Domingo, 09 de Mayo de 2021

Otras localidades

Truco

Tres trucos para utilizar el suavizante en tu hogar que no conocías y que te van a sorprender

Si eres de las personas que todavía sigue utilizando el suavizante exclusivamente para lavar la ropa te van a encantar estas formas alternativas para disfrutar del olor de este producto en tu hogar

Tres trucos para utilizar el suavizante en tu hogar que no conocías y que te van a sorprender.

Tres trucos para utilizar el suavizante en tu hogar que no conocías y que te van a sorprender. / Gettyimages

Para gustos los colores, y para olores los suavizantes. Cada persona suele tener una o varias marcas favoritas de este producto para la ropa que tiene como objetivo dejar las prendas suaves y perfumadas tras su lavado. Pero, ¿Sabes que hay más formas de utilizar el suavizante en el hogar?

Aunque normalmente el uso que se le da al suavizante es exclusivo para la lavadora, hay algunas alternativas que te van a encantar para seguir aprovechando su aroma en otros rincones de tu hogar o incluso para limpiar suelos o ciertos cosméticos.

1. Recambio del ambientador y eliminador de olores

Esta es una de las formas que más te va a gustar para poder aprovechar el olor de tu suavizante. Además, puedes innovar y salirte del clásico azul o floral que suelas utilizar para adentrarte en algún aroma más tropical.

Esta práctica se ha extendido mucho en las redes sociales, en particular en TikTok, donde varios usuarios ya lo han probado y han descubierto las maravillas que puede ofrecer este truco. Los hay que simplemente rellenan su recambio de ambientador eléctrico con suavizante una vez se les termina el original, pero hay un método más refinado para que aguante más el olor y que, además, te puede servir como eliminador de olores en los textiles.

Si quieres utilizarlo para esta segunda opción te recomendamos que introduzcas el líquido que te vamos a enseñar a preparar en un recipiente con espray (como los de las peluqueras), ya que de esta manera será más fácil pulverizarlo sobre la ropa, las sábanas, los sofás o las cortinas. Así potenciarás todavía más su olor tras el lavado.

Aquí viene el truco: tendrás que introducir, tanto en el espray como en el recambio, la medida de suavizante correspondiente a 1/4 de una taza y mezclarlo con dos cucharaditas de bicarbonato y agua caliente. Vas a sorprenderte con el resultado.

2. Limpiador de suelo

¿A quién no se le ha olvidado alguna vez comprar fregasuelos y cuando ha querido fregar el de su casa ha tenido que buscar una alternativa, o hacerlo simplemente con lejía o vinagre blanco? Estas opciones están muy bien y dan buenos resultados, pero reconocerás que el olor que impregna tu casa después de utilizar un producto indicado para la limpieza del suelo no es lo mismo que cuando usas estas alternativas.

Por eso desde que conozcas este truco no volverás a calentarte la cabeza cuando no te haya dado tiempo a pasar por el supermercado, porque si echas un simple chorro de tu suavizante en el cubo de la fregona conseguirás que quede limpio y con buen olor. Esto se debe a que el suavizante tiene también propiedades como el detergente que actúan como limpiador.

3. Para suavizar alfombras y brochas de maquillaje

Y esta seguramente sea la que menos te habías planteado pero sí, igual que ayuda a suavizar tus prendas tras el lavado, ejerce de suavizante para las alfombras de tu hogar. Muchas veces cuando se limpian las alfombras o están recién estrenadas tienen un tacto áspero, y a pesar de que las hayas limpiado puede que no guarden el olor que buscas.

Si en una botella de 2 litros de agua añades una medida de suavizante y luego frotas tus alfombras con esta mezcla ayudándote de una esponja agradecerás los resultados.

En el caso de las brochas de maquillaje, seguramente hayas notado que con el tiempo y conforme vas aplicándole lavados los pelos se vuelven tiesos, rígidos y duros, impidiendo la aplicación de maquillaje o sombras. Seguro que si te ha pasado esto has optado por la solución fácil, que es tirarlas y comprar otras nuevas, pero con este truco podrás revivir tus brochas favoritas sin tener que vivir ningún duelo.

Simplemente hay que llenar un vaso de agua de tamaño normal y añadirle un chorrito de suavizante, se introducen las brochas y pinceles y se dejan en remojo durante un par de horas. Aclarar y listas para su uso como si fueran nuevas.

Te dejamos además un vídeo que puede ser útil para ti a la hora de saber para qué sirve cada brocha y cómo debe realizarse la limpieza sobre cada una de ellas.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?