Tenis
Novak Djokovic

Djokovic aterriza en Serbia tras ser deportado desde Australia

El serbio ha conocido este lunes que si no se vacuna no podrá jugar tampoco Roland Garros

Belgrado recibe a Djokovic como un héroe tras ser expulsado de Australia / ATLAS

Madrid

El tenista número uno del mundo, Novak Djokovic, ha aterrizado este lunes en el aeropuerto de Belgrado, la capital de Serbia, tras perder la batalla legal por no estar vacunado y ser expulsado de Australia. El deportista, de 34 años, ha sido recibido por cientos de seguidores que lo aclamaban a las puertas de la terminal como un héroe. 

Sin Open de Australia ni Roland Garros

Más información

El primer ministro australiano, Scott Morrison, ha asegurado que el tenista serbio Novak Djokovic podría retornar al país oceánico si se dan "las circunstancias adecuadas", después de que éste fuera expulsado anoche tras la cancelación de su visado por no cumplir con los requisitos de vacunación. "Se trata de un periodo de tres años, pero existe la oportunidad de que vuelvan en las circunstancias adecuadas y eso se consideraría en su momento", ha asegurado. De momento, no podrá jugar el Open de Australia este año y tampoco Roland Garros si no se vacuna, ya que el gobierno francés, que hace unos días abrió la puerta al número uno del tenis mundial, ha decidido rectificar su postura y no podrá participar ningún tenista que no tenga la pauta de vacunación completa. 

El tenista serbio viajó a Australia con un permiso especial, sin estar vacunado como lo exigía la ley migratoria de ese país. Las autoridades australianas cancelaron su visado diez días después de su llegada y tras varias comparecencias ante la justicia del país y de una estancia de varios días en un hotel de solicitantes de asilo, una situación que su familia calificó como algo "inhumano".

Apoyo de Serbia

El presidente del parlamento serbio, Ivica Dacic, ha declarado que la decisión de Australia de revocar el visado al tenista serbio "es la victoria de la política sobre el deporte", y aseguró que el trato que tuvo Djokovic fue "humillante y asqueroso". "Objetivamente, todo fue en función de la lucha política interna en Australia y es un acto muy incorrecto de las autoridades australianas", ha dicho Dacic, quien ha apuntado que Djokovic también es portador de un pasaporte diplomático serbio.

Una opinión extendida en Serbia es que Djokovic ha sido un "chivo expiatorio" en las luchas políticas en Australia antes de las elecciones de este año. Dacic ha indicado que el tenista es un icono en su país, pero que no es visto por nadie como un líder antivacunas.

Serbia, que a principios de 2021 encabezó los índices de vacunación en Europa, cuenta ahora con menos de la mitad (47 %) de su población vacunada con la pauta completa.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad