Ciencia y tecnología

Un fármaco retrasa la esclerosis múltiple en varios pacientes, según nuevo ensayo

Científicos de la Universidad canadiense de Calgary han demostrado en un ensayo clínico con 35 pacientes que un medicamento para la malaria, la hidroxicloroquina, es capaz de retrasar la evolución de la discapacidad que provoca uno de los tipos más graves de esta enfermedad degenerativa y ahora incurable, que afecta a 2,8 millones de personas en todo el mundo

Resonancia magnética de un cerebro. (Getty Images)

Madrid

Este ensayo en fase 2 ha sido realizado por un equipo de investigación dirigido por el doctor Marcus Koch y ha demostrado que la administración de la hidroxicloroquina ayudó a retrasar el empeoramiento de la discapacidad durante los 18 meses en el que 35 pacientes voluntarios participaron en este estudio, cuyos prometedores resultados se han publicado en la revista científica "Annals of Neurology".

En la actualidad, no existe un buen tratamiento para intentar detener o revertir la progresión de la esclerosis múltiple, porque esta enfermedad empeora progresivamente con el paso del tiempo.

Sin embargo, según el doctor Koch, "nuestro ensayo es un éxito preliminar, que necesita más investigación, con ensayos clínicos a mayor escala".

En concreto, este ensayo clínico siguió la evolución de 35 personas entre noviembre de 2016 y junio del 2021. Los investigadores esperaban ver que al menos el 40% de ellos (es decir, en este caso, 14 pacientes), experimentaran un empeoramiento significativo de su función para caminar, pero al final del ensayo, sólo ocho participantes habían empeorado.

Además, la hidroxicloroquina fue generalmente bien tolerada.

Fármaco aprobado

La hidroxicloroquina es un medicamento contra la malaria que se usa más comúnmente para controlar los síntomas de la artritis reumatoide y de las enfermedades autoinmunes como el lupus.

La esclerosis múltiple es una enfermedad en la que el sistema inmunitario del cuerpo ataca sus propios tejidos y, por lo general, es de larga duración y, a menudo, afecta el cerebro, la médula espinal y los nervios ópticos de los ojos.

Por estas razones, puede causar problemas de visión, equilibrio y control muscular, aunque los efectos son diferentes para cada persona que padece la enfermedad.

El Doctor Koch y el equipo de investigación han estado estudiando el uso de la hidroxicloroquina en la esclerosis múltiple durante varios años y creen que tiene potencial para lograr resultados aún mejores como terapia, si se combina con otros medicamentos seleccionados.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad