Lunes, 01 de Marzo de 2021

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

El Supremo reconoce que sanitarios y policías del País Vasco estuvieron desprotegidos durante la primera ola

Confirma las sentencias del TSJ del País Vasco que "habían considerado lesionados los mencionados derechos fundamentales" a la vida y la integridad física de trabajadores sanitarios y agentes de la Ertzaintza

Supremo Osakidetza COVID

Comienza la vacunación anticovid en la Ertzaintza / IREKIA (IREKIA)

El Tribunal Supremo ha decidido confirmar dos sentencias de los tribunales vascos que reconocen que los sanitarios vascos y agentes de la Ertzaintza no estuvieron lo suficientemente protegidos del COVID durante la primera ola de la pandemia. En un escueto comunicado, la sala de lo social explica que confirma estas dos resoluciones que "habían considerado lesionados los mencionados derechos fundamentales", refiriéndose al derecho a la vida y a la integridad física.

El Tribunal Supremo, aunque la sala de lo contencioso-administrativo y no la de lo social, ya dictó una sentencia el año pasado en la que reconocía que los sanitarios de todo el país no habían tenido la protección suficiente durante la primera ola. Estos dos nuevos procedimientos, llevados por lo social, en materia de prevención de riesgos laborales.

Una de las sentencias que ahora ratifica el Supremo dijo, por ejemplo, que "la actividad preventiva del Gobierno Vasco no fue la debida desde el punto de vista normativo, pues pasó más de un mes desde la declaración de la emergencia sanitaria en Euskadi y del estado de alarma en el Estado y varios días desde los protocolos precitados hasta que tales tests comenzaron a realizarse en los términos indicados". Aseguró que en el caos de la Ertzaintza "hubo agentes que se tuvieron que reincorporar al servicio Incluso y en ocasiones, también respecto aquellos que reincorporó al servicio con el solo dato del alta médica, sin mediar test que certificara su curación o ausencia de virus".

En la otra sentencia, relativa a los sanitarios vascos, dijo el TSJ del País Vasco que "dada la virulencia del COVID 19, tristemente por todos conocida, debemos afirmar que la inactividad por parte del Servicio Vasco de Salud ha puesto en riesgo cierto la integridad física del personal sanitario de los centros de trabajo de Santa Marina, Gorliz, y de la red de salud mental de Araba, lo que constituye la lesión del derecho fundamental denunciada en la demanda, con independencia de si dicho riesgo se llegó o no materializar en un daño efectivo a la salud".

La sentencia completa del Supremo se conocerá en los próximos días.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?