Miércoles, 02 de Diciembre de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS FRANCIA

La pandemia da una tregua en algunos países europeos: bajan los contagios y se relajan las restricciones

Reino Unido, Francia, Bélgica e Italia registran una tendencia positiva en los contagios y hospitalizaciones que van descendiendo a consecuencia de las medidas de contención impuestas

Bajan los contagios de coronavirus en algunos países europeos.

Bajan los contagios de coronavirus en algunos países europeos. / GettyImages (GettyImages)

La pandemia de coronavirus sigue avanzando con fuerza, aunque algunos países europeos han conseguido contener el impacto de la enfermedad y prevén incluso relajar las restricciones. Así lo han anunciado las autoridades en Reino Unido, Francia, Bélgica o Italia, que esperan tener unas fechas navideñas "casi normales".

Después de un mes con estrictos confinamientos en algunas regiones, toque de queda, limitación horaria de bares y restaurantes, cierre de escuelas y comercios, algunos países levantan cabeza tras cifras catastróficas de contagios y muertes, y ya trabajan en un plan de cara a Navidad.

Reino Unido

Por su parte, el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, ha anunciado que flexibilizará las medidas contra el coronavirus durante la Navidad para facilitar las reuniones familiares. Así, Johnson detallará este lunes el plan para volver a instaurar un sistema de tres niveles de restricciones a partir del 2 de diciembre, cuando está previsto que concluyan las medidas de confinamiento decretadas en toda Inglaterra el pasado 5 de noviembre.

Esa hoja de ruta incluirá una pausa en algunas de las limitaciones sociales entre el 22 y el 28 de diciembre, para que "las personas puedan ver a sus seres queridos en Navidad", tal y como ha indicado el mandatario británico. Si bien el plan está pendiente de que Johnson acuerde un calendario similar para todo el Reino Unido con los gobiernos autónomos de Escocia, Gales e Irlanda del Norte.

Fuera de las fechas navideñas, las restricciones en las regiones más castigadas por la epidemia serán más duras que las que se habían impuesto en octubre en Inglaterra. "Los esfuerzos de todos durante las actuales restricciones nacionales han ayudado a volver a tener el virus bajo control, ralentizar su expansión y rebajar la presión sobre el sistema público de salud", afirmó el portavoz gubernamental.

No obstante, "el virus todavía está presente", aseguró. "Sin restricciones regionales podría volver a descontrolarse otra vez antes de que las vacunas y los test masivos hayan tenido efecto", agregó. El Reino Unido registró el sábado 341 muertes por COVID-19 y 19.875 contagios, frente a 20.252 infecciones y 511 fallecidos comunicados el día anterior.

Francia

El presidente francés, Emmanuel Macron, quiere dar "coherencia" y "claridad" al país durante la intervención del próximo martes en la que explicará los próximos pasos que decidirá el Gobierno para aliviar el confinamiento impuesto para frenar la pandemia. Según ha podido saber la prensa francesa, se prevé que el pequeño comercio pueda abrir desde el 1 de diciembre, para intentar amortiguar el impacto económico y social de las medidas restrictivas, aunque los bares y restaurantes permanecerán cerrados hasta enero.

La intervención del presidente se espera con mucha expectación por un país que busca saber cómo podrá celebrar las fiestas navideñas a pesar de que el Gobierno ya ha advertido que no se tolerarán grandes reuniones y que recomienda celebraciones a nivel familiar en pequeños grupo.

Así, Macron afirmó que "no hay nada peor que la incertidumbre y la impresión de una tristeza sin final" después de la serie de medidas restrictivas tomadas durante los últimos meses para frenar la segunda ola de la enfermedad, por lo que llama a la responsabilidad ciudadana para no volver a las cifras de antes de las restricciones.

En este sentido, el portavoz del Gobierno, Gabriel Attal, señaló que se prevén tres fases de reapertura del actual confinamiento "en función de la evolución sanitaria": una a partir del 1 de diciembre, otra para las fiestas navideñas y la última ya en enero.

Bélgica

Un mes después de haber llegado a ser el país europeo con mayor incidencia de coronavirus, Bélgica sigue confirmando el descenso de infecciones, hospitalizaciones y muertes por COVID-19, pero las autoridades avisan: "Todos los indicadores continúan evolucionando favorablemente, pero está claro que aún tenemos un largo camino delante de nosotros antes de llegar a una situación más normal", agregó el portavoz.

Los datos de contagios y hospitalizaciones por COVID-19 mantienen su buena tendencia, por lo que las autoridades consideran que las medidas de contención están funcionando. Hace unos días, los estudiantes belgas de primaria y secundaria volvieron a las aulas tras dos semanas de vacaciones escolares prolongadas por el coronavirus.

La reapertura de los colegios y escuelas suponen el inicio de la desescalada de las restricciones, aunque las autoridades insisten en fomentar el teletrabajo. No obstante, de cara a Navidad se espere que esta tendencia a la baja en contagios continúe y se puedan relajar las restricciones.

Italia

El ministro de Sanidad italiano, Roberto Speranza, firmó este domingo la ordenanza por la que se mantiene en zona roja hasta el 3 de diciembre, con un confinamiento ligero de su población, las regiones de Calabria, Lombardía, Piamonte, Apulia, Sicilia y Valle de Aosta, mientras que se evalúan aperturas de comercios y restaurantes durante el periodo natalicio.

La evolución de la pandemia en Italia empieza a ser positiva, pues se registraron 36.176 nuevos contagios de coronavirus y 653 fallecidos las últimas veinticuatro horas, lo que implica la disminución levemente de los casos respecto a las pasadas semanas.

La provincia autónoma del Alto Adigio o Tirol del Sur, en el norte de Italia, comenzó hoy una campaña para someter al test de coronavirus a, al menos, el 70 % de su población, cerca 350.000 personas, después de haber tenido que aplicar un confinamiento a sus ciudadanos ante el aumento de los contagios.

Alemania

Sin embargo, el cauce de la pandemia en Alemania no es muy halagüeño. En las últimas 24 horas se han registrado 15.741 nuevos casos y 138 fallecidos más. Por eso, virólogos y médicos alemanes han considerado conveniente que se prolonguen o incluso se endurezcan las actuales restricciones en Alemania, a causa de las elevadas cifras de infecciones de coronavirus.

"El objetivo es el de alcanzar un claro retroceso de las nuevas infecciones. Pero casi tres semanas después del inicio de las medidas, no vemos ningún descenso claro, sino un movimiento lateral", ha afirmado el virólogo jefe de la Universidad Heidelberg, Hans-Georg Kräusslich.

"Por lo tanto, queda claro que el verdadero objetivo no ha sido alcanzado", añadió el virólogo. Por esa razón, el virólogo Alexander Kekulé ha reclamado un endurecimiento. "Durante la próxima reunión entre el Gobierno alemán y los estados federados el miércoles es imprescindible que se tomen nuevas medidas contra el coronavirus", ha asegurado.

"Entre éstas debería contarse que todas las escuelas secundarias dividan inmediatamente sus cursos y alternen las clases", ha manifestado el experto de la Universidad Halle-Wittenberg. Al mismo tiempo, aboga por dejar abiertas guarderías, jardines de infancia y escuelas primarias. A la vez, propuso que "las vacaciones de Navidad deberían empezar en todo el país una semana antes del 24 de diciembre"

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?