Hora 14 Madrid SurHora 14 Madrid Sur

Fútbol

Premier League

Max Kilman, del parqué a la Premier League

El defensa del Wolverhampton anotó su primer gol como profesional, añadiendo un hito más a su peculiar carrera

Max Kilman celebrando su gol ante el Everton / Getty Images

Madrid

El camino más habitual para un futbolista rumbo a la profesionalidad incluye pasar por el fútbol sala. Ya sea a edades muy tempranas o un poco más adelante, el parqué ha acogido los primeros partidos de muchos jugadores, siendo el paso previo al salto al fútbol tal y como lo conocemos. Pese a esa enorme tasa de abandono, hay excepciones a la regla, futbolistas que aguantan dentro del 40x20 hasta las últimas consecuencias. Y, si hay uno que se ha quedado hasta el final es Max Kilman, compañero de Adama Traoré en el Wolverhampton Wanderers.

Más información

Este joven defensor inglés de 24 años y ascendencia polaca anotó su primer gol como profesional en el Wolves 2-1 Everton que cerraba la décima jornada de la Premier League, algo inimaginable cuando hace seis años debutó con la Selección Absoluta Inglesa de fútbol sala. Por aquel entonces, Kilman jugaba en el Helvécia Futsal y gozaba de un considerable éxito dentro del parqué. Pese a ello, compaginaba su labor con el club londinense de fútbol sala con sus apariciones con el Maidenhead United, equipo de fútbol no profesional de la capital británica.

En 2018 cambió la vida del joven Kilman, ya que el Wolverhampton Wanderers llamó a su puerta. No le querían para su primer equipo en la temporada de su vuelta a la Premier League, sino que llegaría para reforzar al filial. Tuvo que elegir entre el fútbol sala, donde ya acumulaba 25 internacionalidades con la absoluta inglesa, o la oportunidad que llevaba tanto tiempo buscando, eligiendo lo último. Acertó, pues su buen hacer hizo que Nuno Espirito Santo (entrenador de los Wolves por aquel entonces) comenzase a contar con él para el primer equipo, llegando su debut en los últimos compases de la campaña 2018/2019.

A partir de ahí, poco a poco fue ganando más y más minutos, aumentando su importancia y relevancia con el equipo. Su habilidad con el balón y sus buenos fundamentos tácticos extraídos del fútbol sala le hacen indiscutible para Bruno Lage en su primera campaña al frente de los Wolves, mostrando que su talento está alejado de las preferencias que podía tener su antiguo entrenador. Ahora, con 24 años y la puerta cerrada para ser internacional con Polonia, el futuro es brillante dentro de su particular camino hacia el éxito. 

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad