Viernes, 16 de Abril de 2021

Otras localidades

HORA 25 EN DIRECTO HORA 25 EN DIRECTO Especial de 'Hora 25' desde Alcázar de San Juan (Ciudad Real)
Cultura

Descubren un detalle del David de Miguel Ángel que había pasado inadvertido durante 500 años

Revelan que Miguel Ángel ya conocía por aquel entonces el funcionamiento del sistema circulatorio, un siglo antes de que los médicos lo describieran

Estatua del David de Miguel Ángel en Florencia, Italia.

Estatua del David de Miguel Ángel en Florencia, Italia. / lillisphotography (GETTY IMAGES)

Un detalle del David de Miguel Ángel descubierto recientemente revela que el artista ya conocía el funcionamiento del sistema circulatorio un siglo antes de que fuera descrito por los médicos. La escultura, actualmente exhibida en Florencia, Italia, deja ver una prominente vena yugular en el cuello. Un detalle que puede pasar fácilmente desapercibido por su naturalidad pero que representa el estado de excitación que Miguel Ángel quiso plasmar en su obra.

Esa característica que puede advertirse sobre la clavícula de David, es un rasgo sorprendentemente realista para la época teniendo en cuenta que aún no se conocía con exactitud el funcionamiento del sistema cardíaco humano. Anatómicamente resulta fascinante apreciar el realismo que el artista aportó a su famosa escultura.

Un realismo anatómicamente perfecto

El cardiólogo del Marian University College os Osteopathic Medicine en Indianápolis, Daniel Gelfman, fue quien detectó la conexión que había hecho el artista entre la hinchazón de la vena yugular y el estado de excitación que simbolizaba. A pesar de que esa característica también puede representar una reacción a enfermedades como insuficiencias cardíacas o presiones intracardiacas, en el caso de un joven con buen estado físico como el representado en la escultura, solo puede representar un estado de excitación, en este caso provocado por su enfrentamiento al letal gigante Goliat.

El poder de la observación

“Estoy asombrado de su capacidad para reconocer este hallazgo y expresarlo en su obra de arte”, expresó Gelfman. Esta obra maestra del Renacimiento confirma que el artista, al igual que algunos de sus contemporáneos artísticos, tenía conocimientos de anatomía. Según escribió el experto en una carta publicada en la revista JAMA Cardiology, “me di cuenta de que Miguel Ángel debió haber notado una distensión venosa yugular temporal en personas sanas que están emocionadas”.

La singularidad a tener en cuenta en este hallazgo es que el David se creó en 1504 y no fue hasta 1628 cuando William Harvey describió la verdadera mecánica del sistema circulatorio. De hecho, este detalle anatómico puede observarse también en su escultura de Moisés en la tumba del papa Julio II en Roma. En contraste, la vena del cuello del Jesús que yace en brazos de su madre en la obra La Piedad del mismo autor no presenta esta característica, lo cual sería correcto en su contexto.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?