Sociedad

Año trágico para la violencia machista en España: 7 niños y 43 mujeres asesinadas

Además, 30 menores se han quedado huérfanos este año al ser asesinadas sus madres

Un mujer con un cartel en el que se lee: `Anna y Olivia, víctimas de violencia vicaria´, participa en una concentración feminista en Tenerife.(EUROPA PRESS)

Madrid

2021 ha sido un año trágico para la violencia machista porque termina con la cifra más alta de menores víctimas de la violencia vicaria. Tras la pequeña de 3 años asesinada ayer en Madrid por su padre, un ciudadano francés de 47 años, que luego podría haberse suicidado, la cifra se sitúa en 7. Un dato que duplica al del año 2020.

Más información

También terminamos el año con 43 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas, 4 menos que el año pasado y la cifra más baja desde el año 2003. Según datos de Igualdad, solo el 21% de las asesinadas había presentado denuncia contra su maltratador.

Desde 2003, año en el que se empiezan a contabilizar los asesinatos machistas, 1.125 mujeres han sido asesinadas por sus agresores.

Además, 30 menores se han quedado huérfanos este año al ser asesinadas sus madres, según datos de la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género.

"La clave está en la concienciación"

Miguel Lorente, ex delegado del Gobierno para la violencia de género, explica que "la violencia vicaria hay que entenderla como una violencia sistemática contra la mujer que busca causar el mayor daño posible a la madre".

"Cada día más de 4.600 niños viven en hogares donde existe esta violencia y que tiene graves consecuencias para la salud de los menores. Hay que prevenirla y la clave está en la concienciación y detección, ser conscientes de que existe y tomar una actitud práctica para detectarla y poder evitar que se exprese de forma grave".

Lorente cree que ha decaído la preocupación por la violencia machista. “Se comprueba de manera objetiva en los barómetros del CIS. En 2021 sólo el 0,5% de los españoles ha considerado que la violencia machista es un problema grave, a pesar de las cifras de mujeres asesinadas. Esta situación refleja que hay un distanciamiento por parte de la sociedad potenciada por los mensajes negacionistas por parte de la ultraderecha. Es muy peligroso seguir por esa senda".

El asesinato de Ana y Olivia

Este año la violencia vicaria de género ha sido, por desgracia, noticia con el asesinato de las pequeñas Ana y Olivia a manos de su padre Tomás Gimeno. Para Lorente, el caso que supuso un antes y un después fue el de José Bretón “porque los agresores aprendieron que se hacía mucho más daño asesinando a los hijos en lugar de matar a la madre. Se aprecia que aprenden de esa estrategia, causar el máximo dolor a la mujer contra la que dirigen la violencia de género”.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad