de Representantes y ambas designarán este martes a muchos de sus nuevos integrantes. Actualmente la primera está en manos del Partido Demócrata y la segunda cuenta con una mayoría del Partido Republicano.

Los 435 escaños de la Cámara de Representantes y un tercio de los 100 asientos del Senado están en juego en estas elecciones. La importancia de controlar ambas cámaras es vital, ya que son las encargadas de supervisar el gasto público, controlar las actividades del ejecutivo, así como de crear proyectos de ley y aprobarlos. Es decir, si los demócratas consiguieran mantener su mayoría en la Cámara de Representantes y hacerse con el Senado podrían bloquear o retrasar todos los planes legislativos de Trump en caso de que este fuera reelegido como presidente.

¿Qué candidatos se presentan?

A pesar de que más de 1.200 personas (entre las que se encuentra el rapero Kanye West) han rellenado las solicitudes necesarias para presentarse como candidatos a las elecciones presidenciales de EEUU, solo dos tienen opciones reales de convertirse en el 46º presidente del país norteamericano: Donald Tump y Joe Biden.

El magnate neoyorquino Donald Trump se presenta a la reelección tras 4 polémicos años al frente de un país que bajo su mandato ha visto cómo se aplicaban rebajas fiscales para grandes empresas y millonarios o restricciones en las políticas de Barack Obama en materia de inmigración, medio ambiente y del sistema sanitario. Durante estos 4 años Trump ha sido sometido al tercer lugar 'impeachment' de la historia del país por las presiones a líderes ucranianos para investigar a sus rivales políticos y, en la actualidad, su ejecutivo es muy criticado por su gestión de la pandemia del coronavirus, que en EEUU deja ya más de 9.100.000 contagios y 230.000 fallecidos.

Joe Biden Y Kamala Harris / LAWRENCE JACKSON/BIDEN FOR PRESIDENT / ZUMA PRESS

La papeleta del Partido Demócrata la encabeza el nombre de Joe Biden, el que fuera vicepresidente de EEUU durante los 8 años de presidencia de Barack Obama. Biden, que intenta ocupar la Casa Blanca por tercera vez tras sus intentos fallidos en las primarias de 1988 y 2008, es un demócrata de perfil moderado al que acompaña en su candidatura Kamala Harris, la primera candidata afroamericana a la vicepresidencia de EEUU.

¿Quién es el favorito? ¿Qué dicen las encuestas?

En 2016 la candidata demócrata Hillary Clinton (45%) llegaba al primer día del mes de noviembre con una ventaja cercana a los 4 puntos de distancia con respecto a Donald Trump (41%), según la media de sondeos de FiveThrityEight. En este mismo punto, este mismo indicador estima que Biden (52%) está 9 puntos por encima del actual presidente (43%), por lo que la posición en la que parte Joe Biden es mucho más favorable que la que tenía Clinton en 2016.

Pero Trump ya consiguió hace cuatro años dar la vuelta a las encuestas el día de las elecciones, por lo que ahora nadie se atreve a darle por muerto. Sin embargo, los pronósticos no son favorables para él. La media de encuestas de Real Clear Politics sitúa a Trump 8 puntos porcentuales por debajo del exvicepresidente Biden. El modelo de predicción del diario The Economist solo da a Trump un 5% de posibilidades de ganar las elecciones, mientras que las 40.000 simulaciones del modelo de FiveThirtyEight únicamente dan como vencedor a Trump en 10 de cada 100 escenarios (10%).

La posición de Biden en las encuestas es extremadamente positiva porque en ningún momento de los 150 días previos a las elecciones de 2016 ninguno de los dos candidatos consiguió superar la marca del 50% y él lleva por encima de esa barrera desde principios del mes de agosto de forma continuada, según FiveThirtyEight. Además, a diferencia de lo que ocurrió hace cuatro años, la diferencia entre candidatos en las elecciones de 2020 ha sido muy estable. Biden no ha ido por detrás en las encuestas nacionales en ningún momento en toda la campaña electoral, algo que no había sucedido hasta el momento en los comicios de este siglo XXI en EEUU.

270 votos para ser presidente

La elección de Trump o Biden como el nuevo presidente de EEUU dependerá de un órgano llamado Colegio Electoral en el que los dos candidatos ansían llegar a la cifra de 270 votos de la que se hablará durante toda la noche del 3 de noviembre.

En ese Colegio Electoral cada estado (más Washington DC) recibe al menos tres votos y todos tienen un número de representantes prácticamente proporcional a la población de dicho territorio. De esta forma, California es la región que más votos aporta (55), seguida de Texas (38), Florida (29) y el estado de Nueva York (29). En total son 538 los delegados que van a elegir al próximo presidente de EEUU, por lo que, para vencer, tanto Trump como Biden necesitan la mitad más uno de los votos, es decir, 270.

El sistema durante las elecciones presidenciales se basa en un sencillo principio: el candidato que consigue más votos en un estado se lleva todos los votos de ese estado (salvo en Maine y Nebraska, que asignan sus 5 y 4 votos, respectivamente, de una forma algo más compleja). Por ejemplo, si un candidato se hace con la mayoría de los votos en Pennsylvania se llevaría los 20 votos electorales que aporta ese estado al Colegio Electoral. Este es el motivo de que haya una serie de estados en los que las distancias entre candidatos son mínimas ajustados y que decidirán la contienda del lado de Trump o de Biden. Son los conocidos como 'swing states' o estados bisagra y serán el centro de atención este 3 de noviembre.

Todo se decidirá en un puñado de estados

Existe la posibilidad de que un candidato a la presidencia consiga más votos que su rival en todo el país y aún así pierda las elecciones al no alcanzar la cifra de 270 votos en el Colegio Electoral. Dos de las últimas cinco elecciones en EEUU (2000 y 2016) han sido ganadas por candidatos que consiguieron menos votos a nivel nacional que sus oponentes.

Esto es posible por el ya mencionado funcionamiento del Colegio Electoral. Para ser presidente de EEUU no es necesario conseguir más votos que tu rival en todo el país, solo es necesario conseguir vencer en un grupo de estados que te asegure llegar hasta los 270 votos en el Colegio Electoral.

Por lo tanto, la batalla estado por estado se convierte en vital. Este es el motivo por el que estados con las encuestas muy ajustadas como Texas (38 votos electorales), Florida (29), Pennsylvania (20), Ohio (18), Michigan (16), Georgia (16), Carolina del Norte (15), Arizona (11), Wisconsin (10) o Iowa (6) serán algunos de los 'swing states' en los que estarán puestas todas las miradas durante la noche electoral, ya que pueden inclinar la balanza presidencial de un lado o de otro.

Récord de voto anticipado

La pandemia del coronavirus y la implementación de diversos tipos de voto previo a la jornada electoral en los 50 estados de EEUU están motivando un auge histórico en el voto anticipado para estos comicios. Más de 91,5 millones de estadounidenses ya han depositado sus votos (a través del correo o en persona) para elegir al nuevo presidente, una cifra nunca vista en la historia electoral del país.

Estos más de 90 millones de votos anticipados suponen más dos tercios del total de votos registrados en los comicios de 2016 y hacen prever una alta participación a pesar de las restricciones por el COVID-19. Además, en el estado de Texas se han depositado ya más de 9 millones de papeletas anticipadas, una cifra que ya supera el total de votos de esta región en 2016.

Largas colas de votantes esperando para depositar su voto anticipado en el Metropolitan Multi-Services Center de Houston (Texas) / Getty Images

¿Y si termina la noche y no hay un vencedor?

El volumen histórico del voto anticipado y por correo de este 2020 conlleva un riesgo: los resultados podrían no conocerse tan rápido como en años anteriores. Los votos por correo demoran el recuento, ya que las papeletas deben abrirse y validarse como votos válidos antes de ser procesadas y contabilizadas.

En al menos 33 de los 50 estados estos votos pueden procesarse (sin contabilizarse) antes del día de las elecciones. Aún así, el recuento en dichos territorios podría no finalizar durante la noche electoral si la cantidad de papeletas enviadas por correo es muy elevada, por lo que dichos estados podrían no declarar un ganador la noche del 3 de noviembre.

Para añadir más confusión, hay media docena de estados (entre los que se encuentran estados decisivos como Pennsylvania o Wisconsin) en los que el procedimiento de procesamiento y recuento de estos votos no puede empezar hasta el mismo 3 de noviembre. Además, en 22 estados (más el Distrito de Columbia) se pueden enviar votos por correo hasta el mismo día de las elecciones (o el día anterior). Estas papeletas tienen que ser contabilizadas, aunque sean recibidas después del 3 de noviembre, retrasando días el resultado final de ese estado.

En resumen, si muy avanzada la noche electoral Biden y Trump siguen con opciones de llegar a 270 votos electorales y se mantienen luchas ajustadas en varios estados en los que el voto por correo puede decantar el territorio de un lado u otro, podríamos no llegar a conocer al vencedor de las elecciones durante la noche del 3 de noviembre. 

No queda lejos el recuerdo de lo sucedido en el año 2000, cuando el recuento de los votos en el decisivo estado de Florida (que ganó George W. Bush por 537 votos a Al Gore) se prolongó durante 31 días.

¿A qué hora comenzaremos a conocer resultados?

Como cada cuatro años habrá que trasnochar para conocer el nombre del 46º presidente de EEUU, si es que finalmente se proclama un ganador en la noche electoral. En España no será hasta la madrugada del martes 3 de noviembre al lunes 4 de noviembre cuando comencemos a conocer los resultados de los primeros estados en disputa.

Una vez que las urnas cierran en un estado comienza el recuento oficial de votos en dicho territorio. Sin embargo, a partir de ese mismo momento los medios de comunicación norteamericanos pueden empezar a hacer sus 'proyecciones', predicciones basadas en datos previos, encuestas a pie de urna y escrutinios ya en marcha sobre quién ha sido el ganador de ese estado.

Estos son los horarios de cierre de los colegios electorales (hora española):

  • 01:00 horas – Georgia, Indiana, Kentucky, Carolina del Sur, Virginia y Vermont cierran sus colegios electorales.
  • 01:30 horas – Hora de cierre en West Virginia y los 'estados bisagra' de Carolina del Norte y Ohio.
  • 02:00 horas – Cierran las urnas de cerca de una veintena de estados, entre los que hay territorios clave como Pennsylvania.
  • 02:30 horas – Arkansas clausura sus urnas.
  • 03:00 horas – Más estados decisivos cierran sus colegios electorales. Esta vez es el turno de Wisconsin o Arizona, junto a otra decena de estados.
  • 04:00 horas – Turno de otros cuatro estados, entre los que se encuentra el 'swing state' de Iowa.
  • 05:00 horas – Hora de empezar a contabilizar los votos de los últimos estados de la costa oeste. En este grupo se encuentra California, estado que más votos aporta al Colegio Electoral con 55.
  • 06:00 horas – Cierran las urnas en Hawaii.
  • 07:00 horas – Clausura de colegios electorales en Alaska.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad