Jueves, 25 de Febrero de 2021

Otras localidades

Los abusos contra menores se multiplican por cuatro en una década

Han aumentado las agresiones por parte de los padres biológicos y de los compañeros sentimentales de la madre

Evolución de casos de abuso sexual.

Evolución de casos de abuso sexual. / FUNDACIÓN ANAR

Los abusos contra menores se han multiplicado por cuatro en una década, según un estudio presentado por la Fundación ANAR [PDF]. Las víctimas son mujeres en su inmensa mayoría (78,3%) y seis de cada 10 son adolescentes de 13 a 18 años. La aparición de los abusos vinculados a las nuevas tecnologías es una de las razones del aumento de este tipo de comportamientos y no sólo aumentan los casos sino también la gravedad y la frecuencia de los abusos.

El estudio de la Fundación ANAR ha analizado un total de 89.808 llamadas sobre abuso sexual que fueron necesarias para atender los 6.183 casos a los que esta fundación ofreció su ayuda entre los años 2008 y 2019.

La principal conclusión es ese aumento de la violencia sexual ejercida sobre los menores de edad. “Donde antes había un caso hoy hay cuatro”, decía Benjamín Ballesteros, director de Programas de ANAR.

Este informe revela que la tecnología ya está presente en uno de cada cinco abusos a menores. Uno de los más habituales es el sexting, la difusión o grabación de fotografías o vídeos de contenidos íntimos sin el consentimiento del menor que protagoniza esas escenas.

En los últimos años ha aumentado también el número de agresiones en manada, las perpetradas por dos o más personas, que ya son una de cada 10. En este caso las víctimas siempre son adolescentes y los expertos consideran que el incremento de este tipo de delitos está relacionado con el acceso a la pornografía a edades muy tempranas.

La inmensa mayoría de las víctimas son niñas y adolescentes, y además los abusos contra mujeres han subido 10 puntos con respecto al 2008. Las agresiones no suelen ser casos aislados: en el 69% de los casos hay una reiteración que puede prolongarse en el tiempo hasta nueve años.

El 54% de los menores que han participado en el estudio dicen haber sufrido algún tipo de violencia o intimidación. Sin embargo, hay una gran dificultad para demostrar el abuso porque en el 80% de los casos el agresor no dejó marcas o heridas visibles.

El perfil del agresor es un hombre (96%), casi siempre cercano al entorno de la víctima. En los últimos años, según el estudio de ANAR, han aumentado las agresiones por parte de los padres biológicos y de los compañeros sentimentales de la madre.

En los menores de 12 años, la mayoría de las agresiones tienen lugar en su casa y en el 70% de los casos el agresor es un familiar, el 36% el padre biológico y en un 34% el abuelo, un tío o un pariente muy próximo.

La Fundación ANAR, que trabaja para ayudar y proteger a menores víctimas de abusos sexuales, reclama un protocolo único de actuación para todo el Estado español. Piden también que haya juzgados especializados y juicios rápidos para evitar que pasen años desde que se produce la denuncia hasta hay una sentencia en firme, y que el delito no prescriba jamás.Otra de las propuestas que se hace desde esta Fundación es que los progenitores que tengan una condena en firme pierdan de forma inmediata y automática la patria potestad.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?