Viernes, 26 de Febrero de 2021

Otras localidades

Animales

Dejaron una cámara en un bosque durante dos meses para analizar la vida silvestre: esto es lo que ha grabado

Marcos comparte, a través de un hilo de Twitter, cada uno de los animales que se dejaron ver

Los corzos se dejaron ver frente a la cámara.

Los corzos se dejaron ver frente a la cámara. / Twitter

Hace ya varios meses, concretamente en octubre, Marcos y su padre instalaban una cámara de trampeo en las faldas del monte Baciero (Huesca) para analizar la fauna local. Así lo ha dado a conocer a través de su cuenta de Twitter, donde ha querido compartir con la comunidad todo lo que ha captado la cámara durante estos más de dos meses en el bosque situado en el municipio de Seira: "Lo voy a publicar aquí en forma de hilo porque es alucinante la de vida silvestre que hay en un bosque". 

Su objetivo principal era ver a la osa Sarousse, una hembra de 21 años que, tras nacer en Eslovenia en cautividad, era liberada en Francia en 2006. Después de cuatro años en tierras galas, la osa se trasladaba a la vertiente sur de la cordillera pirenaica y se instalaba en el macizo de Turbón. A partir de entonces, la osa aparecía de vez en cuando en los periódicos locales por sus pequeños ataques a la fauna local. Sin embargo, la osa fue asesinada el pasado mes de noviembre por un cazador que asegura haber actuado en defensa propia.

Desde corzos hasta jabalíes: así es el día a día de la vida silvestre en los bosques de Seira

A pesar de que no pudieron ver a la osa, la cámara ha captado mucho más. Así lo ha demostrado en su cuenta de Twitter, donde ha compartido alguno de los vídeos de la fauna local. El primero de los animales que posó frente al objetivo de la cámara fue un mirlo que se posaba tranquilo sobre la sombra de un pinar. Varias horas más tarde, padre e hijo detectaban una pareja de corzos que miraban la cámara con curiosidad: "Igual no había sido tan discreto como creía".

Durante estos dos meses, la cámara ha captado todo tipo de criaturas. Además de las ya citadas, el responsable de la publicación explica que también han podido ver ardillas e incluso una familia de jabalíes. Después de acostumbrarse a la cámara, algo para lo que no necesitaron más que un par de días, los distintos animales comenzaron a dejarse ver con más frecuencia. Principalmente los corzos, quienes acudían día y noche a dicha localización: "Parece que los corzos se acostumbran a la cámara".

Desde un rebaño por sorpresa a una raposa muy avispada: estos fueron los animales que vieron

Después llegaría el turno de los jabalíes e incluso de un rebaño de ovejas que sorprendió a la familia. A pesar de que el pastor pasó por delante de la cámara, no reparó en ella y siguió su camino como si nada hubiera pasado. No volvieron a saber nada más sobre ese rebaño, pero sí sobre todo tipo de especies que visitaron la zona.

Durante los próximos día vieron una raposa que, al igual que los corzos, se quedó mirando fijamente a la cámara. También una liebre, una jineta y otro ejemplar de jabalí, quien arregló el terreno para que su familia pudiera pasar más tarde por allí. Por lo tanto, la cámara instalada por Carlos y su padre recibió la visita de un gran número de especies de todo tipo. Desde las ardillas o los mirlos hasta los jabalíes. Pese a que no pudieron ver a la osa, su objetivo principal, sí que lograron disfrutar de la vida salvaje.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?