Cine y TV
First Dates

"No te lo mereces": Diana sufre uno de los plantones más humillantes de la historia de 'First Dates'

El vigilante de seguridad explicaba frente a las cámaras que se había marchado porque no le gusta perder el tiempo

Madrid

First Dates ha emitido durante estos últimos días una programación especial con motivo de San Valentín. El día de los enamorados está a la vuelta de la esquina y, en conmemoración a este, el equipo liderado por Carlos Sobera ha querido prepararse para la ocasión con una serie de citas que pasarán a la historia del programa. Desde una pedida de matrimonio en medio del restaurante hasta un plantón que pasará a la historia del programa.

Más información

Después de presentar a algunos de sus comensales, Carlos Sobera daba la bienvenida a Pedro. Un vigilante de seguridad de 27 años, que llegaba al restaurante con un osito de peluche bajo el brazo, que confesaba ser muy tímido y no tener demasiada suerte en el amor: "Soy tímido, no me afecta a la hora de tener relaciones, pero tirar para adelante me cuesta un poco". Tras hablar sobre sus anteriores relaciones, y contar que tiene una hija, el presentador decidía que había llegado el momento de que conociera a la que sería su cita durante aquella noche.

Pedro abandona la cena porque no se siente a gusto

Apenas unos segundos más tarde, el presentador se acercaba hasta la puerta principal del restaurante para presentarle a Diana. Una joven de 23 años, natural de Barcelona, a la que le encanta el clan de las Kardashian. Aunque en un primer momento todo parecía ir a las mil maravillas, todo fue torciéndose a medida que avanzaba la cita. Y es que, a pesar de que ambos se intercambiaron varios piropos al comienzo, los comensales no tenían ningún tema sobre lo que hablar.

Después de intercambiar información básica referente a la edad o al trabajo, Pedro y Diana se quedaban sin palabras. A pesar de que Diana hizo todo lo posible para sacar temas de conversación, Pedro parecía tener claro que no quería continuar la cita. Así lo demostraba posteriormente frente a las cámaras de First Dates, donde reconocía que se iba encontrando más incómodo a cada pregunta que le hacía su cita de aquella noche.

"Nunca me habían dado plantón"

Por esa misma razón, y cuando ya no podía más, Pedro le explicó que se iba a marchar porque no estaba cómodo: "Me voy a ir, ¿vale? No estoy a gusto y no me salen las palabras. No hemos coincidido en nada. Eres una chavala muy agradable, pero no fluye, nos estamos bloqueando y es mejor así". Algo que nunca le habían hecho a Diana, quien reconocía que no sabía cómo actuar frente a una situación semejante.

Después de que Pedro abandonara el restaurante, Carlos Sobera se acercó hasta la joven para explicarle que no se lo merecía lo que le había pasado: "Las cosas tienen que fluir con naturalidad y, si no lo hace, es que no funciona y ya está". Sin embargo, las puertas del restaurante siguen abiertas para ella. Por esa misma razón, y para que pueda encontrar el amor en un futuro cercano, el presentador le invitaba nuevamente al programa para que, esta vez sí, pueda conocer a una persona.


Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad