Viernes, 16 de Abril de 2021

Otras localidades

Karlos Arguiñano

Karlos Arguiñano: "No podemos ir a ver a nuestros abuelos y los franceses pueden venir a mamarse como osos"

El chef mostró su descontento con la gestión de la situación pandémica en el país en su último programa de 'Cocina Abierta' emitido en Antena 3

Imagen promocional de Karlos Arguiñano.

Imagen promocional de Karlos Arguiñano. / ATRESMEDIA

No es ninguna novedad que la situación pandémica actual comienza a desgastar a la población, especialmente a aquellas personas que desde el inicio de la pandemia han estado cumpliendo con responsabilidad la normativa vigente y las restricciones estipuladas. El cocinero Karlos Arguiñano es una de esas personas.

En su último episodio de su programa, Cocina Abierta, el chef decidió mostrar su punto de vista sobre la gestión de la situación en la era COVID-19. “Sobresaliente le van a dar a nuestros gobernantes. Nos tienen locos, ¿verdad?”, comentaba Arguiñano.

“Hay algo que no entiendo: yo, por ejemplo, guipuzcoano, no puedo ir a La Rioja. Que está aquí al lado, pegados. Fíjate si me gusta ir a La Rioja e ir a comer a la ‘Alameda’, en Fuenmayor. Tengo unas ganas… Pues yo no puedo ir”, dijo el chef enfadado por la situación.

Con su peculiar sentido del humor, Arguiñano imitó a los dos turistas galos cuando aterrizaron en España poniendo un peculiar acento francés: “Aquí hay juerga, aquí mucho bonito, todo juerga y hay fiesta y venimos aquí a disfrutar, todos estamos muy contentos de venir a España”.

“Sin embargo los franceses vienen como locos a España, que entran por Barajas, parece ser, la mayoría de ellos. ¿Eso cómo es? ¿Me lo podéis explicar? Que nosotros no podamos ir a saludar a nuestros abuelos, a nuestros mayores, con todos los cuidados y que los franceses vengan, se mamen como osos, porque se maman como osos, los hemos visto, porque lo están dando en televisión todo el día", exclamó Arguiñano frente a su enfado por la situación.

"A mamaros como osos, con la mascarilla aquí (exclamó señalándose la barbilla), enseñando el culo a las cámaras... ¿Qué tiene que venir, Macron? ¿Los de aquí qué, no van a ponerse a mandar?", continuó explicando con evidente molestia. “Vamos a controlar un poquito el país porque bastante tienen los políticos con sus rollos, que son insufribles. Estamos los españoles hasta el moño de los políticos. Hasta el moño. No hay un moño solo, parece ser que moños llevan casi todos, porque se comportan como unos 'moñosos'. ¡Qué 'gorileros' son! ¡Qué barbaridad, qué ganas de estar sentados en unos asientos!”, añadió.

Para finalizar su discurso, el cocinero mostró su descontento con el gobierno y concluyó con una crítica a los políticos del país: "Es que mientras están discutiendo no están gobernando. Y tenemos tantos... Si hubiera 100 buenos... pero tenemos 10.000 malos. 100 buenos nos bastarían para que España fuera un país líder, pero claro, con 1.000 malos, somos el hazmerreír".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?