Tribunales

Una tutora de Madrid denunció una violación anal de una menor seis meses antes de la operación policial

El sumario del caso Sana desvela que al menos dos Hospitales de Madrid tuvieron conocimiento de este caso a finales de agosto

Tres meses después la misma menor llegó al Hospital la Paz denunciando otra presunta agresión sexual

Agentes de la policía, en un foto de recurso. / EUROPA PRESS

Madrid

El sumario de la Operación Sana, una de las mayores investigaciones contra la trata de niñas prostituidas y utilizadas para vender droga en Madrid, desvela datos que corroboran que incluso seis meses antes de que se desarrollase la operación policial contra 37 personas que explotaban sexualmente a menores tuteladas, oficialmente existían denuncias sobre las violaciones que sufrían estas niñas.

Más información

Los explotadores eran jóvenes de la banda latina Dominican Don,t Play (DDP). Usaban a las menores para explotarlas sexualmente y las obligaban además a vender droga. Son diez niñas prácticamente todas españolas a excepción de una rumana y otra dominicana. Algunas de ellas llevaban hasta dos años ejerciendo la prostitución en chabolas y narcopisos.

El 1 de septiembre del pasado año una tutora de la Comunidad de Madrid denunció una violación anal de una menor de 14 años ante la Guardia Civil. Según el sumario al menos dos hospitales, el Infanta Sofia de Madrid y el Hospital Torrejón de Ardoz exploraron a esta menor certificando que había sufrido una violación anal. El primero tuvo constancia de esta violación el 31 de agosto y el segundo al día siguiente después de la denuncia oficial que se hizo ante la comandancia de la Guardia Civil de Paracuellos del Jarama el día 1 de septiembre.

Obligada a mantener relaciones sexuales durante dos días y medio

Esta violación se denunció también ante la Policía Nacional el mismo día que la menor sufrió la última agresión. Según el relato de la propia menor el día 29 de agosto se fugó del centro de menores y "terminó en casa de una mujer desconocida, donde la retuvieron y un varón de origen dominicano le obligó a mantener relaciones sexuales durante dos días y medio, logrando finalmente escapar del lugar aprovechando que el varón dormía".

Según consta en la primera denuncia que se realizó en la Policía Nacional la menor identifica a su presunto agresor como 'El dominicano'. "Me invitaron a fumar cocaína base y ante la presión y el miedo que sentía terminé consumiendo la droga. Posteriormente la mujer de etnia gitana me dejó encerrada en una habitación con llave. Un día después, el lunes por la noche, después de pasar todo el día encerrada, él volvió a entrar y cuando estaba tumbada boca abajo en contra de mi voluntad me volvió a penetrar sin preservativo", añade la denuncia.

Tres meses después la misma menor tutelada llegó al Hospital madrileño de la Paz denunciando otra presunta agresión sexual. El sumario recoge un parte de este hospital del pasado 22 de noviembre que califica de sospecha de agresión sexual en la que la menor relata que "fue a Campamento, se encontró con un chico que conocía y se fue voluntariamente con él a una casa donde vendían drogas. Allí consumí mucha cocaína y porros y ya no recuerdo más hasta esta mañana que me he despertado en el suelo y él estaba con un cenicero encima de mi".

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad