Sociedad
Roles de género

Mark Bryan, el hombre que ha desafiado a los estereotipos de género: "Lo que me pongo no cambia quién soy"

Ingeniero, padre y cishetero, Bryan adora llevar faldas y tacones en su día a día y le da igual lo que piensen los demás

Dos de los rompedores looks de Mark Bryan en su cuenta de Instagram. / Mark Bryan (Instagram)

Madrid

La sociedad actual avanza a pasos agigantados, aunque aún le queda mucho por lo que luchar. Uno de los debates vigentes es el de designar un género a la ropa, muchos hombres han decidido desafiar a los roles de género impuestos por la sociedad y disfrutar de la moda sin complejos ni etiquetas.

Más información

Aunque socialmente sigamos influenciados a seguir unas determinadas vías en función de los roles de género, la ropa, la forma de vestir o el maquillaje no tienen por qué tener una clasificación de “para hombres” o “para mujeres”. Una sombra de ojos o unos tacones no quitan la masculinidad. Mark Bryan es todo un ejemplo de ello. "Vi un par de Louboutin que debía tener hace cinco años. Fue en ese momento cuando decidí que iba a usar tacones altos y no me preocupaba lo que la gente pensara de mi", relata Mark

Ingeniero de robótica estadounidense, residente en Alemania, tiene 61 años y adora utilizar faldas y tacones en su día a día. A pesar de las apariencias, Bryan lleva una vida muy convencional entre su trabajo y su familia, el estadounidense trabaja como ingeniero en Alemania y disfruta de su vida junto con su mujer y su hija, quienes siempre le han apoyado con sus peculiares looks. "Me han dado mucho apoyo, todos saben que soy el mismo padre o marido de siempre, lo que me pongo no cambia quién soy", explica Mark Bryan.

Mark se decidió a compartir sus outfits en las redes y desde entonces sus seguidores no han hecho más que crecer. Sus looks están compuestos por una parte de arriba más masculina con camisas, chaquetones y corbatas y una parte de abajo con falda y tacones. "Le quito el aburrimiento a la ropa", el ingeniero considera que los pantalones de hombre son muy sosos y las faldas ofrecen más posibilidades de combinaciones y de color.

Salir de la rutina de negro, gris, azul o marrón que le marcaban los pantalones masculinos, han dado vida y personalidad a sus conjuntos. Para Mark, las faldas y los tacones son todo ventajas, aunque ha asegurado que no es del todo fácil encontrar zapatos de su talla. Para el estadounidense, encontrar faldas de la talla 38 no es complicado, pero sí encontrar unos tacones de la talla 41, un problema que también sufren muchas mujeres.

"Me siento muy cómodo con lo que hago, Si a la gente no le gusta, me parece bien", explica el ingeniero. Aunque su particular forma de vestir, ha generado críticas en varias vertientes: "La mayoría de esas críticas provienen de lo que llevo puesto y no de por qué lo llevo puesto", señala Mark. Hay quien cree que Bryan no merece la popularidad que ha conseguido, puesto que hay personas del mundo LGTBI que utilizan ropa femenina y no tienen esa repercusión, aunque él asegura que "lo que hago no tiene nada que ver con la concepción sexual".

En el trabajo nunca ha tenido problemas en cuanto a su forma de vestir, aunque si que explica que muchos medios han tratado de ponerse en contacto con él llamando a la oficina o presentándose allí presencialmente para obtener fotografías o declaraciones. Este tipo de incidentes le obligaron a tener que eliminar su cuenta de Linkedln para evitar que los medios encontraran su lugar de trabajo.

El objetivo de su cuenta es demostrar que la ropa no tiene por qué tener un género definido, la clasificación como “femenina” o “masculina” es tan solo una imposición social. Aquellos hombres que quieran vestir con faldas de colores vivos o tacones de escándalo, deberían poder hacerlo sin importar la opinión de los demás. “Algunas personas son como animales, atacan a los más débiles. Muéstrale al mundo que no tienes miedo y que nadie puede molestarte. ¿Faldas? Hazlo”, comenta Bryan.

Son muchos los que han cuestionado la sexualidad de Mark en referencia sus looks, pese a que él ha explicado que es heterosexual en múltiples ocasiones. Invita a reflexionar por qué se establece una relación social entre la forma de vestir y la sexualidad de las personas cuando la ropa es un elemento puramente estético. "La ropa no debe dictar un género, puedo usar ropa femenina y mantener mi masculinidad", Bryan explica que hace no tantos años, los pantalones eran una prenda mal vista para las mujeres y sin embargo, ahora es una prenda unisex. Según explica Mark, "creo que la ropa siempre tendrá un género solo porque el cuerpo de un hombre y el de una mujer son diferentes". No obstante, el mundo sigue evolucionando.

El estilo de Mark ha llamado también la atención en el mundo de la moda e incluso Vogue Checoslovaquia y Alemania han realizado reportajes en torno a él. Mark Bryan se ha convertido en todo un icono y ejemplo de la ruptura de los estereotipos de género en la forma de vestir y en los últimos tiempos, más figuras masculinas relevantes de han animado a experimentar. Otro ejemplo de ello en Harry Styles con su rompedor look en la edición estadounidense de Vogue. Todo un intento de derrocar las masculinidades tóxicas y frágiles de la sociedad.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00