Jueves, 09 de Diciembre de 2021

Otras localidades

ENCUENTROS SER VALENCIA ENCUENTROS SER VALENCIA Encuentros SER con Diana Morant, ministra de Ciencia e Innovación

El exalcalde de Boadilla afirma que actos de Aguirre fueron abonados en negro con conocimiento del PP

Arturo González Panero también afirma que recibió "presiones" del entonces vicepresidente autonómico, Ignacio González, para adjudicar una parcela en Boadilla

Otro acusado, Gonzalo Naranjo, exhibe tres fajos con billetes falsos de 500 euros, para escenificar que pudo entregarlos en un sobre a Correa sin conocer su contenido

El exalcalde de Boadilla del Monte Arturo González Panero

El exalcalde de Boadilla del Monte Arturo González Panero / EFE

El exalcalde de Boadilla por el Partido Popular, Arturo González Panero, ha reanudado este miércoles su declaración como acusado en el juicio por las actividades de la trama Gürtel en el municipio madrileño que gobernó entre 1999 y 2009, cuando estalló el escándalo y fue desarticulada la organización criminal.

El martes respondió a la Fiscalía y este miércoles, a preguntas de su abogado, ha vuelto a incidir en la financiación ilegal del Partido Popular. Ha recalcado que tanto en precampaña como en campaña electoral, en los comicios de 2003 y 2007, el partido se financiaba de forma ilícita y que incluso hubo “actos de la candidata a la presidencia de la Comunidad de Madrid [Esperanza Aguirre] como el del anuncio del cierre de la autovía M-50 por el norte en Boadilla” que fueron pagados “extraoficialmente por 'caja B' o con las comisiones” ilícitas a cambio de adjudicaciones que constan en el sumario.

González Panero ha asegurado que estos gastos irregulares “claro que eran conocidos por el Partido Popular a nivel regional”, y en este sentido ha manifestado que estaban al corriente de la situación, al menos, tanto “el gerente regional como el director de campaña” del PP.

“Esta adjudicación es buena para el PP, es buena para todos”

El exalcalde, también conocido como 'el albondiguilla' por la trama corrupta, ha manifestado además que en ocasiones, “representantes del PP nacional”, cuyos nombres ha dicho no recordar, le telefoneaban para confirmar la petición de Francisco Correa para que adjudicase obras públicas a empresas que colaboraban con la formación conservadora. Sostiene que así sucedió con la adjudicación de un millonario contrato a Teconsa, por el que el PP, supuestamente, se embolsó 120.000 euros. “Me decían que ganaba el partido, ganaban las empresas y ganaba Boadilla”. “En definitiva”, ha añadido, “era bueno para todos”.

El “albondiguilla” también ha admitido “presiones” durante 6 meses del entonces “vicepresidente de la Comunidad de Madrid”, Ignacio González, quien en sintonía con Francisco Correa, exigió cambiar las condiciones de adjudicación de una parcela municipal y adecuarlas a la oferta pública de Majadahonda, para que las empresas buscadas por Correa para la concesión ganasen más dinero en detrimento del erario público.

La escenificación del sobre con billetes falsos de 500 para exculparse

El tribunal también ha sido testigo en esta sesión del juicio de la declaración de Gonzalo Naranjo, hijo del fallecido presidente de la empresa Sufi, Rafael Naranjo, quien fue acusado por recibir una adjudicación amañada de un contrato de basuras en Boadilla a cambio del pago de comisiones a la organización.

Según la Fiscalía, Gonzalo Naranjo fue quien llevó el sobre con una mordida de 157.800 euros a las oficinas que Francisco Correa ocupaba en el número 40 de la madrileña calle Serrano. Naranjo ha dicho que no recordaba ese transporte en concreto, pero que podía ser que su padre le hubiera encargado llevarlo ya que se desplaza en motocicleta y eran habituales ese tipo de encargos. Pero una cosa es que transportara el sobre hasta su destinatario y otra que supiera del contenido, ha dicho, porque “nunca abro los sobres que me daba mi padre u otra persona de confianza”.

En este punto, y antes incluso de que su abogado le formulara la pregunta, ha intentado escenificar que no podía saber que llevaba consigo tal suma sin abrir el paquete. Ha mostrado al tribunal dos sobres de color marrón con burbujas de los empleados asiduamente para transportar documentos u otros objetos. En uno de ellos portaba unos informes, y del segundo ha extraído tres fajos con “billetes falsos de 500” que sumaban “150.000 euros”. “Tres paquetes de 100 billetes cada uno que si se meten en un sobre habitual ocupan prácticamente lo mismo que cualquier contrato o cualquier documento” de los que solía enviar.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?