Internacional
TURQUÍA INUNDACIONES

De intensos incendios a fuertes inundaciones en Turquía: cuatro muertos ya y un desaparecido por las riadas

El fuego lleva asolando a Turquía durante dos semanas y ahora fuertes lluvias han dejado inundaciones en el noroeste del país

Las fuertes lluvias dejan terribles inundaciones en Turquía. / GettyImages

Las fuertes lluvias y riadas que azotan desde este miércoles la zona noroeste de Turquía, en el Mar Negro, han causado cuatro muertos, mientras siguen las labores de búsqueda para encontrar a un desaparecido. En la provincia de Kastamonu, donde en algunas localidades han caído más de 200 litros por metro cuadrado en 24 horas, las riadas han provocado la muerte de cuatro personas.

Más información

La provincia más afectada es la de Bartin, en la costa del Mar Negro, a unos 300 kilómetros al este de Estambul, donde se han registrado 302 litros de lluvia por metro cuadrado en las últimas 24 horas, informó este miércoles el ministro de Agricultura y Bosques, Bekir Pakdemirli.

Las lluvias torrenciales han destruido viviendas, carreteras y dos importantes puentes en Kastamonu y Bartin, que han dejado aisladas a centenares de personas en varias localidades. El viceministro de Interior, Muhterem Ince, anunció que 634 personas han sido evacuadas por tierra y con helicópteros en Kastamonu, Bartin y Sinop, también afectada por las lluvias torrenciales.

Los estragos del cambio climático

Los equipos de rescate intentan salvar a personas atrapadas por las inundaciones o aisladas por el derrumbe de carreteras y buscan a una mujer de 85 años que desapareció esta madrugada al derrumbarse su casa por una riada. En la vecina provincia de Kastamonu buscan a una niña de 13 años que fue arrastrada por una riada, cuando su padre intentó huir con sus dos hijas de una casa inundada. También en esta montañosa región costera las lluvias destruyeron viviendas y carreteras, además de arrastrar decenas de coches.

En la provincia de Sinop, lindante al este, se midieron 240 litros por metro cuadrado en 24 horas, según los datos del servicio meteorológico turco, y continúan las misiones de helicópteros para rescatar a decenas de vecinos atrapados por las riadas y refugiados en el tejado de sus casas. El servicio de rescates turco AFAD ha advertido en un comunicado que mañana se esperan precipitaciones de más de 100 litros por metro cuadrado en 12 horas en Sinop, por lo que se prevé que continúen las inundaciones, derrumbes y riadas.

Dos semanas de incendios sin tregua

Las autoridades turcas hacen frente a dos nuevos focos declarados este miércoles en el suroeste de Turquía que han vuelto a subir a tres el contador de los focos activos, tras dos semanas de ardua lucha para extinguir las llamas que han dejado decenas de miles de hectáreas de bosque calcinadas. "Nuestra lucha contra los incendios continúa desde hace 15 días. De los 288 focos en 53 provincias, 285 están bajo control. Seguimos trabajando con todas nuestras fuerzas para controlar tres incendios en Mugla, Burdur y Antalya", ha informado el ministro de Agricultura y Bosques, Bekir Pakdemirli, en Twitter.

Este jueves, solo estaba activo el foco de Köycegiz, en la provincia de Mugla, situada en la costa del mar Egeo, donde los bomberos trabajan sin descanso desde el 29 de julio, asistidos por un avión apagafuegos del Ejército del Aire español. Sin embargo, durante la jornada volvió a declararse un incendio en el municipio de Manavgat, en la provincia mediterránea de Antalya, donde ya había ardido una enorme extensión de bosques y tierras de cultivo entre el 28 de julio y el 6 de agosto, causando 7 de las 8 muertes provocadas por los incendios en estas dos semanas.

Además surgió un nuevo foco en el municipio de Bucak, en la provincia meridional de Burdur, tan virulento que la ciudad de Antalya, situada 70 kilómetros al sur, está experimentando una lluvia de cenizas, informa el diario turco Hürriyet. El número de 288 incendios incluye todo tipo de fuegos extinguidos en Turquía desde el 28 de julio, pero Pakdemirli precisó el lunes que entre ellos se contaban 16 incendios de grandes dimensiones, casi todos ellos en la costa occidental y meridional del país.

Todavía no hay un balance oficial de los daños causados. No obstante, el ministro ha cifrado en unas 500 hectáreas los cultivos destruidos, mientras que el presidente de la Cámara de Comercio de Antalya, Davut Çetin, estima que solo el incendio de Manavgat ha arrasado con 60.000 hectáreas de bosque económicamente valioso, sin contar zonas de monte bajo o improductivo

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00