Internacional
Ucrania

Biden amenaza a Putin con "fuertes medidas económicas" contra Rusia si aumenta la escalada militar en Ucrania

Ambos líderes se han reunido en una cumbre telemática para tratar la cuestión sobre Ucrania

Biden hablará con los líderes de Alemania, Francia, Italia y Reino Unido para explicarles lo comentado en el encuentro virtual

Putin y Biden saludándose en la cumbre virtual / Getty Images

Madrid

Los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y EEUU, Joe Biden, concluyeron este martes su cumbre virtual tras poco más de dos horas de conversaciones. Durante la videoconferencia, el principal tema en la agenda era la tensión en relación a Ucrania.

En un comunicado emitido por la Casa Blanca, la administración Biden ha señalado que le ha trasladado a su homólogo ruso que, tanto Estados Unidos como sus socios europeos, tomarán "fuertes medidas económicas" y "de otro tipo" contra Rusia en caso de que continúe con la escalada de tensión ejercida por el Kremlin en la frontera con Ucrania, donde ha desplazado a entre 70.000 y 94.000 soldados, para una posible invasión.

Además, el líder estadounidense pidió una reducción de la "tensión y un retorno a la diplomacia". Sin embargo, en la cumbre también se han tratado otros temas. En el comunicado señalaron que trataron asuntos relacionados con "el diálogo de estabilidad estratégica entre Rusia y EEUU", así como "asuntos regionales como Irán".

Más información

Por otro lado, según informó la Casa Blanca, Biden llamará a los líderes de Francia, Alemania, Italia y el Reino Unido tras la reunión con el líder ruso para transmitirles los asuntos tratados en la cumbre. La llamada tiene como objetivo poner al corriente a sus aliados europeos del contenido de su conversación con Putin, sobre todo en lo relativo a Ucrania, y en ella participarán el presidente francés, Emmanuel Macron; la canciller alemana, Angela Merkel; y los primeros ministros de Italia, Mario Draghi, y el Reino Unido, Boris Johnson.

El Kremlin acusa a la OTAN

Por su parte, la postura de Rusia tras esta cumbre es la de repartir responsabilidades. Según señala la agencia de noticias Sputnik, Putin ha señalado que no es acertado otorgar toda la responsabilidad por las tensiones a Moscú, señalando que es la OTAN la que desarrolla su actividad en el territorio ucraniano e incrementa su potencial militar a las puertas de Rusia. 

Además, en el ejecutivo ruso tienen exigencias sobre la actitud de los estados occidentales: "Rusia está muy interesada en recibir garantías fiables y jurídicamente vinculantes que excluyan la expansión de la OTAN hacia el Este y el emplazamiento de sistemas ofensivos en los Estados limítrofes con Rusia".

Otro de los aspectos que destacan desde el Kremlin es la denuncia de los "peligrosos intentos de militarización de Ucrania" tras construir su infraestructura cerca de la frontera de Rusia: "El presidente de Rusia dio ejemplos concretos de la política destructiva de Kiev, dirigida al desmantelamiento completo de los acuerdos de Minsk y los acuerdos alcanzados en el formato de Normandía, y expresó su seria preocupación por las acciones provocadoras de Kiev contra Donbás".

Por otro lado, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, explicó que la videoconferencia tuvo lugar a través de un canal de comunicación cerrado "que permite hablar sobre los temas más secretos". Éste ha sido el quinto contacto entre ambos dirigentes, entre cumbres y conversaciones telefónicas, desde que Biden asumiera el poder a principios de este año.

El gaseoducto ruso Nord Stream, en juego

El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, señaló tras la cumbre telemática que "el presidente Biden miró a los ojos hoy al presidente Putin y le dijo que hay cosas que no hicimos en 2014, y que estamos preparados para hacer ahora".

Además, señaló que EEUU "proporcionaría más materiales defensivos adicionales a los ucranianos" a los que suministra ahora, y "fortalecería a sus aliados de la OTAN en el flanco este con capacidades adicionales como respuesta a una escalada" militar de Rusia.

El asesor de Biden también aseguró que, si se produce ese ataque, estará en juego el futuro del gasoducto ruso Nord Stream 2, que transportará gas de Rusia a Alemania por el fondo del mar Báltico, y citó conversaciones con Berlín al respecto. "Si Vladímir Putin quiere ver gas fluyendo a través de ese gasoducto, puede que no quiera asumir el riesgo de invadir Ucrania", dijo Sullivan.

Por último, agregó que el hecho de que todavía no haya gas fluyendo por ese gasoducto supone una "ventaja" para Occidente en sus presiones a Rusia para que no ataque Ucrania, y que la Casa Blanca ha tenido "conversaciones en profundidad" con los Gobiernos entrante y saliente de Alemania sobre el tema.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad