Economia y negocios

El FMI pide a España rebajar el coste del despido y más medidas en pensiones

El informe anual del fondo sobre la economía española rebaja casi un punto las previsiones de crecimiento para este año

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, durante una reunión el pasado noviembre / FMI

Madrid

La misión anual del Fondo Monetario Internacional ha terminado su análisis de la situación económica española y lo hace sumándose a todos los organismos que rebajan las previsiones de crecimiento para la economía española. El FMI calcula que el PIB crecerá este año un 4,6%, lo que supone un recorte de 1,1 puntos respecto a su previsión de octubre. Y el año que viene el crecimiento será cinco décimas menor al proyectado y se quedará en el 5,8%. Los economistas del fondo atribuyen esta ralentización del crecimiento al impacto que sigue teniendo la pandemia sobre servicios como el turismo y prevé España recupere los niveles de PIB previos a la covid a finales de 2022 o principios de 2023.

Pero más allá de las previsiones económicas, el informe analiza la política económica del Gobierno y enumera una serie de recetas a aplicar para mejorar el potencial de crecimiento en los próximos años. Y una de estas recomendaciones es aprovechar la reforma laboral para rebajar el coste del despido y que los contratos indefinidos sean “más atractivos para las empresas”. También aboga por asegurar que la reforma de la negociación colectiva, "preserva la flexibilidad, por ejemplo, permitiendo acuerdos a nivel de empresas con parámetros amplios fijados a nivel sectorial".

La reforma de las pensiones también ha llamado la atención a la misión del Fondo que la ve insuficiente. Según sus cálculos, volver a indexar la subida de las pensiones a la inflación supondrá un gasto adicional equivalente al 3,5% del PIB hasta 2050, por lo que “preservar la sostenibilidad de las finanzas públicas requiere esfuerzos adicionales”, apunta el informe de conclusiones.

Preocupa la nueva ley del alquiler

El informe analiza los efectos de la futura ley de vivienda que incluye mecanismos para topar el precio de los alquileres en algunas áreas de precios altos. Es precisamente esta medida la que no gusta a los responsables del fondo monetario que alerta de que “los topes al alquiler pueden introducir ineficiencias y restringir la disponibilidad de inmuebles para futuros arrendatarios”. Es decir, creen que poner un límite al alquiler terminará reduciendo la demanda de pisos, como denuncian los empresarios.

Otra de las vulnerabilidades de España que detecta el Fondo tiene que ver con la elevada deuda pública. Pero cree que no es momento de empezar a corregirlo para no frenar la recuperación de la economía y lo pospone a 2023, aunque a la vez apremia al Gobierno a presentar las líneas de ese plan para “construir el necesario consenso social y apoyar la confianza de los inversores”

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad